Crónica 101 Sun Festival. Málaga, julio 2014.

, , Leave a comment

IMG_9673Málaga recibió el pasado fin de semana la primera edición del 101 Sun Festival, entre gaviotas y cantidades ingentes de crema solar. Por el Estadio de Atletismo Ciudad de Málaga y la Térmica pasaron nombres como Franz Ferdinand, Crystal Fighters, Amaral o Dorian.

El viernes 11 los encargados de abrir la veda fueron Noise Nebula, banda ganadora del concurso organizado por el festival. Dejan caer unos cuantos temas y solucionan los problemas técnicos previsibles, mientras van llegando los más puntuales. Tocan con la ilusión tonta de quien no se cree del todo lo que le está pasando. Les siguen La Cena, con el auditorio sentado en la hierba, aprovechando los escasos cachitos de sombra. Temas como ‘Ser brigada’ de León Benavente o ‘Toro’ de El Columpio Asesino ayudan después a Niños Mutantes Dj Set a compensar el vacío dejado por The Struts, quienes no pudieron asistir por enfermedad del cantante.

Polock resguardaron, sin costarles demasiado trabajo, ‘Fireworks’ y ‘Sometimes’, cortes de su álbum «Getting Down From the Trees». Enseñaron además su último single, ‘Everlasting’. También dieron muestra de su sonido post-punk y noise rock Triángulo de Amor Bizarro, una combinación de melodía y ruido que no se deja definir fácilmente.

Cuando le llega el turno a L.A. se oye una grabación del saxofón de Sidney Bechet acariciando al jazz, y se respira buen humor. Nos acercamos bailando al escenario y se ven los primeros brazos tímidos en alto. Dejar morir canciones a «cappella» y ‘Perfect combination’ como claves.

Teniendo buena parte del publico ganado, pero sin relajarse, Lori Meyers saltan a las tablas. De primeras balas hacen ‘Una señal’, ‘Corazón elocuente’ y ‘Luciérnagas y mariposas’. En ‘Planilandia’ aumenta la intensidad de las luces y la batería, y con ellas las palmas, que se mantienen hasta ‘Impronta’. Tras la vuelta a su «Viaje de Estudios» con ‘Tokio ya no nos quiere’, la visita ya acostumbrada de Anni B Sweet para vestir de gala ‘El tiempo pasará’. Llega la traca final con la apuesta segura que es ‘Emborracharme’. Brindan con vino y, haciendo la señal de la cruz, Noni nos santifica. Bendecidos para la eléctrica ‘Huracán’ y ‘Alta Fidelidad’, con la que el vocalista se deja ser y baja a las primeras filas, que le agarran y hunden, fusionándose. Ya de vuelta en el escenario se contonea, sin guitarra ni teclado, con ‘¿Aha han vuelto?’ y ‘Mi realidad’, vaciándose, sudando y diciendo adiós.

A Spector les ha tocado un papel difícil de llevar, situados entre dos de los cabeza de cartel. Los ingleses son conscientes de ello, pero no se dejan achantar. Defienden su «Enjoy It While It Last» con dignidad y desafiantes. Cogiendo el micro hacia arriba, con armas como ‘Friday night, don’t ever let it end’, que, dicen, escribieron en «una noche como ésta».

IMG_9721Casi a media noche salen Franz Ferdinand, y toca apretarse bastante más. Ofrecen un concierto intenso, en el que se continúan piezas incontestables de su repertorio como ‘Do You Want to’ o ‘Can’t Stop Feeling’. Está claro que no les cuesta hacer de maestros de ceremonias y llevarnos a su terreno.

No es cómodo empezar a tocar cuando terminan de hacerlo Franz Ferdinand, pero Havalina sabe manejarse. Para cerrar ésta primera jornada, la electrónica y el dance del dúo francés Rinôçéròse.

El sábado Stone Pillow calientan al público que se ha acercado a La Térmica, haciendo caso omiso al cansancio. Cogen el relevo Jack Knife, armados con los habituales calcetines blancos y zapatos Oxford, y respaldados por un grupo de chicas con camisetas que rezan ‘Listen to Jack Knife’. No sirve de nada negar que siento debilidad por su rock «garagero», rotundo y sin complejos, que suena a lo que es. Han confirmado por prácticamente todos los festivales españoles, así que no debo ser la única. Suenan la sincera ‘Let me go’; ‘Revelation’, single de su EP; la potente ‘Hey girl’ y, para cerrar el círculo, el ‘Fuck Forever’ de Baby Shambles.

Para Second no hay calor que sirva de excusa. Explicando que son de Murcia, donde «hay unos 50º de media», atacan al lleno que grita y agita las manos con ‘Las serpientes’, ‘Muérdeme’ y ‘2050’. Tras la italiana Elisa, llegan los suecos The Royal Concept y lo hacen para convencer a todos los presentes. Una alegría inesperada para la mayoría.

El primer golpe del segundo asalto en el Estadio de Atletismo lo dan Fila India. Pop-rock clásico que mira a los ochenta y la movida madrileña, con versión de ‘Yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat’, de Rubi y los Casinos, incluida. Continúan Grises, siendo ‘Wendy’ uno de los puntos altos de su aparición.

IMG_9913Con colgantes salidos de Woodstock y un silbato amarillo, como en un anuncio de cerveza, We are Standard ofrecieron un directo confiado e inspiradísimo. Tan absurdo y descarado como ‘Jesus in her eyes’, escupir el chicle pasados veinte minutos o dedicar una canción a un chaval con la camiseta de Sociedad Alcohólica. Deu, con la sexualidad de David Bowie, se quiere y se divierte, señala y saluda con gesto militar a las chicas que empiezan a bailar. Acabamos alejándonos reconciliados con el mundo y cubiertos de papeles de colores.

Russian Red saluda con ‘Everyday Everynight’, cargando con una guitarra plateada y un vestido estampado con bocas azules, haciéndo honor a su nombre. ‘The memory is cruel’ no se deja ganar por un amplificador roto, y más de una saca el pintalabios inconscientemente según Lourdes va desenvolviendo con dulzura ‘I love you but I hate you’, ‘Casper’ o ‘Cigarretes’.

Después del arranque instrumental de Toundra, los tres hermanos ingleses de The Family Rain expusieron el que es su primer disco, «Under the Volcano». Además de chapurrear el español, con una desafortunada traducción de «cunt». Les suceden los también británicos Temples y su debut ‘Sun Structures’. Recomendados por Noel Gallagher, tocaron un tanto desganados, pese a ser el cumpleaños de su vocalista.

IMG_9948Amaral pasearon un setlist repleto de canciones que a quien más quien menos nos son familiares. Alternando temas de sobra conocidos y fáciles de corear como ‘Kamikaze, ‘El universo sobre mí’ o ‘Moriría por vos’, con un par de canciones aún inéditas y ‘Ratonera’, reivindicativo single del que será su próximo disco. Dieron su perfil más poderoso y cercano al rock, incluso agresivo en cortes como ‘No sé qué hacer con mi vida’ o ‘Revolución».

Entre los más esperados de la noche estaban los oscuros Black Rebel Motorcycle Club, que lucieron su último trabajo, «Specter at the feast», haciendo alarde de fuerza y rabia. Aún más ansiosa era la multitud que cogía sitio para Crystal Fighters. Una mezcla de sonidos tradicionales, rock y tocados indios, con un directo salvado por las ganas de los asistentes. Quienes no tuvieron suficiente todavía podían contar con Kill the Hipsters.

El domingo la resaca es generalizada, y a Maine Coon no les queda otra que pelear con ella. Full hacen de refuerzos, a los que más de uno se quejó de no haber visto por no enterarse del adelanto de una hora de todas las actuaciones. Nora Norman, por su parte, dio ejemplo de soul con sentimiento. Coronó su directo con una versión de ‘The way you make me feel’, de Michael Jackson, que no desmereció a la original, y es decir mucho.

Smile abrieron con ‘Fight’ uno de los conciertos más sinceros y naturales. Cuentan que viajan en furgoneta y la rutina les ha hecho inventar canciones uniendo títulos de los Beatles con estaciones de servicio. Ejemplo, ‘ELF! (I need somebody)’ o ‘Here comes Repsol’. Con un «volvemos a la música de los mortales» pasan a ‘Prision’ y ‘City girl’ y se van llenado los pocos huecos que quedaban a la llamada de «come a little closer». Nos meneamos y saltamos hasta que empieza ‘Do as I want’, respetando el silencio hasta el primer estribillo. Como final escogieron tocar sin apoyos y desnudar ‘Give me back’, bajando y colocándose entre la gente.

Cierran el festival Lisa & The Lips,su soul fiero y su entrada triunfal, y el artista sorpresa, Dorian. Con más de media hora de retraso, y el recinto completo, empezaron con ‘Te echamos de menos’ y ‘Tristeza’. Sirvieron los barceloneses de fiesta de despedida para un festival que ha cumplido con creces sus expectativas y del que ya está prácticamente asegurada la edición de 2015.

IMG_9996
 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico