Archivo de la etiqueta: motörhead

Lemmy tendrá su biopic que recorrerá sus años mozos en Inglaterra y su etapa al frente de Mötorhead


Ian Fraser “Lemmy” Kilmister, que falleción en 2015 a causa de un cáncer, sigue siendo objeto de homenajes y elogios, en esta ocasión se está planificando un biopic en el que se podrá bucear por la juventud de Lemmy en Inglaterra, su etapa de roadie para Jimi Hendrix, su periodo como miembre de Hawkwind y sus 40 años al frente de Motörhead.

Mötorhead lemmy biopic 2021

El casting aún no ha empezado y su producción está programada para el próximo año. Andre Relis y Damon Lane producirán este film junto a Todd Singerman y Steffan Chirazi como productores ejecutivos. El guión ha sido elaborado por Medeni Griffiths y Greg Olliver, éste último será el director, que ya estuvo al frente del documental ‘Lemmy’ en 2010

Nuevo disco y doble visita en febrero de 2016 de los Motörhead:


badmagic

El pasado 28 de Agosto salió a la venta el álbum número 22 de la mítica banda Motörhead,  “Bad Magic”. El álbum que arranca con la punkie “Victory Or Die” incluye también una aclamada versión del “Sympathy For The Devil” de los Stones (tal como hicieron los Guns’ n Roses a mediados de los noventa), así como contó con la participación de Brian May en uno de sus temas (“The Devil“).

La salida al mercado de tan apetitoso álbum se une la gran noticia que hace unos días que se conoce. Pues el gran Lemmy y sus acólitos nos visitarán el próximo mes de febrero de 2016 en la prolongación de la gira de celebración de su 40º aniversario en la que aprovecharán para promocionar el nuevo álbum. Y es que Motörhead llegará a España con dos paradas: en Barcelona (día  4 de febrero en el Sant Jordi Club) y Madrid (día 6 de febrero en el Barclays) La gira pasará por  UK, Francia, España, Italia, Suiza, Austria, Eslovaquia, República Checa, Alemania… hasta que llegue a Barcelona y Madrid donde nos dejarán sordos con sus pastillas de speed-metal a un volumen que pocos alcanzan.

Cartel_Motorhead2016-724x1024

Y por si fuera poco les acompañarán los míticos Saxon y también las veteranas Girlschool.

Las entradas están ya a la venta en la red de Ticketmaster, Fnac, Halcon Viajes, Carrefour, Ticketmaster.es y el 902150025.

http://www.ticketmaster.es/es/entradas-buscar/?q=motorhead

 

Motörhead estará en Barcelona y Madrid en Febrero del año que viene


El notición del día : Motörhead nos visita y lo hará con doble cita, Barcelona y Madrid, será en Febrero del próximo año y estarán acompañados de Saxon entre otros.

Lemmy y los suyos estarán repasando su discografía y presentando su nuevo trabajo ‘Bad Magic’ que verá la luz este mes.

motorhead


Los conciertos tendrán lugar el jueves 4 de febrero en el Sant Jordi Club de Barcelona y el sábado 6 de febrero en el Ring del BarclayCard Center de Madrid.    Las entradas estarán a la venta a partir del miércoles 5 de agosto a través de la red de Ticketmaster, Fnac, Halcon Viajes, Carrefour, en Ticketmaster.es y en el 902150025.


(c) 2015 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

Crónica concierto Peter Pun Speedrock en la Sala Porta Caeli (Valladolid). Enero 2012


Los holandeses Peter Pun Speedrock irrumpieron en una noche heladora de la capital vallisoletana con la intención de dejar patente que ellos son los más chulos, más macarras, más bebedores y que son capaces de reventar cuellos a base de headbangers asesinos.

Fue una suerte para los presentes que se cayera su fecha de Ponferrada y buscaran una salida de urgencia para tocar porque los asistentes al concierto de la Sala Porta Caeli no olvidaremos la descarga de velocidad que los de Peter Van Elderen insuflaron. ¿Que la gente está inicialmente a la expectativa? ¿Que un martes no es el mejor día para el rock?. Como el propio Peter proclamó con su voz rota desde las tablas “que más da todo eso si probablemente mañana todos estaremos muertos.

Con un batería hipertatuado (Bart Nederhand)  con una pegada capaz de arrancar un bulldozer triunfaron cuando se aproximaron más a los ritmos de Motorhead (We want blood, Dead End) o la vertiente más Ramoniana (pasada por un empacho de speed) de Go Satan Go y naufragaron cuando en la segunda parte de su corto set (poco más de una hora) se enfrascaron en ritmos hardcorianos que al menos a los presentes nos dejaron algo decaídos.

Pero es que más de 1500 conciertos a sus espaldas (!!!!) les sirven para saber insuflar su amor por la velocidad desmedida (y descontrolada) y sonar con la contundencia que pocos trios se pueden permitir. No son virtuosos (si exceptuamos a su batería) ni pretenden serlo (de eso se trataba el punk rock) pero la actitud es la adecuada y si no que se lo pregunten a su gigantesco bajista con aspecto de clon de Zack Wylde y una fantástica gorra del nuevo ídolo del country Bob Wayne (que visitará esta misma sala dentro de un par de meses).

Faltó algo de público para que los pogos surgieran y los huesos crujieran pero aún así es de agradecer que en la cada vez más rica programación local tengan cabida las bandas de punk rock más desenfrenado y de calidad entre tanto producto español algo trasnochado y un poco casposo.

Letras sobre mujeres, coches a toda hostia, violencia, fiestas y borracheras…Al fin y al cabo una banda cuya nota promocional termina con la frase “el infierno se nos está quedando pequeño” tienen todo mi interés y el beneficio de la duda. Realmente las llamas no llegaron a quemar a nadie pero no hay duda de que el calor nos llegó al menos en los setenta minutos que estuvieron sobre el escenario. Y en una noche con los termómetros tan bajos en la calle es meritorio, al menos yo me marché a casa entonando su himno We Want Blood.

Crónica Rock In Río ‘10 @ Madrid 11,14/06/10

Viernes 11 de junio

Tras un primer fin de semana de espectáculo de pop de masas llegó el día en que los sonidos más duros tenían su hueco en el Rock In Río. Aunque hay cosas que no cambian. Pudimos entrar en el recinto unos minutos antes de la apertura de puertas y que asistimos a la estampida de fans que corrieron desde la entrada hasta la codiciada primera fila del Escenario Mundo. No, no era Miley Cyrus la estrella ese día…

Unas 30000 personas, que no está mal, para el día claramente menos masivo de los cinco. Probablemente haber programado Metallica el sábado en vez del viernes habría atraído a más público a la capital, e igual podría haber repercutido en la asistencia este día, que resultó ser el más flojo de todos (mareante aún así).

DracoPor coincidencias de horarios esta vez optamos por obviar el Escenario Sunset, donde Dinero y O’Funkillo & Los Rumbers tenían la complicada papeleta de competir con el escenario principal. Allí Draco presumía de repetir en el mismo festival tras su exhibición el sábado anterior. Arrancó sin grandes estruendos ni poses, y fue dando un recital de canciones oscuras y densas. Los que habíamos invertido la semana en escuchar su último disco, Amor Vincit Omnia, no vimos recompensada nuestra decisión, ya que este disco, de poesía con ritmos latinos puertoriqueños, no tiene hueco en el rockero directo que nos presentó en el Rock In Río. Desde Delirios con la que abrió hasta el cierre con Lie el repertorio fue intenso y acorde con la temática -esta vez sí- del día. Repertorio que, por otra parte, tampoco fue tan importante, cobrando un gran protagonismo la estudiada improvisación y jugueteos instrumentales de Draco y el resto de la banda, entre el rock y la psicodelia, sin miedo a alargar un final tanto como mande el propio tema. Ya tengo una discografía a estudiar los próximos meses (no os dejéis engañar por las poses rickymartinescas en las portadas). Gran directo.

Cypress HillCypress Hill cambiaron el rock por el hip hop e intentaron hacer que los allí presentes olvidásemos que comenzaba a llover, con intensidad por momentos. Comenzaron levantando brazos con Get ’em up, de su último disco, Rise Up, portada del cual nos acompañó en el fondo del escenario durante todo el concierto. De ese álbum también cayeron It Ain’t Nothing, Rise UpArmada Latina, dejando más de la mitad del concierto para sus grandes éxitos anteriores. No podía faltar Insane in the Brain o Rock Superstar. No se puede decir que el hip hop en inglés sea una de mis debilidades, pero fue un concierto lleno de ritmo que logró que nadie dejase de corearles bajo la lluvia, lo cual es todo un éxito. Incluso el breve descanso que se tomaron antes de los bises para lucimiento del DJ mantuvo la intensidad. No decepcionaron.

Jane's AddictionEl escenario durante el festival se mantuvo bastante moderado, sin grandes despliegues de medios. Jane’s Addiction rompieron esta monotonía situando a ambos lados unas figuras de unas señoritas desnudas, amordazadas, mirando hacia el grupo, puede que en representación de dos bailarinas/strippers que subieron la temperatura del público durante la actuación. E hizo falta, porque no consiguieron conectar. Desde Stop con la que abrieron se notaba que no sería su noche. Pese a tener un buen número de incondicionales entre el público (y la labor de las bailarinas) el ambiente era frío. Dejaron Superhero y Jane Says, dos de sus mayores éxitos, para casi el final, y sólo en esos momentos se notó algo más de intensidad. La botella de vino con la que Perry se caldeó no tuvo el mismo efecto sobre su voz, aunque, cierto es, el resto de la formación sí brilló sobre su frontman. Algo decepcionante.

Rage Against The MachineRage Against the Machine llevan diez años sin publicar material nuevo y, pese a lo poco ortodoxo que resulta, es una medida a la que se podían apuntar muchos. Cuentan con bombas como para llenar un concierto, y su marcado estilo, de no cambiarlo (cosa poco probable), haría que sin duda fuesen acusados de monótonos. ¿Para qué molestarse en sacar nuevos discos si pueden deslumbrar con lo que hay? Comenzaron fuerte, con Testify, Bombtrack… La novedad de la noche llegó con White Riot, de The Clash, que hicieron suya. Zack rapeó cada tema como si lo quisiese redescubrir, pero la auténtica estrella para mí fue Morello, que no dejó un centímetro de la guitarra eléctrica sin aprovechar. Hasta con la clavija extrajo unos cuantos sonidos. Nunca había visto a nadie exprimir ese instrumento así, y demostró que a menudo no necesitas un sampler si tienes una guitarra e imaginación. Hubo unos minutos para escuchar La Internacional, que sonó fantástica rebotando contra los stands de compañías de trabajo temporal, multinacionales de comida rápida, de móviles y coches, de grandes superficies… Y sí, Killing in the Name nos dejó a todos con un estupendo sabor de boca y sin necesidad de pedir más bises. Poderosos, geniales.

Lunes 14 de junio

Amamos Metallica. Sólo así se explica que pese a programarse un lunes, aislado del resto del festival, en época de exámenes, con pronóstico de posible lluvia y seguro frío, con menos de un año desde su última actuación y a 65€ la entrada estuviesemos allí 48000 personas, casi alcanzado a la 2º jornada más exitosa del festival (Bon Jovi, 51000).

Durante unos minutos estuvimos en la apertura de la jornada con Heil! en el Sunset. Metal clásico por parte de un grupo que interpreta versiones de Motörhead o Judas Priest.

SôberSôber fue la primera actuación en el Escenario Mundo. El reencuentro de la banda comenzó con Oxígeno, y, aunque no sonaron tan potentes como lo que quedaba por venir, el concierto fue correcto y acorde con sus últimos trabajos. Prevalece la voz de Carlos sobre los instrumentos, por lo que esa intensidad metalera de sus primeros discos se ha visto diluída en estructuras y estribillos casi poperos pero fuera de lugar. Sin duda el momento de la tarde fue cuando Carlos dejó el micro y se encaramó a la segunda batería dando lugar a una sesión de percusión y guitarras verdaderamente intensa. Sonaron tal como son, y telonearon a dos grandes, que no es un trabajo sencillo.

Antes de Motörhead se le regaló su momento de gloria a Inlogic, un modesto grupo de salas, como ellos mismos dijeron, que pudieron demostrar lo que se cuece en los circuitos pequeños ante más de 40000 personas. Momento emotivo de la noche.

MotörheadMotörhead. 35 años de rock nos contemplaron. Rock puro y duro, y rápido, y actitud por los cuatro costados. Lemmy  es un tipo carismático y no tuvo que dirigirse mucho al público para ganárselo. Comenzaron con Iron First y Stay Clean y sin grandes despliegues ni poses de las que han sobrado en ese escenario los últimos días dieron una lección de qué es un buen concierto. Metallica después les citaron como ejemplo a seguir por algo. Históricos.

La escena final de El bueno, el Feo y el Malo, con una grabación de Ecstasy of Gold daba el pistoletazo al concierto más esperado del día. Metallica arrancaron fuerte con Creeping Death y For Whom the Bell Tolls, dos de sus clásicos, dejando claro que St. Anger fue un paso en falso (no hubo concesiones a ni un sólo corte del mismo) y que la línea a seguir es seguir golpeando como siempre, tal y como demuestran en Death Magnetic (del que interpretaron Cyanide, That Was Just Your Life y The End of the Line). Una buena dosis de pirotecnia para calentar la fría noche y dar uso a sus abultados talonarios. No necesitan promoción, algo que nos dejaron claro a los reporteros gráficos, vetándonos a casi todos, triste pero cierto. RATM no son los únicos con paradojas en esta crónica. Lars indicó que el cover elegido para la ocasión iba a ser Am I Evil?, de Diamond Head. En los últimos minutos tiraron de clásicos con Master of Puppets, Nothing Else Matters, y Enter Sandman. Y el cierre, un apoteósico Seek & Destroy para finalizar las dos horas durante las que se lucieron sin un minuto de descanso.

Rock In Río ‘10 (11, 14 de junio) – reportaje fotográfico

Rage Against The Machine¡Y, el segundo fin de semana, llegó el rock al Rock In Río! La asistencia de público quedó lejos de Shakira, pero no tuvo nada que envidiar al resto de días. A pesar del maltrato a esta segunda fase, separarando los días en viernes y lunes, 30000 personas el 11 y 48000 el 14 nos congregamos en Arganda para rendir tributo al nombre y trayectoria del festival. Y los grupos respondieron, especialmente los cabezas de cartel. Metallica y Rage Against the Machine se dejaron la piel en el escenario con dos directos memorables. Pero no nos extenderemos más. En breve tendrás la crónica con lo que dio de sí este segundo ¿fin de semana?. Por ahora vete abriendo boca con el reportaje fotográfico.