WatchMen: mitificando el mito.

, , Leave a comment

reparto_watchmen

En un momento de Marvels, esa obra que nos narra algunos importantes momentos del Universo Marvel a través de los ojos de un fotógrafo, en que se refiere a los superhéroes como los mitos modernos al igual que Heracles y Odiseo lo fueron en la antigüedad. Seres de extraordinario poder, de habilidades casi increíbles, Dioses en algunos casos pero demasiado humanos en todo momento, capaces de las mayores pasiones y por ello de las mayores traiciones.

Hoy en día es evidente que esos muertos han muerto y ya nadie recuerda si alguien derribó los pilares de un templo o si realmente no fue Charlton Heston quien separó las aguas, pero sí vamos al cine a ver la nueva película de Spider-Man y encumbramos a Hugh Jackman gracias a su actuación como Lobezno en la saga de X-Men. Y de entre todos esos mitos que pueblan hoy en día las pantallas de cine, y que salieron del cómic, uno de los más importantes es WatchMen.

¿Por qué? Vamos a ponernos en antecedentes.

El primer arquetipo de Súper Héroe fue el hombre de acero. Poderoso, indestructible, defensor del sueño americano y todos sus compatriotas, seguido bien de cerca por el hombre murciélago. En este caso nos encontramos ante un hombre normal pero en el pináculo de poder físico humano, inteligente, millonario, guapo y suma y sigue. Durante muchos años los héroes que poblaron las viñetas eran realmente perfectos; nunca perdían (salvo en historias imaginarias), no tenía problemas en su vida real ya que en muchos casos era casi poco más que una anécdota que sacar al final de la historieta. Eran auténticos Dioses, pero con prácticamente poco de humanos. Esto fue cambiando con la llegada de Stan Lee y Jack Kirby al universo Marvel, o más que su llegada con la creación que hicieron del mismo con personajes reales (más o menos, no olvidemos que hablamos de dibujos sobre el papel). Spider-Man tenía un gran poder y una gran responsabilidad, además de problemas con las chicas y con algunos de sus compañeros (hoy habría sido el perfecto nerd). Los cuatro fantásticos son una familia totalmente disfuncional a la que parece mentira no le hayan retirado ya la custodia de sus niños. Eran Dioses pero con los pies de barro. No eran perfectos, ni lo pretendían ser. Poco a poco esto fue afectando a los demás personajes de otras compañías, que cambiaron hacia un ideal más humano en el que se equivocaban y cometían errores en su intento de hacer su propia idea de justicia… quizá hasta llegar el punto de convertirse casi en lo mismo que pretendían combatir.

“Todos necesitamos un hobby, el mío es vestirme de maníaco enmascarado y dar palizas a la gente que no me gusta” Bat-Man salido de la pluma de Howard Chaykin.

Pero los tiempos siguen avanzando y las historias necesitan cambiar, quizá volverse más oscuras para seguir las tendencias de este mundo de interminables grises en el que vivimos ¿y qué mejor forma de marcar un antes y después en la forma de hacer los cómics que con Bat-Man? The Dark Knight y The Killing Joke son dos aventuras del conocido personaje de las mallas negras, pero cambiando radicalmente todo lo anterior hacia un estilo más siniestro, menos blanco y mucho más realista donde realmente no existen héroes ni villanos como se puede comprobar en The Killing Joke. En ésta obra el auténtico protagonista es el Joker, dando todo el juego a la historia y, quizá, revelándonos su pasado que ni el mismo está seguro de recordar hasta dejar claro que no es malo, simplemente pasó algo que le hizo cambiar su forma de vida, que lo volvió loco y Bat-Man es igual. Un enfermo mental que al final encuentra a su compañero de celda junto al que ríe de un chiste sin gracia alguna que representa totalmente la relación que tienen entre ellos.

Y aquí entra WatchMen.

watchmen-cover

Alan Moore (también responsable de The Killing Joke) quería hacer una obra que redefiniera el género de Súper Héroes, abandonar las historias coloristas que no iban a ningún sitio e intentar hacer un cómic de superhéroes realmente para adultos sin que tuviera que usar historias de terror y enseñar pierna de atractivas señoritas para ello. La primera idea pretendía usar a los personajes de la Charlton que recientemente había adquirido DC Cómics, aunque se terminó desechando ya que pretendían convertirlos en parte de su universo normal pero se mantuvo la idea y encontramos claras referencias a ellos. Los Súper Héroes que pueblan WatchMen no son tal, de hecho exceptuando uno de ellos no tienen poderes de ningún tipo; y de hecho el que si los tiene es el menos humano de todos. La historia no lleva por un mundo terriblemente similar al nuestro en el que se han prohibido las correrías de los justicieros, antes llamados aventureros, exceptuando dos de ellos que siguen trabajando para el gobierno y Rorschach que dejó bien claro su posición respecto su retiro obligado. Rorschach es el auténtico protagonista de la obra siendo además el nexo de unión entre todos los demás personajes, y el elemento desestabilizador de la sociedad. Es todo lo que se ha intentado impedir con el acta anti máscaras pero que simplemente han logrado se vuelva más fuerte y poco a poco más desequilibrado. Si bien es cierto que el personaje de Búho Nocturno guarda muchas similitudes con Bat-Man (además de con Blue Beetle, ya que era el concepto original) pero en Rorschach nos encontramos la esencia del defensor de Gotham, en un hombre atrapado por su infantil concepto de lo que está bien y lo que está mal que cas podría definirse por el “papi pega a mami”, se cree estar por encima de la ley, siendo impune para actuar como crea en gana siempre en nombre de la justicia, ensimismado tanto en su cruzada personal contra lo que considera es malo que no llega a darse cuenta que muchos de sus actos lo igualan con quienes se enfrenta. O más bien lo convierten en alguien peor, ya que se supone es un defensor del bien y los débiles. Búho Nocturno es el Bat-Man de Tim Burton (y la referencia visual en la película es clara, así como el traje de Ozymandias que recuerda demasiado al Robin de Chris O´Donnell). Quiero decir que Michael Keaton es un hombre normal, no muy alto, calvete, no demasiado guapo…y Búho Nocturno es igual, el típico varón de mediana edad en medio de una crisis que comenzará a pensar si no fue mejor todo lo pasado, llegando al punto de poner cera al descapotable que tenía de joven pero que en este caso es una enorme nave metálica y un traje con alas. Por el contrario si el personaje recién nombrado es el más humano, sucede los contrario con el Dr.Manhattan que curiosamente es el único que tiene grandes poderes.

En un reciente cómic de SuperMan aparece un personaje (el equivalente al Dr. Manhattan en el UDC habitual) que indica que el es el final de todo lo que el debería ser, estando por encima de los humanos y no termina de entender el motivo por el que preocupan a Kal-El. Manhattan es un Súper Hombre y vive alejado del resto de los mortales, en parte porque puede ver todo el tiempo como uno solo, y por otro lado porque realmente está tan alejado de los hombres que hace tiempo que dejó de considerarlos como sus iguales, son poco más que hormigas que molestan en un pic-nic pero por el mismo motivo son una parte esencial del momento. Si no recuerdo mal (y si no espero que me corrijáis) fue Lord Acton el que dijo “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente” y este justiciero es la viva representación de ello. Se ha corrompido totalmente, de tal forma que ya no queda nada de la persona que fue apartándose además poco a poco de los que quería, en parte porque ha dejado de hacerlo y por otro lado porque el poder aísla y en su caso es un poder casi absoluto.

Desde siempre el hombre ha querido compararse a Dios, construimos la torre de Babel y pagamos el precio, el Dr. Manhattan es literalmente un dios y ha pagado el mayor precio de todos. Perder su humanidad en el proceso. Realmente todo a lo que conlleva esta obra es a crear nuevos mitos, tal y como los tenían los griegos, los romanos, los asirios y nosotros.

Alan Moore consiguió lo que quería, aunque quizá de otra forma. Sin duda es una obra adulta y un referente para todas las posteriores. Logró crear un universo más real que el que existía anteriormente en todos los Súper Héroes, cogió los mitos que ya existían y los mitificó de nuevo haciendo que esos seres invencibles realmente fueran humanos, cometieran errores y las mayores traiciones posibles.

“¿Es el hombre sólo un fallo de Dios, o Dios sólo un fallo del hombre?» Friedrich Wilhelm Nietzsche

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico