Crónica del concierto de Neon Indian. Teatro Kapital. Madrid . Noviembre 2011

, , Leave a comment

El pasado 12 de Noviembre volvíamos al teatro Kapital para enfrascarnos en otro de los conciertos programados por el ciclo  Heineken Music Selector , aún con un reciente regustillo al chill-wave que aconteció dos días antes con Washed-Out , nos inmiscuimos en el universo musical de Neon Indian, otro de los nuevos hypes que se suman al uso de sintes, electrónica veraniega y voces distorsionadas.

Desde México, Alan Palomo venía dispuesto a dar guerra, sin parar de moverse de un lado a otro del escenario, con su cazadora de cuero de chico malote,  y con nuevo trabajo listo para presentar, «Era Extraña» (2011.) No cabe duda de que su nuevo trabajo está dando que hablar en medios , valiéndole primeras confirmaciones festivaleras ( dentro de la primera tanda del Primavera Sound 2012) , y  elogiado aprovechando la nueva moda synth-pop y chillwave (¿es éste el nuevo  africanismo?).

Acompañado de una banda ,que bien podría haber sido reducida en ocasiones , Palomo y compañía comenzaban pasadas las nueve y media de la noche, sin teloneros, con una sala que dejaba entrever bastante hueco ( mes duro y un solapamiento de eventos musicales en la capital exagerado ) , realizando una primera incursión en «Psychic Chasms» (2009), álbum del que ya vaticinaba Pitchfork iba a crear escuela.  «Terminally Chill» , y su rollo ochentero , inclusive en escena, comenzó como una mezcla de daft-punk con coros de un mini-Prince en potencia, arrancando los primeros pasos de baile en la pista y llamando a los rezagados del fondo a filas.

Si bien pronto hubo fallos , cosas del directo, «parece que nuestros instrumentos han sido dañados en el aeropuerto» , que hicieron hubiera un incómodo parón solventado con uno de los hits del año «Polish Girl» seguida de «Hexed Girlfriend» dos de los temas más potentes de su «Era Extraña». Electrónica revival , dosis justita de oscurismo, otro cuanto de hedonismo  y sucesión de efectos «espaciales» en las distintas edades de su nueva Era, «Future Sick» , «Fallout»

Las transiciones hacia su primer álbum con cortes de una índole electrónica más enmarcada en la música de club se hacía presente con «Mind Drips «, «Psychic Charms» o «Ephemeral Artery», texturas que no brillaron con la banda como merecieran, quizás este fue el mayor handicap de la noche, una cierta dificultad por llevar al live set un disco complejo y con detalles marcados que no destacaron sobremanera en el escenario, no así en la pista, donde más de uno seguía las luces de neón marcando el ritmo psicodélico de los 8 bits como un buen inicio del fin de semana y como una larga despedida de un verano que se niega a decir adios, al menos musicalmente.

Heineken Music Selector continúa su programación de vanguardia esta misma tarde con la gira de Fanfarlo y Hola a Todo El Mundo, además podremos disfrutar esta semana de Akron/Family y Timber Timbre .


Fotos cortesía de Heinekenpro.

Fotos : Carla Mir.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico