Crónica del concierto : Autumn Comets y McEnroe . Sala But . Madrid. Mayo 2015

, , Leave a comment

“Magia a la luz de Subterfuge”

El pasado sábado pudimos asistir al doble combo de la familia Subterfuge en el que McEnroe nos deleitó con su nuevo trabajo a la par que los madrileños Autumn Comets adelantaban nuevas tonadillas para dejarnos con los colmillos bien afilados.
ac2

Es innegable que admiramos a los Autumn Comets , les hemos visto crecer concierto a concierto y emprender un vuelo desde el que pueden jactarse de mirar desde la azotéa a mucha morralla del entresuelo. El sexteto volvía con ganas a tocar en sala grande tras su paso en el Foxbury Fest a principios de año, tras un breve parón el pasado año , en el que su cantante se desplazó unos meses a las Antípodas, la banda ha renovado sus energías y cargado el polvorín para encender la mecha .

AutumnComets_verticalpop

Nuevos temas fueron presentados en el Ocho y Medio por los Comets, a destacar las primeras composiciones – oficiales – en español , y una mayor presencia de coqueteos electrónicos en una base que sigue trayéndonos a la cabeza texturas que recuerdan a unos Death Cab For Cutie compartiendo callos con Mogwai, y donde – bromas a parte – la rugosidad subyacente es allanada con un detallismo presente en la viola de Manu,  en el punzante bajo de Mario, en el multi-registro del polifacético Pablo a la batería, el flirteo con sintes y demás cachibaches de Gonzalo , la rabia a las cuerdas de Emilio y la batuta vocal de Julián.  Buena cuenta dieron además de ‘Moriréis en Camboya’ con especial atención a la ejecución de piezas tan inmensas como ‘Baltimore‘ o ‘Snakes At 3:00 A.M‘ . Nos encanta ver como planean con tanta elegancia vuestras cometas.

rg

La sala alcanzó el llenazo cuando los getxotarras tomaban el escenario para presentar su nuevo trabajo ‘Rugen Las Flores’ el quinto trabajo de una banda que sigue fiel a su línea lírica y a su pureza en la ejecución , algo que cala en un público de toda índole , ávido de historias bien contadas.

‘La Palma’ fue el tema encargado de abrir una velada donde permanecimos con la piel de gallina y el corazón en un puño , en la que nos sentimos identificados, tocados o levemente salpicados por los retales que Ricardo Lezón subraya con tan característica voz. Pero el recién regado jardín de McEnroe era el protagonista de la noche, así continuaron con ‘Cae La Noche’ y ‘Coney Island’ temas que a pesar de su corta edad iban siendo coreados por una masa fiel. La melancolía hace buena base con la experimentación de americana y pop melódico en el que la linealidad es alterado por una constante hilera de particularidades y donde la finura de sus versos es hilvanada al detalle.

Otro de los grandes temas de la banda que realiza su cometido  en la ejecución en distancias cortas es ‘Los Valientes’ como demostraron ante una sala que se mimetizaba con el escenario para hacer los coros en un momento mágico de la noche junto a la escalada colectiva por ‘La Cara Noroeste’. 

Polinizaron su flores con ‘Caballos y Palmeras’ , ‘Como Las Ballenas’ , ‘Electricidad’ o ‘Rugen Las Flores‘, dejando pocos pétalos por arrancar de su nuevo y brillante trabajo. Hicieron suya una sala que alcanzó el sold out y a la que hubo que calmar con una buena dosis de bises para saciar el fanatismo.

mc1

Hora y media de calidez y sensaciones en las que el repaso por su discografía anterior fue cómodo y comedido, en la que el público no dejó de abrazar y sentir suyas las estrofas de McEnroe  (salvo los que con su interminable cháchara creaban un zumbido aterrador , y es que la falta de respeto sigue siendo una constante perenne) , en la que nos sumergimos en otras vidas y buceamos en las nuestras, en la que nos galvanizamos con uno de los grupos que mejor cantan al amor y al desamor.

 

Foto Autumn Comets : Archivo NTD

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico