27 mayo 2024

Yo de mayor quiero ser como los Vaccines y reírme anticipadamente de lo que vayan a escribir sobre mí en los blogs y revistas musicales. Ya en su primer álbum se cubrieron bien las espaldas titulándolo ‘What Did You Expect From The Vaccines?’ -y que se dieran por contestados los que fueran a decir que eran puro hype– y ahora que publican el segundo, van y lo llaman ‘Come of Age’ -y que se den por contestados los que vayan a decir que han perdido frescura-. El año pasado ya dejamos claro que de hypenada, pero esta vez, sin embargo, nos tenemos que resistir a caer en su trampa: The Vaccines, como suele pasar en los segundos álbumes, han perdido inmediatez y, además, de manera bastante notable.

Así de primeras, esto suena muy aburrido, pero en realidad no lo es en absoluto. Y no lo es, básicamente, porque ‘Come of Age’ tiene la virtud de contener el mismo relleno que su predecesor -o sea, ninguno-, como puede ir intuyendo quien solamente haya escuchado los tres singles que han sacado hasta el momento (‘No Hope‘, ‘Teenage Icon‘, ‘I Always Knew’), más allá de los cuales aún hay mucho donde rascar.

httpvh://www.youtube.com/watch?v=84no_HITKFo

Y es que, por mucho que las canciones que integran este álbum sean considerablemente menos directas que las que ya conocíamos -puede que a excepción de las punks ‘Ghost Town’ y ‘Change of Heart Pt. 2’-, todas ellas ponen de manifiesto el potencial de la banda, ya sea a nivel lírico -las rimas de ‘Teenage Icon’, el “let’s go to bed before you say how you feel” de ‘I Always Knew’-, melódico o de pura interpretación -el poner en duda el papel de Justin Young como vocalista ante el descubrimiento de lo sexy de la voz del bajista fue sin duda un atrevimiento por nuestra parte, viendo lo sumamente bien que lo hace en ‘Aftershave Ocean’… ¡cuánto talento en el mismo grupo!-.

Lo mejor de todo es que, más allá de lo estrictamente musical, los Vaccines empiezan a dar señales de molar bastante –esto nos suena-. El título del álbum puede que sea una broma, pero en la letra de ‘No Hope’ vemos cómo lo de “llegar a la mayoría de edad” también tiene para ellos una parte exenta de sarcasmo. Parecen, por tanto, situarse en un sano punto intermedio entre no tomarse demasiado en serio a sí mismos -con todo el rollito de “no servimos para ser iconos adolescentes”- y trabajar sin pausa para seguir ganando adeptos -cuidadísimos los vídeos, las portadas, las caras b, el EP de versiones grabado en las habitaciones de los hoteles durante la gira, etc.-. Además, se mojan a la hora de hablar de otros artistas -tampoco era tan difícil tener una personalidad– y han escrito una canción titulada ‘I Wish I Was A Girl’. Ahora sí, podemos decirlo bien alto: para nada nos esperábamos todo esto de The Vaccines. 7/10.