Archivo de la etiqueta: mejor en vinilo

En Vinilo sabe mejor (VI): Talking Heads–“More Songs About Buildings and Food”


En mi copia del vinilo More Songs About Buildings and Food de los Talking Heads alguien ha apuntado la palabra “Perico“, como si fuese una lista de la compra junkie. No me hacía falta más para enamorarme de este grandioso trabajo del grupo más funky de la escena punk.

En Vinilo sabe mejor (VI): Talking Heads–“More Songs About Buildings and Food” critica

More Songs About Buildings and Food es el segundo album estudio de los mágicos Talking Heads. Fue producido por Brian Eno y sale a la luz en Julio 1978. Es un ovni, nada suena igual. No es punk, aunque Talking Heads haya compartido escenario con los Ramones muchas veces. Se adivinan las influencias del Velvet Underground, grupo adorado de Eno. Nada suena igual, pero encaja de una manera muy particular en su tiempo. Aun así sigue siendo relevante hoy en día. ¿Quién no se identifica con canciones que tratan de edificios, de comida, de amor, de rabia, de esperanzas y miedos?

Los de Talking Heads eran unos frikis salidos de una escuela de arte, nunca fueron punks. Les iban los experimentos con Polaroïds e inventaron el “Art Rock”, magnificas mezclas del “todo vale, ¿porqué no? “. El album suena inocente, funky, divertido. Unos sonidos fríos de guitarras, unas texturas extrañísimas y unos vocales exaltados consiguen dar este toque de chicle a todo el album. Pero esta energía “Happy Flower” sólo esconde una realidad mucho mas siniestra que nos deja muchas veces con mal cuerpo, algo incomodos. Tampoco ayuda la cara de loco de David Byrne mientras canta “Psycho Killer”, parece que no está bromeando del todo.

https://www.youtube.com/watch?v=Kxu5dKqEmZM

Psycho Killer
Qu’est-ce que c’est
Fa-fa-fa-fa-fa-fa-fa-fa-fa-far better
Run run run run run run run away oh oh

La primera canción “Thank you for sending me an angel” va crescendo. Todo parece perfecto,  sube como los principios de un nuevo romance pero acaba con la muy siniestra frase “Oh, baby you can walk, you can talk just like me.
With a little practice, you can walk like, talk just like me” 

Cada canción del album tiene ese doble sentido. Los temas parecen inocentes, pero con este toque de oscuridad que parece que va a estallarnos en el careto en cualquier momento. Y es que al Byrne, se le confunde muchas veces con un irónico, y nada más lejos de la realidad. No hay mensaje oculto en las canciones; solo que la vida es muchas veces todo y su contrario. Así lo reafirma el tema “Artists only”:

https://www.youtube.com/watch?v=yfYZFS7JvT0

“All my pictures are confused
And now I’m going to take me to you.” 

El amor del cual hablan los de Talking Heads es una fuerza tremenda, te hará llegar muy lejos; pero dejará medio muerto por el camino.

https://www.youtube.com/watch?v=6ar2VHW1i2w

I don’t know why you treat me so bad
Think of all the things we could have had
Love is an ocean that I can’t forget

El amor como energía es un tema omnipresente en este trabajo de los Talking Heads, pero tienes que usar esa energía para crear; sino el amor te usará y te dejará medio gilipollas. Hay esperanza en la música de los Talking Heads justamente porque no tienen miedo a abrazar su obscuridad interna. La mejor terapia reside, a veces, en saber que no hay cura para esta mierda que se llama la vida. Si no vas a poder con tus demonios, por lo menos baila un rato con ellos. No puedo sentirme más identificada.

En Vinilo sabe mejor (V): Amy Winehouse – Frank


Hace muy poco, os contábamos como “Back to black” de Amy Winehouse suena todavía cremoso después de más de 10 años. Pero antes de eso, todo el potencial de la artista británica ya se encontraba en un pequeño tesoro menos conocido para el  público. Frank (2003) fue el primer album de mi choni favorita, y todo está ya allí para él que lo quiera escuchar. Menos elaborado, más bruto pero aquí estaba; de eso no hay duda.

amy winehouse frank vinilo critica

Muchos descubrieron Frank después de Black to Black. Se hacía indispensable acercarse al disco más jazzy de la diva para entenderla. ¿De dónde sale esta tía blanca de 50 kilos que canta jazz como si hubiese nacido negra en Mississipi? Antes de incorporar esas influencias macarras a su trabajo, Amy Winehouse nos regalaba un album totalmente alejado de la música comercial del momento. Ambiente de los años cincuenta, homenaje a Frank Sinatra, la Casadevino nos emocionaba con su voz madura y frágil a la vez. Antes de los paparazzis, antes de Blake, antes de los tatuajes; cuando ella sólo era una chica inglesa a quien le gustaba beber una gotica y cantar en el taxi de su padre.

