Crónica del concierto de Maika Makovski en la Sala Bikini (Barcelona) – abril 2012

, , Leave a comment

Maika Makovski en ValladolidEn un día en el que es cielo se caía sobre nuestras cabezas en Barcelona aún había un motivo para salir de casa. La presentación del nuevo disco de Maika Makovski Thank you for the boots y el segundo concierto de su gira The Boots On Tour.

Así, empapados por la lluvia, nos presentamos en la Sala Bikini de Barcelona, donde pasados unos minutos de las 21h salía al escenario Dani Poveda, de Gentle Music Men, que abría la noche con su guitarra acústica. Empezó tocando temas de su nuevo trabajo, incluso algunas novedades en las que alternó el inglés y el castellano con comodidad. Algunas veces se echaba en falta la compañía de su banda y las canciones, aunque redondas, perdían intención. Como él mismo dijo al tocar un tema totalmente nuevo “si os imagináis lo que yo imagino todo queda mucho mas bonito”.

Tras unos 25 minutos de actuación Dani se despedía y dejaba paso a Maika y su banda.

Empezó sonando como introducción These Boots Are Made For Walking de Nancy Sinatra, muy apropiado. Los músicos aparecieron y Maika tras ellos, una vez en sus puestos la primera canción fue Language del nuevo disco, con Maika al piano, JC Luque al bajo, David Martínez a la batería y Oskar Benas a la guitarra. La sala estaba casi llena y el sonido acompañaba.

La primera parte del concierto fue una sucesión de temas del disco nuevo impecablemente tocados. Causaron sorpresa en los que, como yo, no lo habíamos escuchado todavía. Es la otra cara de Maika Makovski, dejando a un lado la faceta oscura de su trabajo anterior nos presentó temas llenos de vida, alegres y divertidos. Como broma hablamos de Maika meets Bee Gees como título alternativo al disco, por algunos coros en falsete de Oskar Benas. Sigue siendo Maika, es inconfundible la calidad de las canciones, el sonido contundente y su voz, pero se ha renovado sin perder una gota de encanto.

Mediado el concierto (de aproximadamente hora y media de duración en total) se produjo un momento de esos que llaman “mágicos”. Maika se quedó sola en el escenario con su guitarra y cantó Song of distance, donde en absoluto silencio escuchamos atónitos una sencilla guitarra y su voz. Quien no haya visto un directo de Maika Makovski quizá no entienda de lo que hablo, pero yo no he visto muchas voces así fuera de los grandes teatros clásicos, mucho menos cantando Rock and Roll. Da gusto la perfección con la que canta, la intensidad y la potencia que genera con los agudos de “romper copas” pero perfectamente controlados. La ovación fue tan intensa como el tema.

A partir de aquí y con la banda de regreso en las tablas el concierto tomó un tinte mucho mas oscuro, venía la Maika anterior que tanto me gusta, con su guitarra y bastantes de esas canciones densas, casi violentas, que formaban su disco anterior. Empezó la guerra, momentos delicados y momentos de una intensidad casi mas propia de un grupo de garaje o de punk que se solapaban a la perfección, con la banda haciendo sonar todo perfecto y el guitarrista inspiradísimo con el slide.

En una pequeña pausa entre canciones el público se arrancó a cantar un “cumpleaños feliz” a la artista, que no pudo evitar reirse y agradecer el enorme ramo de flores que le regalaron, como ella dijo mas tarde fue una celebración de cumpleaños estupenda.

El concierto tocaba a su fin, en teoría, y con un inmenso Lava Love los Makovskis dejaron el escenario.

Tras un rato de merecidos aplausos llegó el turno de los primeros bises, dos temas mas que parecía que ponían el broche al concierto con Ruled by Mars, pero la gente estaba entregada, celebrábamos un cumpleaños y jugaban en casa. Había que hacer algo especial, y Maika quiso tocar un tema que estaba terminando de componer, novedad absoluta. Empezó con el piano y a media canción el batería se incorporó al ritmo. ¡El tema promete!

Como colofón The deadly potion of pasion y una sensación inmejorable tras el concierto. Hacen falta mas artistas de este calibre, cantantes que cantan y músicos que tocan.

Se ha dicho en esta web muchas veces, pero no va mal recordarlo. Si tenéis oportunidad id a ver a Maika Makovski en directo, no defrauda.

Pablo Giral.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico