Archivo de la etiqueta: Genís Segarra

Hidrogenesse / Roma

Hidrogenesse Roma

Ya puedes escuchar el nuevo álbum de Hidrogenesse. Se llama ‘Roma’, como la ciudad. ‘Roma’. Tiene diez canciones, algunas son solemnes y otras cómicas. Los protagonistas de las canciones son el hombre de barro, el siglo XIX, los viejos, una tormenta, Elizabeth Taylor cuando aún estaba viva y un rumor internacional”. Así es como Carlos Ballesteros y Genís Segarra se refieren, en el spot que han grabado para Spotify, a su último álbum, titulado ‘Roma’ -como la ciudad, Roma- y lo cierto es que, presentado de esta manera, a uno se le escapa cuál es la relación que puedan tener todos estos “protagonistas” entre sí y con la capital italiana. Cosa lógica, porque resulta que la relación es que no hay tal: estas canciones son, según explican, “una acumulación de edificios y ruinas de distintas épocas, todo amontonado y caótico, como la casa de un acumulador compulsivo”. Y como la ciudad, Roma.

Es por ello que no puede tener más sentido, dada la idiosincrasia anárquica del proyecto, que desde 2009 lo hayan comenzado, abandonado y retomado varias veces -en una de estas pausas les dio tiempo a grabar y a presentar en directo ‘Un dígito binario dudoso’, su álbum dedicado a Alan Turing, personaje ahora tan en boga por las nominaciones a los Oscar que ha recibido su biopic-, al igual que tiene sentido que uno de los primeros adelantos de un disco con un nombre con tanta historia fuera ‘A los viejos’ -estupendo ese “la juventud dura cinco minutos”-, una de esas canciones “cómicas” a las que se refieren. También podríamos incluir en este grupo de temas cómicos a la darwiniana ‘Dos tontos muy tontos’, a esa “fantasía exótica, de tema misterioso y tono teatral” que es ‘El hombre de barro’ y, especialmente, a la logradísima ‘Siglo XIX’, que es lo mejor del álbum: el Coliseo de esta Roma musical -¿qué tendrán los siglos que siempre les dan tan buenas canciones?-.

Otro de los rasgos de ‘Roma’ -y de Roma- es la variedad de idiomas que se pueden oír en sus canciones -y en sus calles-: el francés corre a cargo de Jérémie Orsel, vocalista de Dorian Pimpernel, en ‘¿De qué se trata?’ -“de quoi s’agit-il?”- y Joel Gibb, de los Hidden Cameras, canta en inglés en la divertida ‘That International Rumor’, que también incluye un diálogo en italiano extraído de ‘Las brujas‘, de Visconti. Asimismo, en ‘Moix’ -dedicada a Terenci Moix- y en ‘Escolta la tempesta’ reivindican el catalán como lengua de la que también ellos pueden hacer uso: “Parece que solo puede usarse para hacer cierto tipo de música”, protesta Genís.

Confiesan Hidrogenesse que lo que tenían en mente a la hora de confeccionar este álbum era “no tienen por qué parecer canciones”. Unas declaraciones con las que, habida cuenta de lo estrambóticos que son ya de por sí, nos llegamos a temer un disco de escucha inaccesible, tanto más cuanto que la filosofía que lo inspira es la de la amalgama de elementos discordantes. Sí que es cierto que algunos temas, como ‘Elizabeth Taylor’, parecen algo perjudicados por esa falta de interés en intentar hacer un tema pop clásico. Pero, en general, ‘Roma’ se revela como una metrópolis idónea para ser del todo disfrutada. Aquí y ahora, en el siglo que viene, en el siglo pasado o dentro de dos mil años. 7,3/10.

Crónica del concierto: Hidrogenesse y Chico y chica en Ocho y medio (Madrid) – noviembre 2012

Los fans del pop en español teníamos el sábado una cita ineludible en el club Ocho y medio, pues los dos grupos bandera del sello Austrohúngaro, ni más ni menos que Hidrogenesse y Chico y chica, compartían escenario. Los primeros son tan buenos que un concierto suyo nos gustaría fuera cual fuera el setlist, pero es que el del sábado resultó ser casi tan brillante como la americana que llevaba Genís. Empezaron con ‘Love letters’ -es por canciones como ésta por las que nos atrevemos a tildarlos de “estrafalarios”– y siguieron alternando temas de sus discos anteriores (‘Vuelve conmigo a Italia’, ‘Vamos a casarnos’, ‘Caballos y ponis’, ‘Schloss’, ‘A-68’) con los de su último álbum, muchas veces acogidas con el mismo entusiasmo (la c.e.c. ‘Captcha cha-cha’ es un trallazo en directo, como ya predijimos, al igual que ‘Enigma’, que gana enteros con el apéndice que le añadieron: ‘Maricas’, de los Punsetes). En ‘Eres PC eres Mac’ intercalaron el precioso estribillo de ‘Historia del mundo contada por las máquinas’ -para el que escribe esto, la mejor canción nacional del año- y -sacando su artillería pesada- no se olvidaron de tocar ‘Disfraz de tigre’ y ‘No hay nada más triste que lo tuyo’.

No obstante, el verdadero reclamo de la noche era el regreso de Chico y chica, que llevaban casi dos años sin pisar un escenario. Para esta destacada ocasión, Alicia se convirtió, entre canción y canción, en una reportera, contestando José Luis a sus preguntas en nombre del dúo: una entrevista que provocó las carcajadas del público prácticamente cada vez que alguno de los dos abría la boca. Tocaron ‘Los estudiosos‘ de cabo a rabo -inmejorable ‘Tú que sabes’- pero, además, nos dieron el gustazo de tocar hits incontestables -o, como ellos las llamaron, “canciones normales”- de la altura de ‘Bomba latina’, ‘Tú, lo que tienes que hacer’, ‘No comprendes que te amo’ o ‘Findelmundo’. Antes de los bises, interpretaron ‘Indicios de arrependimiento’, de Carlos Berlangamás vale arrepentirse de lo que se ha hecho que de lo que no”, comentaron- para volver a salir al escenario a despedirse con ‘La joven investigadora’ y ‘No me preguntes la hora’ -impagables sus desfiles con el “strike a pose” de ‘Vogue’ de fondo-. En resumen, que el que no se lo pasó bien, fue porque no quiso y que si te lo perdiste, eres lo peor y no tienes ni idea. God bless Austrohúngaro!

Hidrogenesse – Captcha cha-cha: c.e.c. #64


Hidrogenesse han tenido la buenísima idea de dedicarle un álbum al científico Alan Turing, ‘Un dígito binario dudoso‘, del que ya os hablamos. Obviamente, con semejante premisa, no podían dejar de hacer una canción sobre los captchas, esos mecanismos tan de actualidad que sirven para distinguir a los humanos de los ordenadores y que están basados en la Prueba de Turingcomo explican Carlos y Genís, captcha es un acrónimo de “Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart” y, de hecho, el estribillo de esta canción reproduce parte de ese rimbombante nombre-.

Con un ritmo inspirado en el chachachá y una apropiadísima letra sobre las imposturas, ‘Captcha cha-cha’ contiene uno de los versos más adictivos que se han compuesto últimamente, “Si fueras una persona, serías un espía/haciendo las locuciones de una compañía de telefonía”, ideal para cantar a grito pelado este fin de semana en su concierto junto a Chico y chica en Madrid. El videoclip, que podéis ver aquí abajo, es la guinda del pastel: un conjunto de imágenes del programa de televisión ‘What’s My Line?’. Como siempre, geniales.

Hidrogenesse / Un dígito binario dudoso


Hidrogenesse es un grupo español cuyo primer EP incluía una versión de una canción de The Magnetic Fields, cuyo último EP consistió en reinventar cinco canciones del último disco de The Hidden Cameras y que ha participado en homenajes a Surfin Bichos y a Carlos Berlanga. Con tales referencias es imposible no prestarles toda la atención del mundo, y más, a cada uno de sus movimientos. El último se titula ‘Un dígito binario dudoso’ y es un homenaje al matemático Alan Turing, considerado uno de los padres de la computación. ¿Qué sería de Hidrogenesse sin ordenadores?

Carlos y Genís han tenido la delicadeza y el buen gusto de comenzar el álbum con una canción titulada ‘El beso’: “Esta canción es un beso para despertar a Alan Turing”. Como ellos mismos explican, Alan Turing, fascinado de niño por la película ‘Blancanieves’, decidió terminar con su vida a los 41 años mordiendo una manzana bañada en cianuro. Según el cuento, la única forma de despertar del hechizo es con un beso, materializado en esta bonita canción, que cuenta con una percusión imitando el sonido (“toc-toc”) de una puerta a la que se llama -la de Alan Turing, claro-.

Las canciones de ‘Un dígito binario dudoso’, llenas de detalles de este tipo, hacen un repaso por toda la vida del matemático: desde la temprana muerte de su mejor amigo de la infancia en ‘Christopher’, a la prueba que desarrolló para demostrar que las máquinas pueden pensar en ‘CAPTCHA Cha-Cha’, pasando por ‘Love Letters’, una traducción de las letras de amor que generaba un programa de la primera computadora de la Universidad de Manchester desarrollado para ello por Alan y su compañero Christopher Strachey.

Aunque Hidrogenesse han demostrado un mimo por el detalle increíble, los resultados no siempre son igual de buenos que en ‘El beso’, y canciones como ‘Enigma’ -donde ponen de relieve la gran contradicción de que el gobierno le concediera una medalla de honor por su participación en la II Guerra Mundial, sin que nadie lo pudiera saber y, a la vez, fuera vox populi que se le había sometido a un tratamiento de castración química por ser homosexual- o ‘Love Letters’ son tan extravagantes que llegan a empañar lo romántico del concepto tras ellas.

Ahora bien, el disco termina de manera inmejorable. Primero, por la recuperación de ‘Un mystique determinado’, canción de su primer EP cuya letra es la traducción tal cual, hecha por un programa de ordenador, de una respuesta que dio Morrissey en una entrevista al ser preguntado por Manchester, ciudad en la que vivió Alan Turing -razones por las que viene muy a cuento recuperarla aquí. Segundo y más importante, por esa maravilla titulada ‘Historia del mundo contada por las máquinas’, una de las canciones más emocionantes que jamás ha firmado el dúo y que le pone a ‘Un dígito binario dudoso’ la dosis que necesita para contrarrestar -¡y con creces!- lo estrafalario que llega a resultar en muchos momentos. 7,2/10.

Astrud anuncian su separación temporal

La noticia del día. Sorprendentemente, tras finalizar el sábado su gira con el Col.lectiu Brossa en el festival Faraday Tardor, el dúo formado por Manolo Martínez y Genís Segarra han anunciado su separación durante al menos dos años. Al parecer Manolo se traslada a Nueva York por una beca que le ha sido concedida, por lo que al menos ese tiempo tendremos que esperar para volver a verlos juntos. Seguir leyendo Astrud anuncian su separación temporal