Crónica de M83 y Porcelain Raft en La Riviera (Madrid). Marzo 2012.

, , 1 Comment

M83 volvían  a Madrid , de la mano de last tour international, con la doble satisfacción de haber agotado por partida doble sus anticipadas, cambiando de una sala mediana como es la sala Shoko, a una sala de renombre como es La Riviera. Para gustos los colores, pero muchos creemos que en la primera habrían sobresalido bastante más, un éxito como éste no se consigue a base de la noche a la mañana, pero habiendo firmado uno de los discos del año, la expectación en los franceses hizo que el tirón de su espectáculo en Madrid (también agotaron en Barna) fuera sobrecogedor, Anthony González y su banda eran conscientes de la responsabilidad que se les venía encima, e intentaron no defraudar a una sala llena hasta la palmera, pero como suele pasar en eventos de ésta índole , el que no se quejaba por una cosa era por otra.

«Yo he venido a ver a los teloneros» , quizás la propuesta de Porcelain Raft es un pelotazo en disco, pero en directo deja bastante que desear, seamos justos, Strange Weekendes un puzzle encajado con precisión , al que le faltan piezas en su montaje en directo, Mauro Remeddi se esmera, lo intenta y encaja capas , intentando no caer en una aburrida propuesta, haciéndonos partícipes de ese síndrome de flotación que desprende su dream-pop, y haciendo las delicias de los más incondicionales ( en 2 meses de vida de su LP) llevando a la palestra temas como ‘Shapeless&Gone’ o ‘Put Me To Sleep’ .

La gallina de los huevos de oro esa noche tenía nombre y apellidos, Hurry Up, We’re Dreaming‘  un disco que confluye en la atemporalidad de la elegancia electrónica, un doble LP que tiene perlas capaces de brillar por sí solas en un maremagnun de variedad, ojo ‘Midnight City sólo era el principio, basta escuchar su último disco en bucle para encontrar fieles sucesoras a uno de los himnos del pasado año.

Pasaban unos minutos de la hora prevista de inicio y el nerviosismo se hizo patente, pitidos y silbidos fueron la llamada al pequeño monstruo de la portada de su último trabajo, que se alzó agitando las manos dando paso a ‘Intro’ , M83 trasladado a formato de cuarteto comenzó avivando al público sin la presencia de Zola Jesus, pero con un espectáculo de iluminación y puesta en escena que nos llevaban a su  peculiar visión del shoegaze electrificado y resplandeciente, poco tardaron en hacer una llamada al pasado y hacer escala en ‘Before The Dawn  Heals Us’ y en Saturdays=Youthmostrando su vertiente más experimental, donde entremezclan el electro-rock con su lado más ingravido. El protagonismo indiscutible lo acaparó su último trabajo ¿acaso lo dudábamos? pese a quien pese faltaron muchos de los temas que les catapultaron a su posición de culto en la era anterior a Midnight City, pero allá sonaron ‘Sitting‘ para poner a todos a danzar como malditos, o ‘We Own The Sky‘ (recordándonos la estética ‘Drive’ tan de moda) , cameos por los ochenta, influencias capeadas de Vangelis y Mike Oldfield, y  paso a coros ensalzados por la multitud con ‘Steve McQueen‘  o viajes espaciales hacia  bailes tribales futuristas con ‘Year One, One UFO’.

Los de Anthony se veían crecidos y lo corroboraron comiéndose a la sala con una cover de Daft Punk , ‘Fall’, poco antes de que llegara la niña bonita de la banda, ‘Midnight City‘ que paradójicamente quedó perjudicada en un directo donde el saxo apenas se escuchaba y las voces temblaban a medio gas, daba igual el aliento de los espectadores logró ensalzar como una multitud  lo que la banda no pudo por completo. Pero con una interpretación como la que se sacaron con ‘A Guitar And A Heart’ casi se les puede hasta perdonar, y reafirmar que es una lástima que no puedan sacarse un directo con un rescate al pasado más intenso a pesar de que nos podría dar una buena  lipotimia…

Bises y protagonismo de los acompantes en la formación, lucimiento vocal de Morgan Kibby que dejaba más de lado los teclados para ejercer de sincronizada partener de Anthony , intentando volver a emocionarnos con ‘Skin Of The Night’. Pero la noche estaba por comenzar a pesar de que el directo llegase a su fin, una rave de colores se dio cita en escena, espasmos contagiosos y percusiones in crescendo, con continuos cambios luminosos en la sala, estrellas de fondo y subidón generalizado cerrando con ‘Couleurs’ , demostrando sobradamente que hay vida más allá de los M83 del 2011.

 

Una Respuesta

  1. Diandra

    24 diciembre 2016 21:05

    – Now we know what Mi&#8chi217;s going to look like in a couple years 🙂 Wonderful pictures again, for some reason I immediately want to water the garden, when I look at the first pic!May 25, 2011 – 9:53 pm

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico