Archivo de la etiqueta: lti

The Raveonettes + Lowell esta semana en Barcelona, Bilbao y Madrid


Nuestros queridos Raveonettes volverán a nuestro país fuera de gira festivalera, con Last Tour International, en sala, cómo se puede disfrutar en condiciones de su oscura atmósfera  . Será en Febrero de 2013 , en Barcelona,Bilbao y Madrid. La banda estará presentando su nuevo trabajo ‘Observator‘ publicado el pasado año.
Seguir leyendo The Raveonettes + Lowell esta semana en Barcelona, Bilbao y Madrid

Crónica del concierto de Itch + Arcane Roots + Awolnation en la sala Moby Dick. Madrid. Febrero 2013.


Los fines de semana son duros, y duele despedirse de ellos sin mas, eso debieron de pensar los amigos de Last Tour International, programando el pasado domingo 3 de Febrero un triple salto mortal que se saldó con entradas agotadas en la sala Moby Dick . Un combo compuesto por Itch, Arcane Roots y Awolnation se daban cita en la sala madrileña, con un público bastante joven y donde predominaba el público extranjero, que no dejó de corear y cantar de cabo a rabo los estribillos del desmelenado Aaron Bruno.

Sorprendente fue para algunos encontrarse una sala desbordada desde Arcane Roots, y es que Awolnation se han consolidado con un sólo álbum publicado como una emergente banda a la que clamar, un pop eléctrico que se torna rabioso y metalero en el directo que el quinteto desglosó en la capital.

Temprano empezaron Itch, donde Jonny Fox acompañado por su banda , hicieron alardes de ska,hip hop, y rock punkarra; sin duda lograron exaltar a un público joven a base de bien, con unos cuantos motherfucker que siempre visten en este tipo de directos, y regalando su EP en descarga directa con una lluvia masiva de flyers del grupo  (podéis descargar sus temas en Itchsmixes.com). Cuarteto potente no muy simpatizante con la música de Awolnation, a priori, pero que logro simpatizar sobremanera con el gentío más madrugador y seguro que una buena cantidad de seguidores.

Arcane Roots fueron harina de otro costal, en apenas media hora dieron buena rienda de ese arsenal que llevan entre manos los ingleses, donde con algunos de los temas incluidos en ‘Left Fire’ hicieron que el rock y el hardcore progresivo invadiera la moby , dando buena muestra mediante el enérgico vocalista, Andrew Groves, que lo mismo parece un solista sereno que un desenfrenado frontman, especialmente bien sonaron temas como ‘Resolve’, ‘You Are’ o ‘Million Dollar Question’ , donde resaltan influencias de los primeros Incubus, The Dillinger Escape Plan,  o del math-rock (con toques más metaleros) de bandas como Minus The Bear. Un set escueto pero que marcó el punto álgido de una campana gaussiana musical.

Los reyes de la noche fueron los americanos capitaneados por el señor Bruno, AWOLNATION lograron congregar en la sala a un público variopinto, de un amplio rango de edades y nacionalidades, pero sobretodo una legión de fans que muchos creíamos no tendrían por estos lares , nos confundimos pero no nos extrañamos , y más después de haber comprobado en el Optimus Alive que en su carpa no cabía un alfiler el pasado verano. Pues eso mismo pasó en la sala madrileña, el primer LP de la banda ‘Megalithic Symphony‘ iba bien estudiado por los asistentes y es que desde los primeros compases de Guilty Filthy Soul la voz de Aaron era acompañada por un buen número de voces a los coros. Arropados , así debió de sentirse la banda , que se arrancó por arreglos más potentes y sonaron mucho más rockeros y salvajes que en su álbum (donde el rock se torna más electrónico), pero lejos de desmerecer, resultó un punto a favor. ‘People‘, ‘Not Your Fault’ o ‘Soul Wars’ iban cayendo entre saltos, melenas al viento y una banda que se crecía con cada griterío.

Puntos álgidos fueron los momentos en que la banda se desquitaba con ‘Sail‘ o con la apoteósica ‘Burn It Down‘, tema incendiario como pocos y que arrastraba al empujon al más calmado. Algo más de 50 minutos pasarían cuando se despedían de un público entregado, para volver a salir de inmediato y arrastrar las últimas migajas de domingo a su territorio, y finalizar con una toqueteada versión del Knights Of Shame‘. Bien lo han sabido hacer los californianos,  seguro que la próxima vez que paren por nuestro país reventarán una sala más grande sin dudarlo.

Si queréis ver fotos del evento os recomendamos los reportajes fotográficos de Musicazul.

Crónica de M83 y Porcelain Raft en La Riviera (Madrid). Marzo 2012.


M83 volvían  a Madrid , de la mano de last tour international, con la doble satisfacción de haber agotado por partida doble sus anticipadas, cambiando de una sala mediana como es la sala Shoko, a una sala de renombre como es La Riviera. Para gustos los colores, pero muchos creemos que en la primera habrían sobresalido bastante más, un éxito como éste no se consigue a base de la noche a la mañana, pero habiendo firmado uno de los discos del año, la expectación en los franceses hizo que el tirón de su espectáculo en Madrid (también agotaron en Barna) fuera sobrecogedor, Anthony González y su banda eran conscientes de la responsabilidad que se les venía encima, e intentaron no defraudar a una sala llena hasta la palmera, pero como suele pasar en eventos de ésta índole , el que no se quejaba por una cosa era por otra.

“Yo he venido a ver a los teloneros” , quizás la propuesta de Porcelain Raft es un pelotazo en disco, pero en directo deja bastante que desear, seamos justos, Strange Weekendes un puzzle encajado con precisión , al que le faltan piezas en su montaje en directo, Mauro Remeddi se esmera, lo intenta y encaja capas , intentando no caer en una aburrida propuesta, haciéndonos partícipes de ese síndrome de flotación que desprende su dream-pop, y haciendo las delicias de los más incondicionales ( en 2 meses de vida de su LP) llevando a la palestra temas como ‘Shapeless&Gone’ o ‘Put Me To Sleep’ .

La gallina de los huevos de oro esa noche tenía nombre y apellidos, Hurry Up, We’re Dreaming‘  un disco que confluye en la atemporalidad de la elegancia electrónica, un doble LP que tiene perlas capaces de brillar por sí solas en un maremagnun de variedad, ojo ‘Midnight City sólo era el principio, basta escuchar su último disco en bucle para encontrar fieles sucesoras a uno de los himnos del pasado año.

Pasaban unos minutos de la hora prevista de inicio y el nerviosismo se hizo patente, pitidos y silbidos fueron la llamada al pequeño monstruo de la portada de su último trabajo, que se alzó agitando las manos dando paso a ‘Intro’ , M83 trasladado a formato de cuarteto comenzó avivando al público sin la presencia de Zola Jesus, pero con un espectáculo de iluminación y puesta en escena que nos llevaban a su  peculiar visión del shoegaze electrificado y resplandeciente, poco tardaron en hacer una llamada al pasado y hacer escala en ‘Before The Dawn  Heals Us’ y en Saturdays=Youthmostrando su vertiente más experimental, donde entremezclan el electro-rock con su lado más ingravido. El protagonismo indiscutible lo acaparó su último trabajo ¿acaso lo dudábamos? pese a quien pese faltaron muchos de los temas que les catapultaron a su posición de culto en la era anterior a Midnight City, pero allá sonaron ‘Sitting‘ para poner a todos a danzar como malditos, o ‘We Own The Sky‘ (recordándonos la estética ‘Drive’ tan de moda) , cameos por los ochenta, influencias capeadas de Vangelis y Mike Oldfield, y  paso a coros ensalzados por la multitud con ‘Steve McQueen‘  o viajes espaciales hacia  bailes tribales futuristas con ‘Year One, One UFO’.

Los de Anthony se veían crecidos y lo corroboraron comiéndose a la sala con una cover de Daft Punk , ‘Fall’, poco antes de que llegara la niña bonita de la banda, ‘Midnight City‘ que paradójicamente quedó perjudicada en un directo donde el saxo apenas se escuchaba y las voces temblaban a medio gas, daba igual el aliento de los espectadores logró ensalzar como una multitud  lo que la banda no pudo por completo. Pero con una interpretación como la que se sacaron con ‘A Guitar And A Heart’ casi se les puede hasta perdonar, y reafirmar que es una lástima que no puedan sacarse un directo con un rescate al pasado más intenso a pesar de que nos podría dar una buena  lipotimia…

Bises y protagonismo de los acompantes en la formación, lucimiento vocal de Morgan Kibby que dejaba más de lado los teclados para ejercer de sincronizada partener de Anthony , intentando volver a emocionarnos con ‘Skin Of The Night’. Pero la noche estaba por comenzar a pesar de que el directo llegase a su fin, una rave de colores se dio cita en escena, espasmos contagiosos y percusiones in crescendo, con continuos cambios luminosos en la sala, estrellas de fondo y subidón generalizado cerrando con ‘Couleurs’ , demostrando sobradamente que hay vida más allá de los M83 del 2011.