Najwa / Rat Race

, , Leave a comment

ratrace

Najwa Nimri acaba de sacar disco y, como corresponde, está de promoción por los distintos medios del país. Al menos en teoría, porque oyendo sus declaraciones y la desgana con la que defiende el álbum cualquiera diría que le interesa lo más mínimo si alguien lo escucha o no. Y ésa es la primera buena señal -nada da más grima que un artista diciendo que “se ha esforzado mucho y le ha puesto muchas ganas” y deseando gustarle a todo el mundo-: Najwa reconoce sin tapujos que el disco se empezó a fraguar con una mera intención lúdica, como una forma de esparcimiento los días que no tenía que actuar -el año pasado estuvo representando ‘Antígona’- y que la vuelta al inglés -providencial, dado lo olvidable de sus dos álbumes en español- se debe a que ‘Rat Race’ contiene canciones antiguas que ya tenía escritas en este idioma.

Musicalmente, el álbum supone una vuelta a la electrónica -cita a Depeche Mode como influencia-, otra alegría para sus fans de siempre, entre los que esos sonidos orgánicos de ‘El último primate‘ no calaron en absoluto. En su lugar, ‘Rat Race’ se acerca más a álbumes como ‘Mayday’ o como los dos que, bajo el nombre de Najwajean, grabó con Carlos Jean, esos imprescindibles ‘Till It Breaks’ -nunca suficientemente reivindicado- y ‘No Blood’. Destacan aquí ‘Pijama’, con una melodía optimista que a la postre resulta ser la excepción del disco, ‘Dumb, Rich, Poor’, la hipnótica ‘Dear God’, la apacible ‘Timeless’ y la que probablemente sea la mejor canción de todo el álbum, ‘Ballerina Legs’.

Si todas las canciones citadas se pueden ubicar con facilidad entre lo mejor de su carrera en solitario, desde un punto de vista estético queda claro que éste es, directamente, el mejor álbum de su discografía. Desde ese estupendo portadón, muy en sintonía con lo oscuro de las canciones que contiene -Didi Gutman y Matías Eisen, con quienes ha grabado el álbum, bromeaban con que a veces “se ponía muy emo”- hasta el lynchiano videoclip para ‘Feed Us’ -que tiene su origen en estos impagables teasers-, pasando por la portada que acaba de protagonizar en Interviú, esta estética de desnudos, pelucas y caras deformadas perturba y atrae a partes iguales. Y, en esta atmósfera enrarizada, no puede venir más a cuento la lograda versión de ‘I’ve Seen That Face Before‘, de Grace Jones -de nuevo haciendo gala de buen gusto-.

Najwa ya había demostrado antes que puede grabar buenos discos sin Carlos Jean, por lo que sería injusto decir que ‘Rat Race’ es el primero en el que no le echamos de menos. Pero, de hecho, aquí vuelve a conseguirlo, más si tenemos en cuenta los menesteres a los que él se dedica últimamente: que si a hacer un casting en prime time para prefabricar una boy band, que si a componer una canción colectivamente con las aportaciones de miles de personas… Es en las antípodas de estas aberraciones artísticas donde se sitúa Najwa con esta extravagancia de álbum. Qué aburrido sería este país sin ella, ¿no? 8/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico