Standstill : Hay que parar. Crónica del concierto en Sala La Riviera . Madrid . Junio 2015.

La noticia de la separación de Standstill cayó sobre sus fans como un jarro de témpanos de hielo, algo que siempre puede pasar pero te niegas a creer, como tantas otras cosas en esta puta vida. Pero todo son ciclos, y quien sabe si ese tiempo puede ser una llamada al pensamiento y la acción para que se regeneren cual ave fénix y nos dejen disfrutar de nuevo de ellos o vuelen por libre para siempre.

La buena nueva fue que pudimos disfrutar de ellos en sala, en Madrid, una vez más (hemos perdido las cuentas pero han sido unas cuantas) , esa última oportunidad de acercarnos a su espectáculo y talento fue agradecida por un público que abarrotó la madrileña sala apoyando a Enric y los suyos a pesar de no tener todas consigo en la ejecución del cancionero. El directo organizado por Intromúsica contó además con Persons y Aurora.

Antes de los catalanes, tuvimos la oportunidad de presenciar dos directos opuestos pero de igual manera innovadores. Por un lado los granaínos Aurora, fuera coña, ¿habéis escuchado el impresionante ‘Sílice‘? , si en su nuevo trabajo la banda flirtea con la delicadeza y la belleza compositiva , unida a la sutileza electrónica, en su puesta en escena la sobriedad y la elegancia deja claro que estamos ante uno de los más firmes candidatos a la liga de primera división musical en este mamoneo mundo en el que nos movemos. Temas como Tuk-Tuk o Voces dejan claro que el sonido minimalista puede rozar la perfección melódica.

Persons fueron los segundos teloneros de Standstill, los madrileños desgranaron los temas de su último trabajo ‘Ghettoblaster‘ y aprovecharon la ocasión para presentar su nuevo single ‘Falsa Clase Media’ . Un grupo diverso y que mama tanto de la psicodelia bribona como del eclecticismo de grupos de la onda de Pony Bravo. Su apuesta consiguió llegar a una sala donde la entrada ya se gestaba generosa , logrando mantener un ambiente donde el kraut y las músicas del mundo confluían en un mismo camino.

Pasada la hora anunciada Standstill hacían aparición en el escenario con una profunda ovación, un cariño que la banda se ha ganado trabajando duro, un cariño que se ha labrado para siempre en el corazón de todos los melómanos que acudimos en masa a cada uno de sus directos.

stand

Ya lo decía Enric, todo se ha alineado para que hoy no podamos hacer un concierto de despedida en condiciones, y cierto fue, partiendo de que el espectáculo previsto se torció debido a que los proyectores tuvieron un mal día y terminando en que las condiciones en la sala tampoco fueron las más propicias para que una banda de su calibre sonara , no vamos a decir mal, pero sí fuera de sintonía.

También hay que ver lo que supone dar un concierto de despedida, aguantar las lágrimas y las emociones – todos somos humanos – la consecuencia de estos despropósitos fue que no pudimos disfrutar del espectáculo Cénit en su magnificencia en sala madrileña ( aunque la inmensa mayoría lo había podido disfrutar en festival o evento similar).

Éste hecho tornó en que la banda recuperara más temas antiguos -algo que muchos agradecieron – así a pesar de no tener todas las condiciones a favor, temas como ‘Feliz en Tu día’ , ‘Poema nº3’, ‘1,2,3 Sombra’,’La mirada de los Mil Metros’ , ‘1,2,3 Sol’ , ‘¿por qué me llamas a estas horas?’ se fueron intercalando con las últimas composiciones de la banda como ‘Que No Acabe El día’ , ‘Conjuro de Todos Los Tiempos’ o ‘Me Gusta Tanto’ , con esos halos de luces llenando la figura de Enric, dejándole dentro de esa luz que todos tenemos pero muchas veces no dejamos expandir.

Jacobo R. - Standstill 002

A pesar de lumbalgias, accidentes técnicos que casi dejan el show a medias y de que los astros no estuvieran conformes para que Standstill estuvieran al 300% al que nos tienen acostumbrados, todos y cada uno de nosotros nos negamos ver lo malo y quedarnos con todo lo bueno, esa redención con público, esa comunión que sólo los grandes hacen llegar al otro lado del escenario, ese sentimiento, ese lagrimeo , esas transfusiones de rabia, de dolor, de amor, de amistad que tan bien nos han inculcado a lo largo de estos años y que volvían a hacerse realidad una vez más.

Y es que al final, siempre , aún cuando menos te lo esperas, hay que inventar un plan, y aunque no queramos nos toca escapar, de una u otra manera, siempre hacia adelante. Gracias Standstill …por habernos hecho crecer a vuestro lado.

 

Fotos: archivo ntd.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.