Damon Albarn / Everyday Robots

, , Leave a comment

damon
No es casualidad que ‘Everyday Robots‘ sea el primer trabajo en solitario -al menos, así lo está presentando- de Damon Albarn, sobradamente conocido por haber capitaneado dos proyectos de enorme éxito como son Blur y Gorillaz. Parece que, siendo como es este álbum su “obra más personal”, tenía que venir firmado exclusivamente por él, con su nombre y su apellido -en la portada reproducidos con tipografía caligráfica, como si de una rúbrica se tratase-. Y no es casualidad solamente por el hecho de que éste sea un disco muy personal, sino también porque, precisamente, de lo que nos habla en él es de las mil y una formas en las que el hombre de la segunda década del siglo XXI puede sentirse solo -tal y como aparece Damon en la portada-, a pesar -o, más bien, por culpa- del galopante desarrollo tecnológico de nuestros días -que, en teoría, iba a servir para conectar a la gente-.

Este hombre conquistado por la tecnología, este “robot cotidiano”, que vive con su pulgar constantemente pegado al teléfono (“We are everyday robots on our phones”, “Everyday robots just touch thumbs”, canta en el corte que da título al álbum), inundado de contenidos las veinticuatro horas del día (“When I’m lonely, I press play”, dice en ‘Lonely Press Play’, para inmediatamente añadir un esclarecedor “Can I get any closer?”), es un individuo cuya observación resulta tanto más interesante cuanto que su aparición es muy reciente –Damon recuerda que, cuando empezó, nadie tenía móviles con cámara-. Que en el disco se le retrate desde una perspectiva algo catastrofista -¿o simplemente realista?- contribuye, sin duda, a mantener el interés del oyente, algo de gran mérito en un trabajo tan áspero y antipático melódicamente como es éste… excepción hecha de ‘Mr. Tembo’, único momento que se presta a la algarabía, en el que se cuenta la historia de una cría de elefante enganchada a la tele. Las referencias a la televisión -que no es un invento muy reciente, que digamos-, también contenidas en ‘The Selfish Giant’, remiten mucho a esa ‘End of a Century‘ de Blur, lo que nos lleva a comparar la situación del mundo entonces y ahora.

Richard Russell, director del sello XL, ha sido el productor del álbum, que también cuenta con la colaboración de lujo de Brian Eno en la pista final, ‘Heavy Seas of Love’, enormemente disfrutable en directo con la incorporación de un coro gospel, tal y como presenciamos en la pasada edición del Festival SOS 4.8. A estas alturas de la película, y tras haber fundado uno de los grupos más importantes de la década de los 90 para luego reconvertirse en los primeros años de siglo, llevándose el hip-hop a su terreno como nadie, uno se podía esperar que el señor Albarn se tomara un merecido descanso. En lugar de eso, otra vez se ha dejado influir por las nuevas revelaciones musicales -la preciosa ‘You and Me’ está inspirada ni más ni menos que en Frank Ocean– para grabar un álbum que plasma a la perfección la cruda paradoja tecnológica a la que nos enfrentamos todos diariamente -no seré yo el único que ha estado en una reunión de amigos en la que cada uno se dedicaba a hablar con otras personas por Whatsapp-. En forma y en fondo, Damon Albarn ha vuelto a dar en el clavo por tercera década consecutiva, confirmándose cada vez más como lo que realmente es: el cronista contemporáneo definitivo. 7/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico