Archivo de la etiqueta: nacionales

Mejores discos nacionales 2014


 

cveec2

10

CVEEC2
Cómo vivir en el campo

Nada nos gusta más que los grupos que ofrecen algo a lo que no estamos acostumbrados. Coger las mejores referencias, meterlas en la coctelera y conseguir un sonido que suene a antiguo y nuevo a la vez no es tarea fácil. Pero, veréis, Pedro, Carlos y Miguel lo consiguen. Con ‘CVEEC’, su costumbrismo pop alcanzó el corazoncito de más de uno, un instant crush que se convertía en amor eterno tras disfrutar de la delicia que son sus conciertos. Con ‘CVEEC2’, la relación de fan ya se convierte en el compromiso más serio. Aires de The Sea and Cake y de Yo La Tengo, canciones que todos grabaríamos en CDs a nuestros ligues y letras que recuerdan al mejor Sr. Chinarro convierten a Cómo vivir en el campo en un grupo que dejó de ser alguien por descubrir para ser alguien por quien suspirar. Escúchalo.

sistersbeforemisters

9

Sisters Before Misters
Wild Balbina

El esperado debut largo de las de Vigo por fin se hizo realidad. Metieron en una batidora a Bleached, Brilliant Colors y numerosas reminiscencias de bandas femeninas, lo mezclaron y cubrieron con un velo de morriña gallega para dar lugar a una visión elegante y cuidada del sonido riot grrrl. Apenas siete canciones que concentran gran cantidad de registros antagónicos y marcan una evolución en la banda, con más pulcritud y menos suciedad. Escúchalo.

portada sierra y canada

8

Sierra y Canadá
Sidonie

Querían hacer algo diferente, y lo hicieron: ‘Sierra y Canadá’ es el disco menos guitarrero de Sindonie. En él han intentado recrear el romance asíncrono entre dos robots a base de beats y ecos que nos transportan al pop con más teclados de los 80. Y aunque su esencia está presente en la mayoría de los temas, no estaría mal que retomaran el camino de los acordes guitarreros para el próximo trabajo. Escúchalo.

ElCariñoModeloderespuestaPolar

7

El cariño
Modelo de respuesta polar

Como meter el dedo en una herida abierta y sacar la mano limpia de pérdida y rencores. El silencio es una presencia continua en el segundo LP de los valencianos Modelo de respuesta solar, y la instrumentación, progresiva, caminando de la desnudez al desgarro. Una decena de temas en los que la voz de Mompó toca donde escuece; más en ‘Miedo’ o la dulcísima ‘Llum’, de apenas treinta segundos. Escúchalo.

rosi

6

Rosi
Templeton

El tercer disco de los cántabros Templeton se ha convertido en un clásico moderno, una colección de diapositivas que oscilan entre la nocturnidad y la claridad ochentera. Diez relatos que vuelven a dejar patente que hacer algo diferente no está al alcance de cualquiera. Nosotros tenemos anotado el teléfono de Rosi en nuestra agenda de los más radiados. Escúchalo.

 

perspectiva-caballera-de-Sr-Chinarro

5

Perspectiva caballera
Sr. Chinarro

Lo nuevo de Antonio Luque ha dado en el clavo, ya que los diez cortes de ‘Perspectiva caballera’ traen de nuevo su pop crepuscular y su poesía costumbrista para recuperar la mejor versión de este clásico nuestro que es Sr. Chinarro. Autoproducido y editado por su propia discográfica, el disco nunca llegará al gran público, pero confirma que la escena underground española se encuentra en plena forma, por los de antes y por los de ahora. Escúchalo.

pavement tree

4

Pavement Tree
Bigott

Cuesta definir con las palabras que merece el último disco de Borja Laudo, la persona detrás de Bigott. El talento del maño para hacer canciones de las de enamorar, con sus toques lo-fi y melodías melancólicas, se bastaba por sí mismo. Pero, con la producción de Jeremy Jay, el último largo de Bigott ha conseguido un nivel de perfeccionismo pop al alcance de muy pocos. Las canciones de ‘Pavement Tree’ se consumen como una bolsa de caramelos: se disfrutan una a una, al principio parecen muchas y cuando se te acaban te preguntas ¿ya no hay más? ‘Gypsy Loop’, ‘Electrolane’ o ‘It’s Ok’ bien podrían formar parte de bandas sonoras de las películas más hipsters del año. Guardemos este LP en el cajón de las joyas, conservémoslo al lado de los intocables. No aparecen discos hechos con tan buen gusto todos los días. Escúchalo.

neuman-if

3

If
Neuman

Golpe de efecto a la altura de lo que se esperaba de esta banda acostumbrada al do-it-yourself. De la mano del sello antaño más underground del pais, Subterfuge, Neuman editan un trabajo que suena a clásico, tanto por las influencias poperas de bandas de toda la vida como por la pureza del sonido alcanzado, fruto de los medios empleados. Todo un mérito sonar a clásico y, a la vez, así de fresco. Escúchalo.