El album cuenta con 13 canciones donde Amy se desnuda entera, como solo ella sabe hacer. “Stronger than me” nos presenta a una chica que está harta de ser la dominante en su relación. No muy feminista la Amy; no.

https://www.youtube.com/watch?v=7CYE0DYIbaw

Why’d you always put me in control?
All I need is for my man to live up to his role

“In my bed” es una de mis canciones favoritas de Amy Winehouse. Se pone muy chula, y avisa a su ex que no significa nada que esté en su cama de vez en cuando cuando le pica.

https://www.youtube.com/watch?v=xdi_yuSgQw8

Now its not hard to understand
Why we just speak at night
The only time I hold your hand
Is to get the angle right

Y no se puede dejar de mencionar al magnifico “What is it about men”.  Con tan pocos años ser capaz de entenderse a una misma tan bien, es una proeza. Piel de gallina cada vez que la oigo…

https://www.youtube.com/watch?v=gzsRZx5gzWg

 

My alibi for taking your guy
History repeats itself, it fails to die
And animal aggression is my downfall
I don’t care ’bout what you got, I want it all

El debut de Amy Winehouse, aunque irregular es totalmente imprescindible para entender el panorama musical actual. Una voz angelical, una actitud de leona poligonera, una cultura musical inmensa, unas letras tan actuales… Amy era contradictoria, nunca pedía perdón por ser lo que era y fue generosa mostrándose siempre de verdad. Una pena que los buitres no se lo pusieron fácil porque echo de menos una artista de este índole en la música actual. Después de tantos años me sigue emocionando su voz, su letra, su vida. Ojalá no se la hubiesen llevado sus demonios. Por lo menos nos dejó una huella en forma de un gran trabajo al cual no me canso de volver.

Nota del album: 7/10

 

 

En Vinilo sabe mejor (III): The Rolling Stones–Some Girls


«No mearía sobre Keith Richards aunque estuviera envuelto en llamas», así de flamenco se puso Sid Vicious, bajista de los Sex Pistols. Pues mira, Sid, antes de hablar de mi Keef te vas a tener que lavar la boca. Vale que los finales de los 70 no fueron, desde lejos, la mejor época de los Stones. Parece que después del maravilloso Exile on Main St. (1972), los Stones habían colgado el cartel de “Paso de hacer buena música que me da mucha fatiga”. Some Girls (1978), es para muchos el último clásico indiscutible de los Stones. La deliciosa respuesta de los Stones a los punkeros, tales el tal Sid.

some girls vinilo rollin stones

 

Si “Exile on Main St” era el genial monstruo de Keith Richards, “Some Girls” es el intento desesperado de Mick Jagger de mantener los Stones a flote. Y si no me creéis, por favor escuchad el muy disco “Miss You” y decirme si no lleva la pata del ambiguo jet setter Mick Jagger. Mira que el “frontman“, no es santo de mi devoción…. Pero con Keith Richards más pallá que paca, Jagger tuvo que llevar sólo el peso del proceso creativo de la banda durante bastante tiempo.

https://www.youtube.com/watch?v=hic-dnps6MU

Son tiempos turbios, la banda parece a punto de palmarla. Keith Richards acaba de ser arrestado en un habitación de hotel en Toronto con más heroína que todos los personajes de Transpotting. El gobierno canadiense no se traga que sea solo para consumo propio.  Así, que Keef se enfrenta a una sentencia de carcel de varios años por posesión de heroína con intención de distribución. Mal asunto… Aparte que el movimiento punk está empezando a dejarles quedar como abuelitos millonarios, es literalmente el momento de renovarse o morir. “Some Girls” es un album excelente, un clásico que dejaba constancia que las piedras que rulan iban a seguir dando guerra antes de jubilarse.

“Some Girls” es un muy Jagger, como os iba diciendo. Y Jagger no es un purista del blues y del rock como puede serlo Keith Richards. A Mick le gusta gustar y experimentar con las cosas del momento. El éxito reside en incorporar las influencias disco y punk de la época sin que deje de sonar como los Stones. “Miss You” es un himno disco a rabiar, me imagino una generación de americanos de narices empolvadas, meneando el esqueleto en la jet set neoyorquina. Muy Jagger, todo…

Sigue “When the whip comes down”, un rock lírico a la Lou Reed, donde un homosexual de California busca aceptación en la fría Nueva York.

I was gay in New York
Just a fag in L.A.
So I saved my money
And I took a plane
Wherever I go they treat me the same

Las influencias punk se ven reflejadas en “Lies” y “Respectable“, que siguen siendo a día de hoy, unos de los temas más duros de la banda.

https://www.youtube.com/watch?v=ptDz5BwAgXQ

El punto de controversia lo pone las letras del tema titulo. Por lo visto, los Stones no han tenido suficiente con sus luchas anteriores con los grupos feministas. Jagger ni se despeina cantando horrores machistas y racistas de esta guinda, que riete tú del reggaeton, Mari Carmen:

https://www.youtube.com/watch?v=92sEgZSmPbY

Black girls just wanna get fucked all night
I just don’t have that much jam
Chinese girls are so gentle
They’re really such a tease

Pero es darle la vuelta al vinilo y entrar en el museo de los horrores, como ese de Cera de Madrid que da un yuyu tremendo. “Faraway eyes”. o Señor.. ¿Que coño hace Mick Jagger cantando con acento sureño un especie de tema country super cutre? Creo que todavía se lo pregunta mitad del planeta. Menos mal que llegan dos temas muy Richards para quitarme el mal sabor de boca (¿Ya os he mencionado que amo a Keith Richards?).

“Before they make me run” es un análisis muy personal por parte del guitarrista. La fiesta se ha acabado, es tiempo de asentar la cabeza. Con voz ronca y con la honestidad que le caracteriza, Richards se despide de la vida salvaje de Rock and Roll que le está desbordando en esos momentos.

Gotta move while it’s still fun
Let me walk before they make me run   

A base de guitarra a puntos de seda. “Beast of burden”, también escrita por Keith Richards es la balada perfecta. De una manera adorable, Keith quiere darle las gracias a su “frontman” quién se hizo cargo de todo el peso de esta bestia gigante que son los Stones, mientras él estaba envuelto en sus propias batallas con la droga. Inspirada por Anita Pallenberg, ¿quién no quiere que le canten al oído?:

I’ve walked for miles my feet are hurting
All I want, for you to make love to me

La guindilla sobre este magnifico album lo pone la portada. Usando esta ilustración de Peter Corriston la volvieron a liar parda. Casi les cuesta una demanda por usar los rostros de famosas tipo Marilyn Monroe sin acuerdo previo; es decir sin saltar las virutas…

“Some girls” no es un album perfecto, muchos fans se sintieron traicionados por los guiños de Jagger hacia la escena disco del momento. Pero fue el mejor album de la banda en mucho tiempo. Sonaba nuevo, sonaba fresquito. Es, sin duda, un clásico que merece la pena incorporar en cualquier colección de vinilos.

Ha pasado mucho tiempo, y siguen levantando pasiones los Rolling. Están de gira mundial para celebrar los 50 años de la banda. Yo, no tengo la suerte de poder ir a verlos. Pero sí estaré este sábado 23 de Septiembre en el tributo de los Sugar Stones en la sala Copérnico, la liaremos a base de Jagger y de rock and roll. Este plan nunca pasará de moda.

En Vinilo sabe mejor (II): The Undertones- The Undertones:


The_Undertones

 

Nacidos en Derry (Irlanda del Norte) a mediados de los setenta, los Undertones publicaron su homónimo debut unos años mas tarde. A pesar de ser coetáneos del surgimiento del punk británico su propuesta se asemejaba mas a los Ramones que a los Sex Pistols, Damned, Clash y compañía, siendo catalogados como Pop-punk.
En sus orígenes, los hermanos John y Vincent O’ Neil (guitarras), Michael Bradley (bajo), Billy Doherty (batería) y Feargal Sharkey (solista) se juntaban en casa de los primeros para tocar canciones pop clásicas, siendo sus bandas favoritas los Beatles y los Small Faces. Luego Damian sustituyó a su hermano Vincent y llegaron los discos punk a sus manos. De este modo fue como poco a poco fueron perfilando un sonido que tendía hacia las canciones cortas e inmediatas, buscaba  los estribillos pegadizos y que anudaba la fuerza del garage de los sesenta y la energía del punk.

 

JPUndertones_3084580k

Fue entonces cuando empezaron a dar sus primeros conciertos en pequeños locales, escuelas, parroquias y salas de “boys scouts”organización a la que pertenecía el cantante Feargal Sharkey.
Si bien comenzaron bajo el nombre “The Hot Rods” fue el batería Billy Doherty quien propuso “The Undertones”, nombre que había descubierto en un libro de Historia.

Su popularidad fue creciendo paralelamente a la inclusión de material propio en su repertorio, hastaq que a principios de 1977 llegaron a ser banda residente de la sala The Casbah (de Derry) cobrando por sus actuaciones. Entonces John O’ Neil compuso “Teenage Kicks” y la cosa se disparó con sus primeros conciertos y giras fuera de la ciudad. Ello hizo que el quinteto comenzara a mandar maquetas a distintas discográficas para poder editar sus canciones, sin obtener ninguna aceptación hasta que una de las copias cayó en manos de John Peel de la BBC quien se enamoró de “Teenage Kicks” hasta el punto de pasarse horas y horas radiándola y de financiarles la grabación de un EP de debut con el hit en los estudios Wizard Sound (Belfast). De este modo la canción fue todo un éxito, además de ser considerada por el propio Peel como “la mejor canción de todos los tiempos”.

Finalmente la compañía Sire records les ofreció un contrato por el que grabaron este debut a principios de 1979 en los estudios londinenses Eden. Bajo la batuta del productor Roger Bechirian, se grabaron los temas habituales de los conciertos de los que se incluyeron 14 cortes en el disco original – en las reediciones en CD se ampliaron hasta 26 – en unas sesiones que duraron dos semanas.

_65387743_undertones

El resultado, fue un disco en el que eran evidentes las influencias del punk, del garage y de la nueva ola, pero que también incluía elementos del glam, del surf y  del post-punk. Con un protagonismo de unas guitarras perfectamente acopladas de los hermanos O’Neill, herederas del garage-rock de los 60 y de los New York Dolls,  y de una arrebatadora y carismática voz de Sharkey que siendo temblorosa y pasional acaba sonando vitalista y luminosa.

Otra de las señas de identidad de la banda fueron unas letras que, a pesar de surgir en un contexto tan politizado como la Irlanda del Norte de la época y a diferencia de los grupos de la escena de Belfast como los Stiff Little Fingers, acabaron versando en la temática universal de los problemas juveniles: la vida en la calle, los desengaños amorosos, la ansiedad, ….
undertones
El resultado es una colección inigualable de hits punk para teenagers llenos de color y frenesí. Píldoras como la impetuosa “Jimmy, Jimmy”, la celebrativa “Here comes the summer”, sin olvidarnos de “Teenage Kicks” con su estribillo redondo, sus guitarrazos pluscuamperfectos y Sharkey interpretando con toda su alma. Las Otras de las anfetaminas pop que hay son “Family Entretainment” con sus campanas rítmicas adornando, “I Gotta Getta” y “Listening In” con los teclados surf a tope o “Male Model” con unos coros que podrían pasar por los Clash si tuvieran reivindicaciones políticas. En “Girls Don’ t Like It” se ven unos solos robados de los Dolls, lo mismo que – mejor dicho, sobre todo- en “Get Over You” que suena como una versión descafeinada de la banda de Johnny Thunders.

O “Jump Boys” con su riff inicial y la declamación a lo Sex Pistols roto por su vuelta y coros popies, “(She’ s A) Runaround” con los Small Faces rondando por allí, o la fugaz “Casbah Rock” homenaje a sus inicios y al rock clásico.

Tras “The Undertones”, la banda publicó tres larga duración mas con elementos de la música soul de la Motown hasta que Sharkey decidió abandonar en 1983 por no compartir el rumbo artístico de sus compañeros. Por si fuera poco Sire records rescindió el contrato por la ausencia de éxitos y “The Undertones” se separaron hasta 1999 en el que volvieron a reunirse sin su voz y líder para publicar nuevo material y dar giras para los mas nostálgicos. Si bien, la imagen de cincuentones cantando sobre angustia juvenil deja claro que su momento quedó atrás con la madurez y sobre todo con la distancia de este disco catalogado como una auténtica obra maestra del pop-punk.