22 julio 2024

ivan_ferreiro

Tras 5 años de ausencias (pese a intentar venir varias ocasiones antes) Iván Ferreiro cerró la gira de “Mentiroso mentiroso”, su último disco, en nuestra ciudad. Llenazo en un Calderón rejuvenecido para ver al ex Pirata.

Después de la separación de los Piratas en 2005, Iván empezó este ciclo que componen sus discos en solitario: “Canciones para el tiempo y la distancia”, el álbum que le siguió “Las siete y media” y ahora “Mentiroso mentiroso”, todos ellos meticulosos e íntimos a su manera, y que según el propio Iván “los tres se completan. Canciones pone un montón de temas sobre la mesa, Las siete y media las desordena y Mentiroso los reubica. Entre los tres forman una sola cosa.”

En dos intensas horas, Iván exprimió el nuevo pero también el antiguo repertorio. Una excepcional acústica ya patente en todos y cada uno de los discos, pero que el Teatro Calderón se encargó de convertir en mágica. Todos los nuevos temas llenaban hasta el último rincón del teatro, que desde el primer momento estalló en aplausos al ver al vigués en el escenario. Intercalando canciones de los anteriores álbumes y de su época Pirata, como “Extrema pobreza”, “Años, 90”, “El viaje de Chihiro” o un “Ciudadano A” con Iván a la guitarra, iban creciendo el calor y el entusiasmo del público.

El cantante aprovechó distintos momentos del concierto para irnos presentando a su hermano Amaro a la guitarra (también coreado y aclamado por las jovencitas del público) y al resto de la banda. Aunque se quedó solo en el escenario, en un íntimo “Roco Sigfredi” al teclado.Pero no fue hasta el sublime “Turnedo” de su primer disco, cuando el Calderón se puso en pie para corear con él eso de “…digámonos adiós…”

Así, en un apoteósico final, lleno de temas cómplices, con el Calderón ya en pie (el personal del teatro ahora ya no pudo controlar las fotos y grabaciones de un patio de butacas que se había ido acercando poco a poco al escenario) y dando palmas en todas las canciones, llegaron ecos piratas, con “El equilibrio es imposible” y un dulce “Spnb” del álbum “Canciones para el tiempo y la distancia.”

Nos quedamos con ganas de otras dos horas de concierto Iván, no tardes tanto en volver.

por Nora