13 abril 2024
Entrevistamos a Anabel Lee : 'Queríamos hacer el grupo que querríamos ver en un festival y con esa mentalidad seguimos.'

Anabel Lee estarán este viernes 20 de enero actuando en Madrid, en la Sala El Sol, dentro de Inverfest. Hablamos con el cuarteto de su nuevo disco, sus influencias, sus ganas de tocar en directo y sus ganas de comerse el escenario con actitud,descaro y temazos.

– Habladnos de vuestros orígenes, ¿Cómo os conocéis y cómo surge eso de montamos una banda?

Nos conocemos desde hace 9 o 10 años: Perdi, Víctor y Aitor nos conocimos en clase de realización audiovisual y a Jordi gracias a la música, poco después. Queríamos hacer el grupo que querríamos ver en un festival y con esa mentalidad seguimos.

– Lo de ponernos tags es lo más normal del mundo, pero ¿Cuál es la etiqueta que más odiais y cuál la que más os representa?

Nos jode mucho cuando para definir a una banda que empieza se le compara con otra un poco más consagrada, porque siempre es a costa de dejar en mal lugar a una de las dos, casi siempre a los que estamos empezando. Esas cosas sólo sirven para generar un ambiente de competi entre bandas que no es sano ni real. También odiamos un poco lo de “banda emergente”, porque es un concepto muy raro, ¿Jota de Los Planetas ahora es un artista emergente?

– Comparativas aparte, beber de bandas como Los Planetas en diversas de sus etapas y rociar de new-wave el post-punk y pop que profesáis es un hecho ¿En qué espejos os miráis a la hora de componer?

Pues aparte de en Los Planetas (desde el Súper 8 al Opera Egipcia, aquí no renegamos), siempre tenemos un ojo en Código Neurótico, The Smiths, The Cure, Biznaga, The Jam, Joy Division, New Order, Interpol… estaríamos rato. También ha captado nuestra atención la ola de post punk soviético con Molchat Doma, Ploho o Soviet Soviet. Pero es que también echamos mano de Vetusta Morla, Viva Suecia o Cala Vento cuando componemos canciones nuevas, nos pasa cada vez más a menudo.


– Vuestros directos se llevan también todos los favores de público y crítica, ¿Cómo preparáis vuestros shows y cómo lográis sintonizar tanto con el público?

Pues no preparamos nada, cuando ensayamos unas frases o alguna dinámica en el local, acaba saliendo mal, así que improvisamos todo. Vamos siempre por feelings, sobre el escenario es cuando tomamos constancia de que hemos nacido para ese momento y para nada más. A partir de ahí volamos con la gente. Algún día lo mismo no nos apetecerá saltar desde el ampli, y nadie se rallará porque el publico muchas veces nos conoce más que nosotros mismos. Hay una sinergia muy bonita con la gente que nos viene a ver, muy rápido. Volvemos a lo que te decíamos antes: hacemos el show que nos gustaría ver, el que creemos que la gente se merece. La peña eso lo valora.

– Tras el éxito de vuestro álbum homónimo hay muchas expectativas puestas en el ‘segundo’, juzgando los adelantos, se viene buena mierda ¿Tenemos fecha definitiva? ¿Qué nos podéis contar de su proceso de gestación?

No podemos poner fecha pero estamos ya en fabricación, por lo que es cuestión de paciencia ya. Podemos decir que ha sido muy difícil de gestar, extremadamente, casi acaba con nuestra salud. Tiene más que ver con la intensidad con la que vivimos las cosas y la importancia que le damos a cada decisión (qué canción dejas dentro, qué canción dejas fuera, qué queremos contar…), también con los traumas pandémicos. Pero cuando por fin hemos aprendido a soltar el nudo ha sido espectacular descubrir el disco que nosotros mismos hemos hecho. Ahora nos sentimos capaces de todo, será un disco de crecimiento musical y vital.

– Me hace mucha gracia la mala baba con la que algunos musiqueros critican bandas que beben de Los Nikis u Hombres G o que abusan del autotune – ya sabéis por dónde van los tiros-, y logran arrastrar a la juventud a salas a mansalva. ¿Hay esperanza para repoblar las salas con bandas como la vuestra? ¿Qué nuevas bandas andáis escuchando y cuáles son los últimos directos que habéis disfrutado como público?

  • Intentamos no soltar mierda de bandas que independientemente de lo que opinemos, también hacen su trabajo y seguramente le ponen mucho más corazón que el que se les presupone. A no ser que hablemos de Taburete.

Nunca nos han gustado los Hombres G ni su rollo, pero lo mismo en su época también se les llenaban las salas de chavales con la masculinidad frágil que solo iban a inflarse a cubatas y a darse de hostias a la salida, con el cuello del polo Lacoste levantado. La movida está cuando a la banda le da igual con tal de llenar y que te ofrezcan sugus en las discotecas.

Recientemente nos hemos hecho mierda en conciertos de Biznaga, Smoking Souls, Sistema de entretenimiento, la Elite y Batec. Con Grande Amore y con Ginebras se lía un buen cirio también.

– A medida que escuchamos vuestros temas vemos que la diversidad cultural musical de la banda queda patente y es que el que cada uno tenga unos gustos hace que vuestras composiciones suenen en ocasiones a una mezcla entre Lendakaris Muertos con Carolina Durante que nos resulta super satisfactoria ¿En la variedad está el gusto?

A Perdi Los Planetas le daban urticaria cuando empezamos la banda, y ahora los pide en los bares cuando estamos de fiesta. Víctor se aburre en los conciertos de indie, solo quiere punk. A Jordi lo mismo te lo encuentras en un bolo de Sonia y Selena. Lo mejor es que al final a los 4 nos acaba gustando la misma música de tanto darnos la brasa. Es un juego que tenemos, intentar calzarnos entre nosotros referentes y que el otro te acabe componiendo una canción sin darse cuenta.

–  ‘Roma Caerá’, ‘Natural Para Vogue’ o ‘El Espacio’ son algunos de los nuevos hits que habéis ido presentando, y como comentaba antes, sin casarse con ningún palo ¿cuáles creeis son las principales diferencias creativas entre vuestro primer disco y el que está por salir?

Pues no vamos a decir mas grupos porque somos unos pesados. Esta vez hay más referencia a los 90 y principios del 2000, más guitarra, más melodía en las voces, también más intimidad. Tenemos un montón de canciones para hacerse daño físicamente en la pista, ahora nos apetecía hacernos daño más por dentro, y en los directos va a molar ver esa suma.

– ¿Qué aprendizaje os lleváis de estos primeros años de gira? ¿Cuesta hacerse hueco?

Pues hemos aprendido que vamos a seguir practicando la disidencia activamente. También hemos aprendido a ser pacientes y a relajarnos cuando es conveniente. Eso no significa rendirse ni dar un paso atrás (la potencia con la que vivimos todo es nuestro combustible) sino esperar el momento adecuado. Sobre todo cuando estás trabajando con un equipo que se deja la piel por ti, hemos aprendido a pensar en algo más que en nuestros deseos inmediatos.

– El viernes hay lío, convenced a los que anden dudosos de ir en masa al inverfest para disfrutar de Anabel Lee

Pues que llevamos más de un mes sin tocar, estamos en un momento vital súper dulce y Madrid y El Sol es como volver a casa. Nos vamos a hacer mierda. Y hay un par de sorpresas que lo vas a ver en fotos y te vas a arrepentir de no pillar entrada ahora que aún quedan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *