Najwajean / Bonzo

, , Leave a comment

Portada_Bonzo_Najwajean

Podría unir mi vida uniendo casualidades” decía Ana, el personaje que interpretaba Najwa Nimri en ‘Los amantes del círculo polar’. La historia de Najwajean también parece poder escribirse así, a golpe de encuentros incidentales. El último fue el 25 aniversario de Subterfuge -sello en el que el dúo publicó su icónico debut, ‘No Blood’-, celebrado el año pasado por el Día de la Música y que dio pie a que Najwa y Carlos Jean se reencontraran y decidieran grabar este ‘Bonzo’, que llega siete años después de su segundo trabajo conjunto, aquel estupendo »Till It Breaks’ -y tan solo uno del último disco en solitario de ella, el notable ‘Rat Race‘, que tanto nos gustó-. El álbum supone una vuelta a sus raíces más electrónicas, con un sonido que definen como “un bate de béisbol golpeando contra una almohada”. El bate de béisbol, se entiende, son los subgraves con los que Carlos se ha divertido en el estudio de grabación; la almohada, la voz quebrada, aterciopelada, única, de Najwa. El gran déficit del disco, por comenzar por lo malo, lo constituye la falta de un single claro, como fueron en su día ‘Dead For You’ y ‘Crime’ -esta última encuentra una réplica aquí, en la menos inspirada ‘I’m Not Special’-, a la altura de las cuales no está ‘Bonzo’, primer sencillo, a pesar de lo magnética que resulta su escucha con auriculares y del brillo que le sacan en la pulida remezcla que cierra el álbum. Pero esto no es óbice para que el resultado, en conjunto, sea una robusta colección de temas “juveniles”, adjetivo que a ellos les suena fatal pero que ilustra muy bien el bandazo con respecto al adult oriented rock de su anterior disco. Destacan ‘Rythm’; ‘One For Me One For You’, que recuerda, no solamente por título, a ‘One For You’, de los mejores The Knife, los de ‘Deep Cuts’; Rubbie Tuesday Sunday’ y, por supuesto, ‘Nothing To Lose’, a buen seguro la canción más moderna que se ha publicado en nuestro país en 2015. Es casi enternecedor que hayan afirmado que lo que pretendían con este álbum era sonar “convencionales”. Ojalá lo convencional fuera esto. 7,5/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico