Entrevistamos a Xoel López “Conseguir esa comunión con el público a través de las canciones, de los versos, es lo más especial que te puede pasar en esta carrera”

, , Leave a comment

Xoel López está de vuelta con un disco precioso, cargado de matices que nos emocionan como solo un compositor de su altura sabe hacer. No podemos evitar bailar con “Jaguar“, imitar los falsetes de “Frutos” o emocionarnos con “Lodo“. Sueños y Pan es el decimocuarto disco de la carrera de uno de los artistas más versátiles del panorama nacional, cuyas canciones se han convertido en la banda sonora de nuestra juventud. Gracias, Xoel.

  • Sueños y Pan es el disco número catorce de tu carrera como músico y sin embargo, es un disco muy fresco, en el que se aprecia una influencia de ritmos latinos, como ya ocurriera en tus dos anteriores trabajos, con nuevos elementos, como una mayor presencia de sintetizadores. ¿Cómo definirías tu Sueños y Pan?

He escuchado de todo, tu me dices que es un cambio, hay gente que lo ve como una continuidad. Para mi, hay una evolución, que no se justifica sin todo lo anterior, es un eslabón mas de la misma cadena. Un sonido más sintetizado, patrones que no son necesariamente de instrumentos clásicos, hay patrones hechos con elementos de percusión que son casi ruidos. Hemos jugado con sonidos sintéticos, escapando del clásico bajo, batería, guitarra. En Atlántico casi no aparecen baterias, son casi todos percusiones, pero no hay sintes, no hay ningún instrumento que no existiera de los ’60 para abajo. Paramales, es una transición, añade elementos de los ’80 para arriba pero tímidamente. En este me he tirado un poco a la piscina de los sintes, he incluido en mi música y en mis canciones estéticas más alejadas del folclore. Hay un pequeño margen de actulización.

Yo escucho mucha música. A veces vas eligiendo diferentes ropajes, por que también te vas cansando o por sentirte más fresco o por combinar otras cosas que no habías combinado. Estamos hablando siempre de la estética de las canciones, de los elementos. Eso engancha con la música de los ’80 que yo tengo muy incorporada. Yo soy del año 1977 y a mi los ’80 me pillaron siendo un niño y además un niño muy musical, me fijaba en las canciones de la radio, grababa canciones de la tele en mi vídeo. Esas son las primeras referencias que tuve, por eso, cuando meto un sinte en una canción mía viajo un poco al pasado y hay algo que incluso conecta mucho con una parte mía muy emocional que es la de la infancia. No hay nada más evocador que la música.

13902791_1383657834981806_1003005351543792340_n

  • En tu nuevo disco hay dos canciones en gallego. “Serpes” y “Durme”. Aunque no es la primera vez que cantas en gallego (recordamos la maravillosa “A Serea e O Mariñero”). ¿Qué te lleva a escribir la letra de la canción en gallego? 

Tiene que ver más con la tierra que con mi vida personal. Es el idioma de la tierra donde nací y crecí. Convivo con el gallego y el castellano en armonía y lo celebro porque son dos lenguas que amo. El gallego tenía que formar parte de mi carrera porque es una lengua hermosísima. Creo que hay mucho que hacer en castellano, en España hemos esperado mucho para apostar por nuestra lengua. Y en el caso del gallego va un poco de la mano, una vez superé la frontera con creces, hace mucho ya que no canto en inglés, me parecía que tenía esa cuenta pendiente con mi otro idioma. Me expreso normalmente en castellano y así lo reflejo en mis canciones pero me gusta pensar que siempre habrá un hueco para el gallego. No tengo ninguna idea previa de lo que deba ser, intento dejarme llevar. Me parecía algo bonito, para celebrar una lengua hermosa y la diversidad que tenemos en España. Pudiendo aprovechar los idiomas ¿por qué no hacerlo? En ese sentido, no estoy cerrado a nada. La diversidad nos hace la vida alegre, mas divertida.

  • Galicia no es la única región a la que haces un guiño en tu nuevo disco. En Sueños y Pan has incluido una canción dedicada a la ciudad de Madrid. Después de tu estancia en Latinoamérica y de las canciones que surgieron de la misma, parece claro que en las canciones de Xoel López ejerce una influencia muy importante el lugar en el que reside. ¿Cómo te ha influido Madrid a nivel musical?

Me vine a vivir a Madrid con 20 años y ahora tengo cuarenta. quitando 5 años en Buenos Aires, el resto he estado viviendo en Madid. Casi te diría que mi carrera musical es más madrileña que gallega. Mi base cultural es gallega, pero yo me desarrollo como músico en Madrid. Estoy muy agradecido a la ciudad, a la gente de Madrid. Creo que fue esta vuelta a Madrid lo que me inspiró esa canción porque me di cuenta de que ya no era un noviazgo, porque el hecho de haber vuelto a Madrid y no tener ahora mismo intención de marcharme, me hace pensar que ya hemos pasado a otra fase. Cuando llegas a Madrid con 20 años no sabes si te vas a ir de Madrid. A mi me pasó, durante más de una década tuve esa duda, pero ahora mismo mi vida está aquí.  Se trabaja muy bien, puedo girar por España desde un lugar estratégicamente situado. Tengo buenos amigos, compañeros de lujo, por que la gente de Madrid, es supersolidaria y supermaja. Y aunque siempre echaré de menos los otros lugares que amo, Madrid es mi casa. Me influye sus calles, su luz, su diversidad, sus bares, su ritmo frenético. En Madrid te puedes sentir como una gran ciudad y a la vez como en un pequeño pueblo, es muy poliédrica, me fascina. Es fácil sentirse un madrileño más. De ahí esa oda a Madrid, con sus claros y sus oscuros porque las declaraciones de amor deben ser sinceras.

xoel-lopez-2017-2

  • La canción que más me ha fascinado de todo el disco es “Lodo”. Su sencillez instrumental mezclada la contundencia de su mensaje me ha calado. La esencia de las letras me recuerda a uno de tus temas más loados “Reconstrucción”. ¿Qué tienen de semejantes y en que se diferencias ambas canciones?

Es una canción que casi se queda fuera del disco por diferentes motivos. Yo no me fío nada de mi propio criterio, después de catorce discos, luego es el público el que decide, el que elige y el que va a poner las canciones en su sitio. Para mi “Lodo” era una canción que, cuando la tenía a medias, sentí que le faltaba algo y como la hice a trompicones eso a mi me hizo pensar que era una canción menor. Al no haberle encontrado el punto rápidamente, me hizo dudar de ese tema. Las canciones se pueden hacer por etapas, no tiene porque salir todo a la vez, lo que importa es el resultado final, pero como tuve dudas con partes de la canción, con la producción, incluso con la letra, yo pensaba que era una canción que iba a tener un peor recibimiento. Pero me he dado cuenta que es una de las favoritas de la gente y me sorprende para bien.

Creo que es lo mismo que hizo que “Reconstrucción” gustase especialmente. La letra tiene que ver con cosas que uno va descubriendo en la vida, ciertos pasos en el reconocimiento de uno mismo y que al ponerlas en una canción se convierte en algo que puedes compartir y que quizás pueda servirle a otro. Eso es precioso, conseguir esa comunión con el público a través de las canciones, de los versos es lo más especial que te puede pasar en esta carrera.

Sin embargo, yo la relacionaba con “Ver en la oscuridad”. Diez años después uno sigue preguntándose cosas y tratando de alcanzar un mínimo grado de conocimiento de la vida.

  • En relación con la reacción del público y aprovechando que has estado actuando en latinoamérica recientemente. ¿Cómo ha sido la acogida de Sueños y Pan? ¿Sientes que el público latinoamericano y el español responden de manera diferente a tus canciones?

Si que noto a la hora de relacionarme con la gente allí, que las entrevistas tienen mas profundidad porque conozco el contexto y podemos hablar de las músicas de allí. Cuando estoy en Latinoamérica siento que también formo parte de ella, hay una conexión que favorece la comunicación, en las entrevistas, con el público. América es otro vértice de ese triángulo que forman esos tres lugares en mi vida (junto con Galicia y Madrid).

En los conciertos en México y Colombia solo tocamos cinco canciones del disco nuevo, el resto eran otros temas de mi carrera. Era más un avance, una especie de introdución al disco.

A la hora de plantearnos la gira del disco preferimos hacer ahora toda la fase de entrevistas, algunos conciertos en acústico y quiero preparar muy bien la gira, que empezará en Marzo con nuevos elementos. Queremos empezar la gira oficial con todo el repertorio de una forma más explicita, hacerlo bien, con tiempo, sin las entrevistas que a veces enturbian el proceso, porque exigen concentración, un pequeño proceso mental. Por eso decidimos separarlo.

Xoel Room Festival MadridBCN

  • Tuvimos la suerte de disfrutar de tu concierto en directo en el Sonorama Ribera 2017 donde interpretaste canciones de toda tu carrera musical. Especialmente emocionante fue el momento en el que tocasteis “I’ll see you in London”. ¿Qué sientes cuando vuelves a tocar esas canciones de los inicios de tu carrera?

Si lo hice es precisamente por lo siento así, no toque “I’ll see you in London” porque hubiese una gran oferta económica detrás (se rié). De hecho, las canciones nuevas tienen más éxito que las antiguas, que las primera canciones de mi carrera. Siempre habrá alguien que le apetezca recordar ese momento, como a ti o a mi mismo. Este verano estaba grabando el disco nuevo y me apetecía recordar también de donde vengo. Al fin y al cabo es importante mirar hacia adelante, pero sin olvidar el pasado. En mi caso tengo la suerte de vivir en armonía con mi pasado. Si me lo pide el cuerpo dentro de unos años, hacer una especie de antología, podría pasar pero vaya, ahora, después de este verano, toca presentar el disco nuevo.

  • Me gustaría que nos hablases de tu libro; Bailarás cometas bajo el mar. En el recoges poemas que has ido componiendo de forma paralela a la publicación de tus discos. ¿Cuál es la razón por la que estos poemas no se han transformado en canción?

Yo prefiero decir que mis canciones añaden elementos poéticos. Yo estoy, no voy a decir muy alejado, pero conozco poetas y sinceramente no creo que sea un poeta. Yo caigo en el mundo de los versos vía canción. De alguna manera es una mutación lo que sucede con mis versos. Los versos que yo escribo desde hace décadas para canciones, en un momento dado empiezo a entender que no van a acabar en canciones porque ya tengo el disco hecho o estoy escribiendo demasiado. Esos versos, desde hace unos diez años, empiezo a escribirlos sabiendo que no van a ser una canción. Entonces mi cabeza se va a otro sitio, supongo que se acerca a la poesía, pero en otros casos es un microrelato, una aforismo, en ese sentido soy un poco desordenado, creo que los poetas lo tienen más claro, conocen mejor los recursos y elementos. En ese sentido yo no estaría a la altura de lo que es un poeta.

A pesar de eso, el libro es un buen complemento para la gente que le gustan mis letras y mis canciones. Ahí van a entender mucho mejor de donde vienen mis canciones, es el crisol del cual luego saco ideas y versos. Al final yo estoy siempre escribiendo, mi objetivo es hacer siempre canciones, todo lo que pasa por el medio es algo circunstancial, casual.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico