Archivo de la etiqueta: Moz

‘I´m Not a Dog On A Chain’, Morrissey despunta con su nuevo trabajo.


Morrissey publicaba la pasada semana su esperado nuevo trabajo, ‘I´m Not a Dog On A Chain’, uno de los mejores discos que el artista ha facturado en la última década (tampoco era complicado superarlos). Un cambio de aires, una producción exquisita y un flirteo con sintetizadores y con el neo-soul que hacen de su decimo tercer trabajo, un ejercicio de disfrute tanto para el fan del tito Moz como para los menos iniciados en su carrera.

Morrissey 'I´m not a dog on a chain'

Un disco que escuchado en su conjunto toma sentido, un disco menos político de lo esperado, en el siguiente seguro que caen ostias como panes conociéndole y dada la situación que está tocando pasar.Tampoco vamos a calentarnos diciendo que es el mejor disco que el de Manchester ha facturado, pero sí donde quizás se abre más a las nuevas tendencias y pierde el miedo a mirar en su interior y volver a hacer temas desde lo más profundo de su corazón.  Morrissey es experto en poner himnos a momentos de soledad, rebelación y crítica, y no desentona en esta nueva entrega. Un repertorio de 11 temas en los que la voz del británico suena con más fuerza que nunca. La melancolía de ‘My Hurling Days are Done’ retumba fime cerrando el disco, los vientos y la letra de ‘Darling, I Hug a Pillow’ representa uno de los momentos álgidos de este disco, un tema a la vieja usanza de Moz. Poco se habla del temarraco que es ‘Bobby, Don´t You Think They Know?’ y ese rollo soulero que se gasta, un nuevo clásico del británico. Incluso su vena más (por qué no decirlo) Perfume Genius asoma en ‘The Secret Of Music’, un tema más pedante pero que al final te acaba atrapando.

El disco ha sido producido por Joe Chicarelli, ganador de Premios Grammy y productor de otras grandes bandas como BeckThe Strokes, The Killers o The White Stripes, y se grabó entre Francia y Hollywood.

 

 

Morrissey / World Peace Is None of Your Business


world peace is none of your business

Que la personalidad de Morrissey es, digamos, difícil, es algo que todos sabemos y que en absoluto está exento de consecuencias. El ejemplo más cercano lo tenemos en que ‘World Peace Is None of Your Business‘, álbum que finalmente ha podido grabar este año tras ser fichado en enero por Harvest Records, llevaba escrito desde 2011, sin que en este tiempo, según su versión, ninguna discográfica se interesara o se atreviera a lanzarlo. Morrissey, claro está, lo achaca a que hoy en día las casas de discos se fijan únicamente en “nuevos talentos”, olvidándose de los artistas consagrados, incluso en su caso, líder de una banda antológica como fueron los Smiths. Y, atendiendo al exagerado nivel de postureo que nos rodea, algo nos dice que puede que el análisis de Moz haya dado en la diana: esta misma semana hemos conocido este vídeo en el que veíamos a jóvenes emitiendo concienzudas opiniones sobre grupos tan emergentes… que ni siquiera existen.

Por suerte, Morrissey no sigue modas: este ‘World Peace Is None of Your Business’ es una enésima vuelta de tuerca a sus opiniones acerca del mundo, si acaso algo radicalizadas, en sintonía con lo que está ocurriendo en Europa y la aparición de ciertos partidos que todos conocemos. De hecho, en la canción que da título al álbum, arremete contra el Gobierno -¿contra “la casta”?- e incluso contra el sistema democrático (“each time you vote, you support the process”). Su obsesión recurrente, sin embargo, han sido siempre los animales -no en vano ya los Smiths titularon un disco ‘Meat is Murder’-, y en esta ocasión se ceba con la tauromaquia. En ‘The Bullfighter Dies’, con ese título tan poco sutil, celebra la muerte de un torero, que “nadie llora/ porque todos queremos que el toro sobreviva”, incluyendo además una serie de rimas hilarantes con ciudades españolas -Ayuntamientos, aquí van unos eslóganes-: “Mad in Madrid/ Ill in Seville” y las impagables “Gaga in Málaga/ No mercy in Murcia”.

Pero, lejos de ser algo anecdótico, en ‘World Peace Is None of Your Business’ lo hispano resulta estar muy presente a lo largo y ancho de todo el tracklist. ‘Neal Cassady Drops Dead’ cuenta con una guitarra española; ‘Earth is the Loneliest Planet’ nos permite hablar de rumba, Pamela Anderson -que aparece en el vídeo spoken word del tema- y Morrissey en la misma frase (!); la facilona ‘Kiss Me a Lot’ incorpora castañuelas y coros en castellano y en la balada ‘I’m not a Man’ Moz se desmarca -tampoco era muy necesario, en realidad- del estereotipo del macho ibérico (“Don Juan/ Picaresque”, “Two fisted hombre, olé”). Por lo demás, superada la sorpresa de lo españolizante del álbum, encontramos canciones tan morrisseyanas como ‘Kick The Bride Down The Aisle’ o ‘Staircase at the University’, cuya última estrofa, palmas incluidas, es lo mejor del disco. ‘Oboe Concerto’ y su bonita coda final (“the rhythm goes round, round”) cierra de manera más que decente este disco algo extraño, que no se encuentra ni de lejos entre los mejores del artista, pero que sí nos deja alguna que otra buena canción y la oportunidad, siempre apreciada por sus fans, de escuchar a Morrissey poniendo voz a nuevos temas. 6,5/10.