25 mayo 2024

Un consejo: hablen de música. Hablen de música con sus compañeros de trabajo, con sus abuelos, con sus vecinos en el ascensor. Y sobre todo hablen de música con la gente que sabe. Disfrutarán del placer de la conversación y con un poquito de suerte descubrirán joyas como The Black Angels.Así fue como los descubrimos, en una conversación con el señor Javier Vielba de Arizona Baby (un auténtico sabio) que fue el que nos recomendó a este grupo. Y en Notedetengas nos apuntamos el nombre y empezamos a investigar. Aún así, lo que nos encontramos superó las espectativas: Phosphene Dream podría ser uno de los discos más destacados de 2010.

Esta banda formada en Austin (Texas) ya tenía otros dos discos a sus espaldas Passover (2007), Directions to See a Ghost (2008), pero ha sido quizá este disco que salió al mercado en septiembre el que les ha hecho quizá más conocidos. El rock psicodélico que practican no es habitual hoy en día y la maestría con la que está cuidado cada segundo del disco hace que nos traslademos plenamente a los 60. Quien les habla no es ningún entendido en psicodelia pero dicen los que saben que entre sus influencias están The Velvet Underground (de una de sus canciones toman su nombre) o incluso los primeros Pink Floyd, pero es cierto que sería difícil compararlos con alguna banda actual. El disco es enorme de arriba a abajo, empezando por la incómoda y malrollista “Bad Vibrations” con la que se abre. También destaca la increíble “Yellow Elevator #2”, que con su título nos insinúa su maravilloso viaje psicotrópico. Y tampoco puede dejarse pasar por ejemplo la casi beatleiana “Telephone”, pero seguro que cada uno descubrirá su favorita escuchando el álbum.

En definitiva, como bien señala la reseña de Phosphene Dream en BBC Music, The Black Angels han conseguido un “sonido auténtico, tanto en el sentido de 1967 como en el 2010”. Ya saben, hablen de música, recomienden y dejense aconsejar.

1 comentario en «The Black Angels / Phosphene Dream»

Comentarios cerrados.