LPIV

2

LPIV
Los Punsetes

Cuentan Los Punsetes que cuando ‘Me gusta que me pegues‘, primer single de su cuarto álbum, llegó al local de ensayo, su reacción fue algo así como “Otra vez la misma puta mierda, ¿ya estamos con esta historia otra vez?”. En efecto, en ‘LPIV’ Ariadna y los suyos se dedican a regodearse en ese planeta tan singular que han ido creando disco a disco y que ahora se llena de animales deseando la muerte -certera ‘Museo de Historia Natural’-, de gente borracha y/o vomitando -hilarante ‘Falso documental’-, de incendios -gran final con ‘Nit de l’Albà’-, de masoquistas y de ciudades que cada vez se merecen más una destrucción bíblica -‘Los últimos días de Sodoma’ es una de nuestras canciones favoritas del año-. Y, sin embargo, está lleno de belleza. Una belleza no apta para todos los públicos, eso sí, pues no es la de un bonito paisaje, sino más bien la de una bolsa de plástico volando por el aire. Si hasta ahora no te habían convencido, ni lo intentes. En caso contrario, he aquí once razones más por las que no querer ni oír hablar de otros planetas. Escúchalo.

la-deriva-portada-vetusta-morla

1

La deriva
Vetusta Morla

Sí, amigos. ‘La deriva’ se corona como mejor disco nacional para Notedetengas. El motor, la potencia y el acabado de sus doce cortes te hacen pasar de cero a cien en cuestión de segundos y eso no nos ha pasado desapercibido. También lo hemos comprobado en vivo y en directo durante la segunda parte del año: sus shows nos han hecho vibrar con la fuerza y profesionalidad a la que nos tienen acostumbrados, confirmando que no hay ni trampa ni cartón y que estos chicos se superan y agigantan a cada paso que dan. Por eso, para nosotros, son merecidos ganadores de este primer puesto. Escúchalo.

Más listas:
Mejores discos internacionales 2014.
Mejores canciones nacionales 2014.
Mejores canciones internacionales 2014.

Mejores canciones nacionales de 2012

20. El palacio de Linares – Himalaya
Como que no quiere la cosa, El Palacio de Linares se cuela entre nuestro top con ese alegre single que es ‘Himalaya’ de su primer EP. No sabemos si es por lo naive de la letra, o por las rimas tan divertidas o por qué pero realmente es una canción que se pega desde que Ángel Román comienza la primera estrofa. Escuchen.

19. Triángulo de amor bizarro – Ellas se burlaron de mi magia
‘Ellas se burlaron de mi magia’, el tema resultado de la colaboración del trío gallego Triángulo de amor bizarro con Sonic Boom, es todo lo que quisimos habernos encontrado a partir del tercer corte en su último disco, ‘Año santo‘, y no hicimos: un impacientísimo tema -y no solo por la letra, con ese “no quiero esperar” repetido una y otra vez- que no puede resumir mejor la esencia del grupo. 

18. Klaus & Kinski – Poderoso caballero
El tercer álbum del dúo murciano Klaus & Kinski, ‘Herreros y fatigas‘, no nos ha gustado tanto como lo hicieron los dos anteriores, lo que no quiere decir que no haya en él canciones que sí nos han gustado tanto como lo hicieron las de los dos álbumes anteriores. El mejor ejemplo es ‘Poderoso caballero’, una suerte de lamento anticapitalista muy acorde con la portada del disco. Con una melodía logradísima y una letra, para no variar, un tanto críptica, contiene uno de sus mejores finales de canción: “Un ajuste estructural irremediable, tan miserable/ intolerable para tu mezquindad”.

17. Arizona Baby – If I Could
Doblete para los barbudos, sí, pero es que el EP que lanzaron a finales de año no deja títere con cabeza. ‘If I Could’ es una joyita que en momentos nos recuerda a Jim Morrisson, otras a Ennio Morricone… un tema desértico con ritmos chamánicos (de reggetón decían algunos) que nos invitan a bailar cual posesos alrededor de la hoguera y seguir al rey lagarto.

16. Musselman – Narrow Path
Y diréis… ¿de dónde ha salido este grupo que no está en ninguna de las listas de otros medios? Pues no lo sabemos cais ni nosotros… pero un día nos escribieron a Acordes Urbanos y alucinamos con su sonido acústico… Suenan a una mezcla de Bon Iver + Arizona Baby + Jethro Tull con un toque de elegancia jazzy, y, por supuesto, toques americanos, que no deja a nadie indiferente. Especialmente la canción que destacamos es una auténtica delicia que no deja de sonar en nuestros reproductores. Sin duda un fabuloso trabajo de presentación y, seguro, uno de los grupos a tener en cuenta este 2013.

15. Beach Beach – Easier
Es complicado quedarse con una sóla canción del ‘Tasteless Peace’ de Beach Beach. Canciones que duran lo que un cigarro, ritmos garajeros, melodías pop y actitud más punk. ‘Easier’ combina todos esos elementos con punteos asincopados y un repetitivo in crescendo final tan usado como efectivo. Si no mueves el pie con ésto, definitivamente, no tienes sangre.

14. Chico y chica – Tú qué sabes
‘Tú qué sabes’ ha sido la gran protagonista del comeback de Chico y chica este 2012 con su álbum ‘Los estudiosos‘. Se trata de una buenísima canción-reproche con un “trasfondo electrónico que no se lo salta un galgo”; una letra que “admite varios contextos: el amoroso, el profesional, el familiar, el económico y el parlamentario“, plagada de frases para repetir en el día a día (“¿Tú qué andas parrapleando?”, “Cara de guisante tú, voz de pito tendrás tú”) y un videoclip en el que “la trama sucede alrededor de una estructura arquitectónica que funciona como metáfora del gran cascarón de orgullo con el que se pasean los airados protagonistas”. En una palabra: imprescindible.

13. Luis Brea – “Baso” es con “v”
Una de esas canciones para estados lacrimosos. Una auténtica historia real del día a día hecha canción que nos toca con un afilado cuchillo lo mas profundo de nuestro corazón. Esta es una de las joyas que encierra ‘Hipotenusa’, el primer largo de este madrileño. La cadencia musical ya la hace diferente pero sin duda es su ácida letra la que la hace impregna de un halo especial.

12. Corzo – Comeback
Para quien no los conozca, Corzo es uno de los grupos que recientemente ha salido de la escena vallisoletana que, seguro, dará mucho que hablar en 2013. Liderado por Ángel Román, han grabado un fabuloso primer trabajo del cual queremos destacar el tema ‘Comeback’ con el que se cierra su trabajo. Una fabulosa pieza que comienza tranquila y acústica y finaliza en un torrente de electricidad. Una delicia.

11. Fira Fem – Cine azteca
Conviene decir que el de Fira Fem es, sin duda, uno de los debuts más refrescantes del año. Una mezcla de sonidos que se digieren igual bien en la pista de baile como entre cuatro paredes claustrofóbicas en una tarde de resaca. ‘Cine Azteca’ es el reflejo más acertado. Una melodía pegadiza, sintetizadores espaciales y montones de reverb. Difícil que nos quitemos de la cabeza semejante cosa.

10. Espanto – Rock’n Roll
El sello Austrohúngaro nos ha dado grandes cosas este 2012 y, además de las canciones de Hidrogenesse y Chico y chica, a finales de año veía la luz el disco de Espanto, titulado ‘Rock’n Roll’, al igual que su mejor canción. ‘Rock’n Roll’, co-producida por Carlos y Genís, está “basada en los tres acordes del rock” y tiene entidad propia suficiente, con su acumulación de “ritmos contundentes, riffs monolíticos y e-bows, muros de guitarras, coros camp setenteros, un guiño a los Stones, arpegiadores disco al estilo Moroder y un bajo frío y sintético” para ganarse un puesto en nuestra lista de mejores canciones nacionales del año.

9. Arizona Baby – Rock’N’Roll Messiah
Arizona son ya un clásico en nuestros tops, y este año no iba a ser menos. Se han sacado de la manga un fabuloso EP y uno de sus temas, ‘Rock’N’Roll Messiah’, es el que más nos ha encandilado, desértico, fresco, viejuno… El sonido de siempre de Arizona aderezado con la voz chamánica de Javier Vielba hacen que sea una gozada.

8. The New Raemon – Risas enlatadas
Uno de nuestros catalanes favoritos que no falta a la cita anual a la hora de sacar nuevos trabajos. En esta ocasión, dentro de ‘Tinieblas, por fin’ nos encontramos con este profundo tema que rompe en nuestro interior al llegar a su colérico estribillo. Una auténtica montaña rusa de emociones y de sonidos que pone de manifiesto el impresionante registro vocal que tiene Ramón y que, como nos tiene acostumbrados,  habla del lado mas oscuro de las relaciones con sus tiras y afloja,  incógnitas y  rendiciones.

7. John Talabot – Oro y sangre
Una puerta que se abre chirriando lúgubremente. Un grito. Ese grito que suena al tiempo que empieza la base es toda una seña de identidad para un tema que engorda con cada capa que Talabot suma al tema una y otra vez, que quita y pone continuamente. El resultado en conjunto es una bola de proporciones extraordinarias compuesta por oscuros y melódicos sintetizadores, percusiones y una base potente y cortante que es de lo mejorcito que he escuchado en mucho tiempo.

6. Hidrogenesse – Historia del mundo contada por las máquinas
Este año, Hidrogenesse nos han divertido y nos han hecho bailar con muchas de las canciones de su álbum ‘Un dígito binario dudoso‘. Tal es el caso de ‘Enigma’ o la c.e.c. ‘Captcha cha-cha‘. Sin embargo, lo mejor del álbum es su última pista, ‘Historia del mundo contada por las máquinas’, que es, como su nombre indica, la historia del mundo, contada por los ordenadores, hecha canción. Y vaya canción. No podemos imaginar mejor forma de cerrar un álbum homenaje a Alan Turing -ese científico inglés que fue condenado por sostener que las máquinas podían pensar- que con un tema que resume lo que ha sido el mundo desde la Revolución Industrial hasta hoy desde el punto de vista, precisamente, de las máquinas. “Un mundo fuera de control necesitará un ordenador” es a la vez el estribillo y el leitmotiv de la canción: una frase emocionante para una canción emocionante.

5. Corizonas – I’m Alive
¿Quien es capaz de quedarse quieto al oir este pedazo de temazo? Vale, no es originario de los Corizonas (canción original de Tommy James & The Shondells), pero… no me digéis que no lo ejecutan a la perfección. Por cierto, ¿lo habéis podido disfrutar en directo? Fuerza, gritos, éxtasis, bailes, cerveza, sudor y una satisfacción y regustillo enorme de poder haberla vivido… porque sí, ¡estamos vivos! Y estos temas son los que nos lo recuerdan. Una auténtica delicia a cargo de los Corizonas.

4. TUYA – Hands of Wasted Men
El álbum debut de TUYA es, sin duda, uno de los que no pueden faltar en las listas nacionales de 2012. ‘Hands of Wasted Men’ fue su primer adelanto y resultó tener todos los ingredientes para convertirse en un verdadero hit. Entró como una bala y decidió quedarse para convertirse, también, en una de las mejores canciones nacionales de 2012. No podemos dejar de escucharla.

3. Toundra – Ara Caeli
Toundra abre su III con una perla post-rockera que recoge y define a la perfección las características que los madrileños explotan en sus composiciones: perfecto equilibrio entre intensidad y calma (algo de lo que no todos los grupos de post-rock pueden presumir), multitud de solos guitarreros, giros inesperados y, como no, una técnica que se nota pulida durante años. El post-rock habitualmente se hace repetitivo, pero Toundra lo moldea a su antojo para crear joyas como Ari Caeli.

2. John Talabot ft. Pional – Destiny
Siempre he defendido que John Talabot crece a pasos agigantados cuando es acompañado por el madrileño Pional a las voces. Su matrimonio beneficia a los dos y ‘Destiny’ es el mayor ejemplo. Una base funk, teclados atmosféricos, los coros en falsete y esa voz que nos martillea con aquello de “It’s destiny”. Podríamos estar bailándolo toda la noche.

1. Los punsetes – Tráfico de órganos de iglesia
Si hace un par de años me dicen que Los Punsetes harían una canción tan descomunal como ésta, no habría dado un duro por ello. Sí es verdad que los madrileños ya habían dado muestras de un enorme talento compositivo en ‘Maricas’ o ‘Tus Amigos’, pero ‘Tráfico de órganos de iglesia’ es el paso definitivo hacia el pop acelerado sin perder nada de su esencia lírica y melódica.

Escucha la lista en Spotify.

Mejores discos nacionales de 2012

10. Thee Brandy Hips – Raincoat
‘Raincoat’ no necesita demasiado poso ni excesivo vaivén. Pero tampoco conviene alejarlo de la estantería. Sus once canciones no revolucionarán el mundo estructural de la canción, pero disparan con precisión a la cabeza y se alojan dentro, no vaya a ser que con las prisas nos olvidemos de sus pegajosas melodías y sus precisos guitarrazos. Sería un error. Un disco que se deja querer, y mucho. Que responde a un patrón sencillo pero que encuentra precisamente ahí su gran virtud. Un disco que sería cantado en 1990, pero también en 2020. La confirmación de que con pocos medios se puede hacer algo precioso y preciosista.

9. Hidrogenesse – Un dígito binario dudoso
El álbum que Hidrogenesse han publicado este año se titula ‘Un dígito binario dudoso’ y es un homenaje al matemático Alan Turing, considerado uno de los padres de la computación -¿qué sería de Hidrogenesse sin ordenadores?-. Las canciones del disco están mimadas hasta el último detalle: la primera se titula ‘El beso’ y cuenta con una percusión imitando el sonido (“toc-toc”) de una puerta a la que se llama -la de Alan Turing, claro, para despertarlo del sueño en el que se sumió al morder la manzana envenenada con la que se quitó la vida-. A partir de ahí, el disco hace un recorrido por la vida del científico, dejándonos por el camino hits del tamaño de ‘Captcha cha-cha‘ o ‘Enigma’ -a la que en directo se le suma ‘Maricas’, de Los punsetes, para convertirse así en ‘Enigmaricas’- y una canción maravillosa como es ‘Historia del mundo contada por las máquinas’.

8. Havalina – H
Havalina ya tenían un hueco propio en la escena musical española desde que presentaron ‘Las Hojas Secas‘ hace dos años. No necesitan definirse ni justificarse. Su camino ya está marcado, y solo necesitan seguir adelante recorriéndolo. El camino del post-rock atmosférico e impactante, de las letras oscuras y misteriosas. ‘h‘ es la esperada continuación de su andadura. Esperada en dos sentidos: por un lado que ya teníamos ganas de que nos entregaran un nuevo trabajo y por otro que no sorprenden. Su camino sigue recto sin modificarse, aunque sí que se perfecciona y explora más a fondo los recovecos que encuentran. Seguir esta progresión geométrica es garantía de éxito.

7. Cosmic Birds – Chronicles of the Windwar
Y nuestros polluelos se hicieron mayores. El disco de Cosmic Birds muestra la estupenda progresión con la que avanzan este cuarteto vallisoletano. Trece cortes de sentimiento folk y alma pop  que te sumergen en una atmósfera en la que se entremezclan canciones alegres y pegadizas como ‘Retarded Rabbits’ o ‘Down to the City’, con profundos y punzantes temas como son ‘The Planets’ o ‘Wearing Cold Light’ demostrando, de esta manera, la calidad que atesoran. Todo esto lo acompañan con un vistoso y entrañable directo donde Mario, David, César y Guille no dejan indiferente a nadie.

6. Los evangelistas – Homenaje a Enrique Morente
Una figura tan única como Morente merecía todos los homenajes que haya podido recibir. Sin duda el más especial, que sobrepasa este objetivo y se convierte en una entidad aparte, ha sido este disco a cargo de las cabezas pensantes de dos de nuestros grupos populares más importantes: Antonio Arias de Lagartija Nick y J, Florent y Eric Jiménez de Los Planetas, en el que se recoge una selección del cancionero del granaino, con el que ambos habían colaborado. Recordando el mítico album ‘Omega’ que grabo con Lagartija Nick, y en momentos superándolo, este ‘Homenaje…’ impresiona por su fiereza de guitarras y desgarro en las voces que a veces pone los pelos de punta, sobretodo en su sección media, con una secuencia de temas impecable donde las voces femeninas entran en juego, como Carmen Linares en ‘Delante de mi madre’ o Soleá en ‘Yo Poeta Decadente’ y en la densa ‘La Estrella’.

5. TUYA – Waterspot
Con Tuya nos pasó algo parecido a Alt-J. De la nada y hasta el fondo. Así fue, verdadero amor a primera escucha. ‘Waterspot’, esperado con ganas, es de lo mejor nacional de 2012, sin duda. Lllegó rodeado de un halo mágico que lo hizo despuntar sobre los demás. Destreza instrumental, experimentación de ritmos y voces. Hipnotiza y agrada de principio a fin, desde ‘All My Best’ hasta ‘Rust’, parando en ‘Wooden House’, un verdadero hit oculto en este tracklist de doce canciones. Disco top.


4. Arizona Baby – The Truth The Whole Truth and Nothing but The Truth
El esperado regreso de los vallisoletanos se ha hecho notar con diferencia.  La genialidad de Javi Bielba, la profesionalidad de  Rubén Marrón y la nueva incorporación a la batería Guille Aragón, han hecho de este nuevo EP una de las obras maestras de este 2012. Directo, eficiente, con temas muy salvajes como ‘If I could’ o ‘Rock’n Roll Mesiah’ que logran atraer la atención hacia esa mezcla de folk americano y country rock con dosis de psicodelia. Además por si fuera poco, lo acompañan con un potentísimo directo cargado de fuerza, coraje y mucha diversión. Esa si es la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.

3. Los punsetes – Una montaña es una montaña
Los Punsetes han vivido siempre como un grupo de culto, adorado por los más puristas y difícil de conectar con el gran público. De hecho, los madrileños eran grupo al que amar u odiar sin término medio. Quién sabe por qué. Por su ácida lírica, por la inmovilidad de Ari, porque su voz puede resultar demasiado monótona o porque, simplemente, no eran un grupo que se tomase en serio. El caso es que, ahora, Los Punsetes han conseguido lo más difícil en el mundo de la música: convertir a los reticentes sin decepcionar a los fieles. ‘Una Montaña Es Una Montaña’ es un disco tan serio, tan elaborado, pero a la vez tan natural y espontáneo que es difícil que no le guste a alguien.

2. Toundra – III
Toundra son al post-rock lo que el coñac al vino: fuera partes atmosfericas, fuera bajones injustificados y vamos a la chicha, al músculo, a lo que de verdad nos interesa. Con este impecable tercer disco el grupo se consolida como uno de los grandes dentro del instrumental patrio y gana además una proyección internacional merecida, y esto es gracias a que en este III nos demuestran de manera brillante que están más allá del genero, que tienen ideas y que son capaces de ejecutarlas con una precisión y tempo apabullante. Bajo una producción de lujo, con la batería omnipresente pero sin molestar, algunos violines perfectos y las absolutas protagonistas -las guitarras- totalmente limpias, potentes y rabiosas, Toundra regalan 6 temas incontestables -todos imprescindibles- cargados de oscuridad y fiereza, en el que reconocemos influencias variadas, partiendo desde el folk, pero sobre todo apoyándose en el metal y en el hard rock del rift monolítico, sin perder esos característicos juegos de guitarras que conversan y se elevan una por encima en una oda grandilocuente, en la línea clásica del post-rock. El trabajo más contundente del año que debería sonar en todos nuestros reproductores a no menos volumen que el 11.

1. John Talabot – ƒIN
Talabot comentaba en una entrevista que ha hecho el disco que le gustaría oir en su casa, tranquilamente, antes de salir, para estar con amigos, etc,… para nada una recopilación de hitazos (aunque los tiene, pero en otro sentido a sus previos singles) para las pistas, y esto nos da muchas claves para describir su trabajo, en el que predomina un elegante tempo lento, que no busca un estallido, sino que hace de la travesía su seña de identidad, el disfrute en sí mismo. ƒIN es un discazo soberbio de house orgánico cargado de más emoción que de beat y producido de una manera espectacular, en el que cada pista es fresca, los samplers son oscuros, sutiles y originales, así como los tratamientos de las voces, y en definitiva las estructuras de los temas. El barcelonés ha compactado un sinnúmero de influencias desde el neo soul hasta el italo, el dubstep, el mediterráneo (o balearic pop) bajo el pilar del house que nos llevan en un evocador viaje imprescindible