Dover / I ka kené

, , 4 Comments


Es curioso que a los Dover se les venga acusando desde 2006 de “vendidos” cuando, realmente, desde esa fecha, ha sido uno de los grupos españoles más vilipendiados, no ya sólo por la crítica musical, sino por el público en general. Aparentemente, cuando eran rockeros eran buenísimos y le gustaban a todo el mundo, pero las ventas su último álbum rock, ‘The Flame’ rondaron sólo las 50.000 copias, una cantidad que en 2003 era una auténtica birria.

Seguramente este aluvión de críticas, en su mayoría destructivas, se deba, más que a un verdadero fervor por la etapa rockera de Dover, a lo bien visto que está ser seguidor de un grupo de rock. Esto puede parecer una tontería, pero es verdad. Sino, no se explica por qué, cuando Pereza, en la gira de presentación del álbum ‘Animales’ (desconozco si después lo han seguido haciendo) se dirigían al público diciendo “»algunos piensan que somos un grupo de pop«,” la gente abucheara, y la reacción fuera la contraria cuando decían, a continuación, «“otros piensan que somos un grupo de rock”». Todos se equivocaban porque la respuesta correcta era la c), «“en realidad, somos un grupo de hijos de puta«”. No hace falta remontarse tanto para encontrar otro ejemplo: este año, durante su actuación en el Xacobeo 2010 en Santiago de Compostela, los Pet Shop Boys fueron abucheados por los fans de los rockeros (?) y viriles (???) Muse.

Dejando a un lado esta polémica, el caso es que, como ya anunciamos hace tiempo, Dover han sacado un álbum africanista, según cuentan, debido a la influencia que ha ejercido sobre ellos la música de Mali que un amigo de este país les descubrió y que inmediatamente los cautivó. El amigo ha sido muy oportuno porque, casualidades de la vida, la música africanista está triunfando en todo el mundo de la mano de los indies Vampire Weekend, M.I.A, Yeasayer, etc. Esto me recuerda a cierta ocasión en la que Alaska dijo que ella, cuando alguien acusaba a Madonna de no hacer otra cosa que copiar las tendencias que están de moda en ese momento en el underground, siempre la defendía porque, en su opinión, conseguir que esas tendencias lleguen al público general (y triunfen entre éste) tiene su mérito ya de por sí. Lamentablemente, en el caso de que ‘I ka kene’ triunfe en España, el mérito de Dover acabará ahí.

Para empezar, ‘Dannayá’ va a pasar a la historia como el peor single de su discografía. Si el propósito del grupo era, como decía, trasladar esos sonidos a su música, ‘Dannayá’, una canción bastante hortera que recuerda más al ‘Waka Waka’ de Shakira que a otra cosa, no da la talla de ninguna manera. Y lo peor de todo es que ninguna de las que le siguen lo hace. En algunos temas (‘Under your spell’, ‘La réponse divine’) el principal problema es que se han quedado a medio camino entre el electropop del anterior álbum y el africanismo del nuevo, y el resultado es un pastiche que no pega ni con cola. Otras canciones (‘Solitaire’, ‘Junnette’) tienen una letra tan cutre que hacen que prefieras pasar directamente a las que están en bambara para evitar entenderlas, por muy malas que éstas sean (‘I ka kené’). De esta manera, lo mejor del álbum resulta ser lo que más se parece a ‘Follow The City Lights’: ‘Any Love’ y ‘A Bullet To The Heart’, ambas fuera de este berenjenal africanista en el que se han metido Dover y que sólo han resuelto medianamente bien en ‘Yafama’. Las hasta ahora siempre inspiradas melodías de las hermanas Llanos brillan por su ausencia en este álbum tan flojo. Personalmente, mientras lo escuchaba no veía el momento de que el disco se acabara y poder poner ‘Contra‘ de Vampire Weekend. ‘I ka kené’ es un paso en falso en una carrera que últimamente está dando demasiados tumbos. 4/10.

 

4 Respuestas

  1. aralia*

    6 noviembre 2010 14:22

    Acabo de escuchar el single… Ufff…

    El toque popero que le han dado al ‘africanismo’ hace que la canción parezca más propia de Bollywood que de otra cosa. El vídeo además es malo de cojones… y si no lo ves me imagino más a indios bailando que otra cosa…

  2. Jose Manuel

    7 noviembre 2010 14:34

    A mi lo que me sorprende es la evolución de la «fea» de las llanos, la morena… dónde quedaron las camisas de leñador y la cara de John-Karra? Pero si está hasta guapa!!

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico