Archivo de la etiqueta: Vinila Von Bismark & The Lucky Dados

Crónica Sonorama ’10: Jueves


13 edición del sonorama que podiamos describir como la más ambiciosa en cuanto a su hinchada programación internacional y su buena selección de nacionales, razon por la cual la ocupación fue brutal: pocas o ninguna habitación libre en el pueblo (y casas rurales de alrededor), lleno total de la zona de acampadas e instalaciones abarrotadas de gente, llegando a ser un tanto agobiante el moverse entre concierto y concierto pero sin mayor problema en cuanto al uso de las facilidades (baños, barras de bar y comida); se notó tal y como dice la organización que han llegado al límite de asistentes con las 30.000 personas que han pasado por esta edición del festival (un 35% más que el año anterior) y que han llegado donde se lo propusieron en un principio.

El jueves comenzó con sorpresa, pero fue la única de un día en el que todo salió en cuanto a los horarios -como las demás jornadas excepto algun retrasillo entendible- The Right Ons habian sido reemplazados por los zaragozanos Tachenko que originalmente tocaban el viernes a una hora similar, por motivos que desconocemos. No importó mucho que el publico se viese sorprendido por el cambio y los Tachenko fueron bien acogidos mientras repasaron de manera contundente ‘Compañeros del metal’, ‘La Resistencia’ y ‘Escapatoria’ entre otras de su último disco “Os reís porque sois jovenes” 2010, mientras colaban algunas de las que no pueden faltar en sus conciertos como ‘Amable’ o ‘Afganistán’.

Corriendo para el escenario grande nos encontramos con Shuarma que ya habia comentado su concierto. El que fuera lider del grupo Elefantes (he tenido que acudir a wikipedia para descubrir que lo dejaron en el 2006, ésta es la atracción que tal banda despierta en mi) encontró buena recepción entre el publico con las canciones de “El Poder De Lo Frágil”, su lanzamiento más reciente, que tira un tanto de organo y en ocasiones se va por la senda de lo bailable sin salir mucho de un pop enérgico con gran presencia de vocales muy marcadas. El que fuera apadrinado de bunbury se defendió bastante bien sobre las tablas, faltandole quizás un poco de sentido del espectaculo. Por cierto, no falto ‘Azul’, de Elefantes, para alegría de todos los amantes del hit que alli estabamos congregados.

De los Arizona baby ya no sabemos qué decir. Les hemos visto crecer concierto a concierto y para nosotros ésta actuación cierra un ciclo, el que les ha llevado de actuar en la plaza -escenario pequeño y por la mañana- a colocarles en una hora central del sonorama y buen escenario, pasando por festivales grandes y acompañar en giras a Chris Isaak o a gente grande. Y a pesar de haberles seguido de cerca, o precisamente por ello, podemos decir que fueron de lo más divertido del jueves. Los tres cowboys comandados por el simpatico y gran showman que es Javier Vielba salieron con las mismas ganas del primer día a traernos los aires aridos del lejano texas y a lucirse como hombres de música: percusiones intachables, guitarras estupendas brillando en alguna parte intrumental en la que mezclaron flamenco con country, y voces a la altura. Repasaron ‘Second to none’ destacando ‘Ouch!’, ‘A Tale Of The West’ con su despistante batería reggaetonera y subidon progresivo o su magnifica carta de presentación ‘Shiralee’, y sorprendiendonos con una versión a lo americana, como ellos dijeron, del ‘Das Model’ de Kraftwerk, grupo que lo mismo une a estos amantes del country con potencia como a los surf-rockeros Los Coronas, versión por cierto para la que subieron al escenario a Alex Royal de los Royal Suite para colaborar y terminar por unirnos a su familia Arizona.

Uno de los grupos que no entendemos muy bien dentro del cartel son estos Vinila von Bismark & The Lucky Dados. Está claro que dentro de la programación de este año encontrabamos un poco de eclecticismo pero una banda de rockabilly a una hora central de este festival lo seguimos viendo un tanto extraño, por mucho que nos vaya el estilo. Gustos de lado el show tampoco tampoco dió mucho de si. Canciones correctas con músicos correctos pero nada fuera de lo que no hubiesemos visto ya unas cuantas veces. A destacar las infulas de gran estrella que se marca Vinila, preocupada más en cambiarse de modelito cuantas más veces mejor, enseñar cacho y no perder su pose de diva que en su desaparecida voz. El concierto incluyó un inexplicable parón en el que se presento a todos y cada uno de los miembros de la banda (sií incluido el trompeta del fondo) en el que como si se tratase de una banda de jazz con grandes interpretes en ella todos realizaron un solo instrumental pretendidamente elocuente mientras el publico se aburria. ¿Esto no estaba reservado para U2 y similares? Para terminar el concierto reservaron su single que por supuesto no pudieron ni comenzar: se les cortó el sonido acertadamente tras varios avisos por alargarse más de lo que les tocaba, a lo que Vinila respondió con una de sus cargantes muletillas en ingles cagandose en la organización. Muy mal Vinila, muy mal, en tal caso los amateurs seréis vosotros. Antes de que todo esto pasara ejecutaron una versión salvable del ‘These Boots Are Made For Walking’ con Vielba colaborando y una celebrada versión del Tainted Love, esta vez sin Vinila y mucho más potente, tirando por la via del hard rock más que su línea habitual.

Cerraba el escenario grande del ya frío Jueves un clásico del rock and roll español, Loquillo. Con su actitud vital que sabe trasmitir en escena el gran hombre de negro y su tupe, puro magnetismo, se hizo con el publico fan y con parte del que le daba pereza ver a un clásico tan clásico, y nos regaló buena parte de sus temas míticos, cayeron para eforia del recinto ‘Memoria de Jovenes Airados’, ‘El Hombre de Negro’, ‘Feo, Fuerte y Formal’ y por supuesto aquel ‘Cadillac Solitario’, casi un año después de que en el mismo escenario Sr. Chinarro la versionease. Genio y figura.

Cartel Sonorama 2010: 12-15/8/10


Llega el verano, el calor insoportable, dormir mal, la piscinita, las horas muertas en los aeropuertos por los inevitables retrasos, las terracitas, la playa y por supuesto nuestra cita músical preferida para cerrar la temporada festivalera: el Sonorama! Este año el Sonorama Ribera celebra su XIII edición los días 12, 13 y 14 de Agosto en la localidad de Aranda de Duero con una apuesta por un cartel de lo más completo que hemos visto en las últimas ediciones: repaso de los lanzamientos discograficos nacionales más destacados del año (vaya año más bueno que llevamos) en forma de confirmaciones y gran nivel en los grupos elegidos para llenar el cupo de representación internacional.

Música independiente sin agobios, da gusto ver un concierto al aire libre sin sufrir las horribles aglomeraciones, el festival se realiza en unas buenas instalaciones en las que impera el buen rollo y no te sientes un euro andante a la caza y captura cuando te acercas a la barra; una apuesta por los precios economicos que comienza por la entrada: el bono para todo el festival es de sólo 65 euros y da acceso a los tres días de festival en el que podrás escuchar a más de 50 grupos, derecho a zona de acampada, entrada a la piscina, almuerzo en las bodegas, catas de vino, transporte interno, etc.

hola a todo el mundo vive-la-fete-grand-prix

Pero vamos a centrarnos en el cartel que no tiene desperdicio. Los esperados Lori Meyers, niños bonitos de la nueva generación de músicos granadinos, presentarán su discutido nuevo disco, ese que ha recibido tanto bueno como malo por su arriesgada producción y que en directo se muestra tan defendible como aquellos primeros con los que nos deslumbraron; nuestros queridos Arizona Baby que este año se han ganado tocar en escenario grande (el pasado lo hicieron en el escenario de las bodegas, durante el almuerzo-cata de vinos al mediodía) y vienen de telonear por toda España al gran Chris Isaak inundarán de folk rock del bueno y ritmos country del texas profundo el festival; unos grandes no podían quedarse fuera aunque no tengan disco editado este año: Nudozurdo nos dieron uno de los mejores momentos el año pasado y este les esperaremos en primera fila para que nos vuelvan a poner los pelos de punta con sus intensidades crecientes, atmósferas opresoras y guitarras salvajemente oscuras; los Punsetes con sus punteos concisos, claros y rápidos y esos temas tan redondos que unen mala leche, melodía pop y rabia shoegaze que les hace absolutamente irresistibles y con un directo totalmente recomendable; Estereotypo atacarán directamente a nuestros pies con su formula de sintetizadores, guitarras machaconas y bajos new ordeanos, para quemar zapatilla a altas horas de la mañana; Hola a todo el mundo traerán su preciosismo cromático, lleno de instrumentaciones, coros, y melodías trabajadas que en bloque generan un efecto casi mágico entre el publico; Niño y Pistola conjurando la simpleza del rock clásico, el pop con olor añejo y folk que nos enseñaron John Fogerty o sobretodo el Neil Young del After the gold rush, con la inmediatez y pizca de psicodélica de clásicos como los beatles; L.A. sigue demostrando como llevar un disco más pop y reposado a un sorprendente directo en el que saca oro de unas canciones ya de por si brillantes y afila las guitarras y las ganas hacia el rock con estribillos; con Idealipsticks nos lo pasamos muy bien en el valladolindie y nos quedamos con ganas de repetir: una descarga rockera en toda regla con ecos del rock de los 70s, mostrandose muy enérgicos, gran actitud,  y transmitiendo desde el primer momento, aunque para cerrar por la vía rockera no nos podemos olvidar de los muy grandes Los Coronas con su filosofía rock&roll y ese surf rock instrumental con trompeta que nos encanta y hace menearse hasta las piedras.

planetas delorean al sonorama

Llegamos ya a la parte de los grandes nombres, y en lo nacional no hay duda de que el podio lo lideran Los Planetas. Los granadinos, que este verano se hacen la ruta de festivales al completo, se traen un repertorio en el que su último disco, Una Ópera Egipcia, es el gran protagonista, pero no se olvidan de recuperar himnos. En el Festival Do Norte cayeron, entre otros, ‘Santos Que Yo Te Pinté‘ o ‘El Artista Madridista‘, para alegría general. Aunque seas de los escépticos con este último trabajo no saldrás defraudado.

Si Los Planetas coronan desde la consagración, los Delorean son la sensación de los últimos años. No sólo acaban de publicar Subiza con un importante éxito de crítica y ventas, sino que es más habitual encontrarles de gira por Estados Unidos o cualquier otra parte del mundo que por España, y es que su éxito sin barreras ha calado antes entre el publico internacional que en el patrio, aunque se nota que paso a paso van triunfando en nuestras fronteras, como por ejemplo con ese premio UFI al mejor artista independiente Español . Música de baile con miles de capas para quedarse enamorado de su loop y dejarse llevar en sus ritmos hipnóticos, que en directo llevan al límite y transmiten como lo hacen los grandes.

POBPAH raveonettes

Rematando el festival con los grupos internacionales tenemos que decir que es la edición en la que más brillan los nombres internacionales. Referencias como The Ettes, grupo de NY en formato clásico recuperando a Jon Spencer, el soul de los cincuenta y una pizca de garage de los Cramps, The Sounds, divertidos suecos de corte bailongo y facilón autores de hitazos como Tony The Beat o Living in America, o Brett Anderson de la mítica banda Suede continuando con su carrera en solitario son algunas de estas bandas entre las que dos destacan sobremanera: por un lado The Pains of Being Pure At Heart que facturaron uno de los mejores discos del 2009 con su pop sencillo, algo sucio, potente y juvenil. Estos herederos de la C-86 deslumbraron con un debut lleno de armonías pop tan manifiestas y notorias que recuerdan a grandes como los Belle & Sebastian mas twees, pero nada empalagosos, o a los Teenage Fanclub del Bandwagonesque con mucho más ímpetu.
Y por otro tenemos a The Raveonettes con su sonido sucio y más psicodélico como el de su penúltimo trabajo Lust Lust Lust y las distorsiones imposibles, guitarras hipnóticas, ritmos repetitivos… Vendrán a presentarnos su nuevo trabajo In and Out of Control con esos acordes simples del rock de los 50s y 60s y canciones alegres y luminosas que a menudo contrastan con las letras duras y nada pop.
Las entradas para el Sonorama 2010 ya se encuentran a la venta en Tick Tack Ticket y en atrapalo. El precio es de 65€ el abono de los dos días y 35€ las entradas diarias de viernes y sábado con derecho a camping. Más información en la web del festival: sonorama-aranda.com

Low Cost Festival @ Benidorm, 23-24/07/2010


Low Cost o el festival con 3 aristas musicales diversas: por un lado el “Escenario Budweiser” para los grandes acontecimientos indies al estilo FIB, el escenario “Jack Daniel’s” de ambiente más minimalista y en mi opinión de mejor selección musical y el “Escenario XTI”que albergaba los conciertos Indie patrio en su mayor parte. Hubo de todo: ambiente festivo sin altercados, tranquilo y amigable, mucha presencia femenina entre el público, trilogía granadina: Los Planetas, Lori Meyers, Niños Mutantes, grupos locales de la escena alicantina: Sra Robinson y el rock and roll itinerante de la Furgo Rock and Roll “Vand”, feria del disco, secciones de merchandising, y múltiples zonas verdes acondicionadas (pues se celebró en el Parque L’aigüera de Benidorm)

Viernes 23 de Julio.

Empezamos el recorrido de este alucinante viaje por el escenario Jack Daniel’s, con aire femenino diverso: por un lado la intempestiva americana Jessie Evans y sus canciones electrónico-jazzísticas bailables a ritmo de saxo y baterista habitual en sus conciertos Toby Dammit; siguiéndole a ésta, Vinila Von Bismark & The Lucky Dados que a ratos recordaban a los crudos Stooges y otras a los Specials por su ritmo ska. Nos brindaron un par de versiones rockeras, el “Tainted Love” de Gloria Jones y “Johnny B. Goode” de Chuck Berry. Esta última fue a modo de improvisación mientras arreglaban un problema técnico al contrabajo. Aún así, grandes.
A eso de la media noche, Editors entraban en la plaza de Toros de Benidorm haciendo gala de de la popularidad y el dramatismo un tanto artificial que tanto les persigue. No es el tipo de grupo macro-estadio que personalmente busco en un festival y más si me recuerdan bastante a un cruce entre los ritmos de Interpol y la angustia desangelada de Coldplay por no mencionar a los Bloc Party, y si bien tocaron hits como “An end has a start “ no logré traspasar la monotonía peligrosa que iba desembocando en mí los de Tom Smith y sus guitarras calcadas a los Chameleons. En otro escenario, The Phenomenal Handclap Band empezaron como unos Rapture experimentales, pero las canciones se iban dilatando más de la cuenta y tuve que recortar tiempo para ver más actuaciones. De su actuación me quedo con “Baby”, una recreación soul que mejoraba la contenida en su disco homónimo del 2009.

Sin pausa y apenas unos minutos más tarde, pude comprobar el pop gélido de los daneses Raveonettes con temas que evocaban más si cabe a unos Jesus and Mary Chain capitaneados por Kim Deal, “Heart of Stone” y “Love in a trashcan” fueron cantadas tímidamente por la audiencia. Los temibles barceloneses Tokyo Sex Destruction no fueron plato de mi gusto: ví a una derivación caótica y descontrolada de Jon Spencer y su Blues Explosion deambular ante mis ojos con toda esa escenografía acompañada de ecos, rugidos psicodélicos y distorsiones guitarrísticas propias de unos jóvenes Sonic Youth o también de los Monks, o porqué no mencionarlos, a los geniales The Seeds A eso de las 2:30 de la madrugada un lapsus mental me traicionó y me dirigí a ver a los Niños Mutantes que ya los conocí de haberlos visto en la capital alicantina años atrás. Y digo lapsus, porque se me olvidó que a esa misma hora tocaban los Coronas en el escenario rockero que había dejado atrás hace poco. El directo de los Niños Mutantes me pareció más de lo mismo, sin sorpresas, sin demasiadas ganas y con canciones monotema que acaban por disolver la curiosidad que despertaban años atrás cuando empezaron en su Granada natal con el apoyo que siempre les ha brindado Radio 3.Lo más destacado: “En la tierra”.

Sábado 24 de Julio

Después de dormir poco, un día nublado que hacía presagiar lluvia que por suerte no llegó a materializarse, la segunda jornada empezó con los eclécticos Hola a todo el mundo, un grupo con espíritu hedonista derivado en parte por la procedencia multicultural de cada uno de sus compenentes.
Un poco más tarde los Lori Meyers dieron lo que se esperaba de ellos, un concierto dinámico, entretenido y muy entregado: una tras otra brillaron “Alta fidelidad”, “Luces de Neón” y “Viaje de estudios” con un público muy entregado y fascinado por la vitalidad que emanaban los granadinos.

Un poco más tarde y a la hora señalada, a eso de las 23:30h, saltó al escenario Placebo entre ruidos ensordecedores y más de 6000 personas esperando. Empezaron velozmente con su “Nancy Boy” y siguieron sin miramientos con “Every you and every me”, una prodigiosa versión de Nirvana “All Apologies” coincidiendo con una elucubración personal de quien suscribe, acerca de las similitudes entre Placebo y el camino que abrió Nirvana en los 90’s. Continuando el set list tocaron “Meds” “Post Blue” y “The Bitter End”. El mejor concierto de todo el festival por méritos propios gracias a un Brian Molko muy entregado, interactuando con el público en todo momento con algunas frases en español.
Terminado Placebo descubrimos el talento al desnudo de ese cantautor folky llamado Adam Green y su sentido desenfadado de la vida, como un Jonathan Richman versión acústica y un tanto bebido. A altas horas de la madrugada el sentido soul despertó en mi y decidí marchar al escenario donde ya estaba en marcha la maquinaria soul & roll del tremendo Jesse Dee, alter ego de Eli ‘Paperboy’ Reed & the True Loves, una delicia de nu soul blanco con una maravillosa voz, un sonido muy Nueva Orleans y canciones que son potenciales hits como Alive & Kickin.

Y para finalizar semejante día, un poco de rock and roll juvenil con los chicos de Glasgow, el power trio 1990s. Suyas son “You’re supossed to be my friend”, y “See you at the lights” y así lo hicieron notar a todos aquellos que, aún agotados y exhaustos, nos concentramos para ver su rock desenfadado y juvenil.

La despedida corrió a cargo del funk rock madrileño The Right Ones, con un cantante muy enérgico y una banda muy bien coordinada. Lograron hacer bailar a la mitad del público con sus amenizantes canciones como la archiconocida “Do you thing, babe” con aires de Sly and The Family Stone.
Una despedida que suena a un ‘hasta pronto’, pues el festival en su segundo año ha conseguido el objetivo de agotar todas las entradas a la venta en estos tiempos de oscuridad económica, y potenciando el turismo joven que tanto le hace falta a la provincia de Alicante y concretamente al municipio de Benidorm.

El Festival gustó en su conjunto, con buenos accesos de entrada y salida, con un cartel bastante completo para los dos días, y si bien cruje que la coincidencia de la mayoría de los artistas principales el mismo día. Quizás la brevedad del festival sea sobrepasada por el numerosas bandas que se citan y posiblemente un 3er día, daría escape a muchas bandas que se quedan por ver por falta de tiempo Esta segunda edición del festival ha superado ampliamente a la primera y a muchos les gustaría repetir la experiencia año tras año, pues ya es de echo, el mejor festival -junto al SOS murciano- que posee el levante español.

Agradecimientos especiales a la Organización del Festival, Ayuntamiento de Benidorm y a José Santiváñez Marzo.

Texto de Carlos Giménez
Fotografia Pilar Martinez