Crónica del concierto: Bravo Fisher! en la Sala Costello (Madrid) – febrero 2014

, , Leave a comment

Pasadas las diez de la noche subía ayer Bravo Fisher! al escenario de la madrileña Sala Costello, agradeciendo el sold-out a los efectivamente numerosos asistentes, para presentarnos su segundo álbum, ‘El valle invisible‘, continuación de aquel solvente ‘We Were Overnighters‘ que tanto nos gustó por aquí. El disco está tan desprejuiciadamente enfocado a la pista de baile que un concierto parece la manera ideal de disfrutar de las pegadizas canciones de Guillermo Galguera, repletas como están de ganchos incontestables: ese “levantabas mi fe para verla caer” de ‘Sanseacabó’, ese “ya lo sé, todo está en mi cabeza” de ‘Corriendo a ciegas’, ese “son tus restos las migajas” de ‘Un nuevo hogar’… No quedando ahí la cosa, lo cierto es que en directo las letras -tan personales y raras, en el buen sentido de la palabra- se entienden bastante mejor que en el disco -falta de vocalización, el estigma eterno del pop español: ¿alguien descifra algo de ‘Maletas al agua‘?-, con lo que uno se sorprende descubriendo nuevas frases favoritas -la mía, “hicimos trizas los acuerdos que tatuamos en nuestra piel”-.

Pero si algo tenía de peculiar este concierto era la orgía de invitados especiales anunciada por Bravo Fisher! a través de sus redes sociales, y que probablemente se debiera más a cuestiones de afinidad personal que a exigencias de las propias canciones -de hecho, interpretó en solitario ‘Ysis’, el único tema cantado a dúo en el disco-. De entre todas las colaboraciones, nos quedamos con la innegable presencia escénica de Josephine Ayling, con quien interpretó su estupenda versión de ‘Video Games’, y con la guapísima Vega, a quien no le puede pegar más esa melancólica ‘Tras el cristal’ -ella ya le había invitado a él a su concierto de la semana pasada en la sala El Sol y, a decir verdad, la química entre ambos es palmaria-. Mucho más prescindible fue el dueto con Dani, de Despistaos -nombre mediocre para un grupo ídem-, máxime si tenemos en cuenta que el temazo para él reservado era ‘Miradas‘, de largo su mejor canción. No sabemos si Bravo Fisher! es consciente de lo enorme que es ese tema, pero saber que va a estar en el setlist es ya de por sí un motivo sobradamente sólido para no faltar a un concierto suyo. Por suerte para nosotros, anoche pudimos sumar muchos más. Bravo! por él.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico