Archivo de la etiqueta: Andrew Garfield

‘Nunca me abandones’, un drama que deja huella

Nunca me abandones - crítica

Existen historias tristes, otras tristísimas, y unas pocas desgarradoramente demoledoras. Ése es el caso de ‘Nunca me abandones’, la adaptación británica de la aclamada novela de Kazuo Ishiguro que cuenta una historia de amistad y amor sobre un fondo de ciencia-ficción. Con unos entregados Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keira Knightley -probablemente los mejores actores de su generación-, este drama transmite tanto sentimiento como preguntas filosóficas, no dejando indiferente a nadie. Muy recomendable.

De qué va:

Kathy (Carey Mulligan), Tommy (Andrew Garfield) y Ruth (Keira Knightley) pasan su infancia en Hailsham, un internado inglés aparentemente idílico que esconde una inquietante verdad. Cuando dejan atrás el refugio que les brinda del colegio, deben hacer frente a los profundos sentimientos que amenazan con separarlos.

Opinión:

Carey Mulligan, Keira Knightley, Andrew GarfieldQuien tenga la intención de ver ‘Nunca me abandones‘ y desconozca los detalles de la trama, que no siga leyendo, porque me resulta prácticamente imposible hablar de este filme sin mencionar el secreto que esconde su argumento. La trama transcurre en una realidad paralela, donde Kathy, Tommy y Ruth, el trío protagonista, han sido creados genéticamente para, en su edad adulta, servir de donantes de órganos y mantener así una esperanza de vida que alcanza los 100 años. Una vez cumplida su función, morirán.

Ése es el escenario de ‘Nunca me abandones’, un mundo inquietante no tanto por esa aberración genética como por la conformidad con que los donantes aceptan su papel. Kathy, Tommy y Ruth, y con ellos el resto, saben que jamás llegarán a la treintena, que sus órganos les serán extraídos hasta que la vida les abandone, y, lejos de rebelarse, demuestran su compromiso con el destino que les han impuesto. Esa indiferencia aterra, y la manera en que la dirección de Mark Romanek (‘Retratos de una obsesión’) nos guía por ella le confiere un matiz aún más tenebroso.

Sin dejar en ningún momento espacio para que los personajes se cuestionen su destino, Romanek los acompaña en su planificada existencia indagando únicamente en los sentimientos que les unen y al mismo tiempo les separan: el amor y los celos.  Cierto es que al pasar tan de refilón por las cuestiones éticas y filosóficas de la historia aumenta el misterio, pero quizás el espectador se quede con ganas de más. Sin embargo, como ocurría con ‘Monsters‘, la otra joya del cine británico independiente de 2010, la falta de información le confiere cierta magia a la película que la hace inolvidable.

Nunca me abandones‘Nunca me abandones’ llega al corazón de los espectadores también por una fotografía y una magnífica ambientación que entristecen aún más la historia, y, sobre todo, por la gran actuación de sus intérpretes. Carey Mulligan, contenida, logra enseguida que empaticemos con su personaje; Andrew Garfield derrocha sentimiento; y Keira Knightley aporta el contrapunto perfecto a la historia de amor de los dos anteriores. Una estupenda Sally Hawkins, además, refuerza un reparto digno de mención.

Resumiento, ‘Nunca me abandones’ conmueve, provoca y causa desesperanza, pero sobre todo perdura en el recuerdo de quienes la han visto.

Nota: 7 / 10

Para recordar:

Izzy Meikle-Small Andrew Garfield: definitivamente, uno de los mejores actores jóvenes del momento.

– La fotografía de Adam Kimmel, que acentúa el halo de misterio y la sensación de pérdida que rodea a la historia.

– El asombroso parecido tanto físico como gestual entre Carey Mulligan y la niña que interpreta a su personaje en la infancia, Izzy Meikle-Small.

– La pregunta que la última escena lanza al espectador: por mucho tiempo que tengas, ¿es suficiente?

Para olvidar:

– Que sientes que le falta algo.

‘La red social’, el lado oscuro de Facebook


Crítica de 'La red social'., de David Fincher

Qué gratificante resulta ir al cine sin grandes esperanzas y toparte con una gran película. Desde los primeros rumores sobre la adaptación a la gran pantalla de los orígenes de Facebook, sentí curiosidad por ver el producto final, pero nunca creí que fuera a convertirse en una de las mejores cintas del año -a competir, en mi ranking personal, con ‘Origen‘ y ‘Enterrado‘-. En realidad, desconocía cuál era la historia que David Fincher se había propuesto contar; porque, de haberlo sabido, hubiera apostado por La red socialdesde el minuto cero.

De qué va:

En medio de la obsesión por el sexo y la popularidad que impera en la Universidad de Harvard en el año 2003, Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg), un brillante informático, inventa la que se convertirá en una de las webs más visitadas en Internet, la red social Facebook. Años más tarde, deberá hacer frente a las demandas de los Winklevoss , que le acusan de haberles robado la idea, y a la de su antiguo mejor amigo y cofundador de Facebook, Eduardo Saverin (Andrew Garfield).

Opinión:

Algunos pensarán que quizás es un poco pronto para rodar una película sobre Facebook, de únicamente 6 años de vida, pero con una historia como ésta casi resulta extraño que no la hubieran filmado ya. Porque cómo surgió la red social más importante del planeta es sólo el mcguffin de la trama -de hecho, apenas se menciona qué es Facebook-; lo que importa en ‘La red social’ es la espiral de engaños, venganzas y traiciones que genera la hazaña de Zuckerberg, y que se articulan en torno a las dos demandas que el multimillonario afronta.

Justin Timberlake y Jesse Eisenberg en 'La red social'Esta tragedia shakesperiana, como la describen en algunos foros, logra transmitir toda su fuerza dramática al espectador gracias, sobre todo, al sólido guión de Aaron Sorkin -sus diálogos son memorables- y a la impecable dirección de David Fincher. El realizador de ‘Seven’, ‘Zodiac’ o ‘El curioso caso de Benjamin Button’ aporta un estilo muy visual, un ritmo ágil y en ocasiones hasta desconcertante – el primer ‘salto en el tiempo’ o la regata en Europa- y, sobre todo, logra que nos impliquemos en las fortunas y desgracias de sus personajes sin llegar a ser él quien juzgue sus acciones, lo cual, en una historia tan actual y sin un final definido, se antojaba necesario.

Así, al acabar la película, somos nosotros, los espectadores, quienes valoramos a los tres personajes principales, Zuckerberg, Saverin y Sean Parker (Justin Timberlake); quienes cuestionamos los límites que se marcan entre la lealtad, la ambición y sus propias obsesiones e intentamos buscar buenos y malos en una historia donde nadie es perfecto. Además, la genial interpretación a cargo de Eisenberg -excelente-, Garfield -el auténtico robaplanos de esta película- y Timberlake -perfecta para su papel- logra que empaticemos al máximo con sus personajes.

Junto al carácter de tragedia personal que tiene la historia, los toques de humor repartidos a lo largo de toda la película, el retrato que muestra de la sociedad universitaria y la crítica subyacente a la falta de privacidad, conforman no sólo una gran película, sino muy posiblemente uno de los futuros clásicos del cine actual.

Nota: 9 / 10

Para recordar:

– El descubrimiento de Andrew Garfield como un magnífico actor -suerte que así sea teniendo en cuenta que trabajo no le va a faltar cuando reinicie la franquicia de Spiderman-.

Tres escenas/secuencias -por no decir todas, que bien podría ser-: la conversación que abre la película, la creación de facemash.com y la escena final.

– Los diálogos de Aaron Sorkin: brillantes, ácidos y cargados de significado. Algunos ejemplos: “Si fuerais los inventores de Facebook, hubierais inventado Facebook”, “Todo el mundo en Harvard piensan que es mejor inventarse un empleo que tener uno”, “Internet no se escribe a lápiz, se escribe con tinta”…

– Que, de acuerdo con Sorkin y Fincher, uno de los fenómenos universales más revolucionarios de los últimos años tenga su origen en algo tan trivial como un desengaño amoroso.

Para olvidar:

– Que sin una mínima noción del Internet del siglo XXI y la vida universitaria en Estados Unidos -los ‘final clubs’-, el espectador pueda sentirse perdido en ciertos momentos.

Una predicción:

¿Nominaciones a los próximos Oscar? Seguro.

The Imaginarium of Doctor Parnassus Trailer

parnassus_header1-550x250

Por fin podemos ver algo más de la nueva y esperada película del excéntrico ex-Monty Python Terry Gilliam que inicialmente iba a estar protagonizada por Heath Ledger pero que, tras su trágica muerte, el rodaje se congeló y estuvo a punto de cancelarse (¿os acordáis de Lost in la Mancha?) hasta que se les ocurrió la maravillosa idea de que dicho papel, el del Dr. Parnassus, fuese interpretado por otros 3 actores, cada uno en uno de los distintos mundos a los que viaja el protagonista a lo largo de la película. SI esta idea no os parece lo suficientemente atractiva, agarráos, pues los actores elegidos para dicho menester fueron Johnny Depp, Colin Farrel y Jude Law como podréis ver en el trailer.

Seguir leyendo The Imaginarium of Doctor Parnassus Trailer