Archivo de la etiqueta: ravi coltrane

El ciclo 365 Jazz Bilbao presenta su programación para 2014


365El ciclo 365 Jazz Bilbao retoma su andadura para, durante este curso, deleitarnos con golosinas jazz en los dos formatos ya reseñados en anteriores ocasiones. Así, el ciclo Gold Jazz nos volverá a traer a artistas de renombre internacional en el marco incomparable del Teatro Campos, mientras que Capital Jazz nos acercará a artistas nacionales en hoteles de no menos relumbrón de la capital vizcaína.
El año pasado pasaron por las tablas del Campos la voz melismática de Lizz Wright, el saxo de Ravi Coltrane, el intimismo de Tom Harrell y la grandeza improvisadora de Medeski, Martin & Wood. Para este año el listón no baja y vuelven a presentarnos a artistas en plenitudtigran

El pianista de origen armenio Tigran Hamasyan será el primero en hacer acto de presencia. Referencia a las teclas, su intimismo deslumbró a Brad Mehldau, recibiendo en 2011 el premio “Victoires de la Musique” al Mejor Álbum Internacional Producido en Francia. Sus últimos discos presentan desarrollos al piano y voz, siendo su última rodaja digital de 2013, “Shadow Theater”.

porterEl siguiente en saltar a la palestra del Campos será Gregory Porter, maestro del jazz vocal con arreglos soul, aromas góspel y alma blues. En septiembre del año pasado sacó al mercado el que es su último disco, “Liquid spirit”, avalado por el éxito de crítica y público, que ha supuesto un cenit en su carrera. Antes, su disco “Water” (2008) contó con la colaboración de los grandes del jazz  y por el fue nominado en los Grammys como mejor vocalista jazz. Con su carrera impulsada en Europa, Porter está girando sin parar para presentar ese “Liquid Spirit” que lo sitúa entre los más grandes del género en la actualidad.

El tercero en liza será Roy Hargrove, trompetista de 43 años que ha grabado con los mejores saxos del género y que impulsó un proyecto de hip-hip jazz con su grupo RH Factor. De gran talento y versatilidad ha recibido dos premios Grammy en colaboraciones calientes junto al gran Chucho Valdés y junto a artistas consagrados (Herbie Hancock y Michael Brecker) por “Directions of music”al mejor álbum de jazz instrumental.hargrove

Y antes del verano y para cerrar el ciclo antes del periodo estival hará su aparición Terence Blanchard. Trompetista versátil, de enormes recursos y conocimientos enciclopédicos, fue amigo de la infancia de Wynton Marsalis, tocó con él y éste le recomendó para entrar en 1983 como su sustituto en el Art Blakey’s Jazz Messengers. Con una discografía abundante son reseñables las colaboraciones en bandas sonoras de películas de variada temática, siendo muy especial sus colaboraciones con el cineasta Spike Lee. Ha ganado varios premios Grammy y fue considerado por Miles Davis como el trompetista más brillante de su generación.
Estas son las fechas de los conciertos del ciclo Gold Jazz:

• Tigran 
Martes 04 de febrero de 2014 | 20:00 h 
Teatro Campos Eliseos 

terence• Gregory Porter 
Miércoles 12 de marzo de 2014 | 20:00 h 
Teatro Campos Eliseos 
• Roy Hargrove Quintet 
Miércoles 23 de abril de 2014 | 20:00 h 
Teatro Campos Eliseos 
• Terence Blanchard 
Martes 27 de mayo de 2014 | 20:00 h 
Teatro Campos Eliseos 

Crónica del concierto: Ravi Coltrane Quintet en el Teatro Campos (Bilbao) – abril 2013


 

ravi_coltrane_photo_larrypas_01El ciclo 365 Jazz Bilbao sigue su andadura con brío y el pasado 30 de abril programó a Ravi Coltrane. Hijo de un mito pero no lastrado por el mismo, presentó su propuesta en formato quinteto ante un abarrotado Teatro Campos, perfecto escenario por la respuesta acústica y por la comodidad de visionado. Baqueteado en mil batallas, inició su andadura en combos estilosos para acabar desarrollando sus instintos en una música imbuida en el estilo del padre pero con personalidad propia. Su carrera le llevó del bebop más poderoso al pop de guitarras no en vano colaboró con Santana, pasando por casi todos los reyes del jazz (McCoy Tyner, Marsalis,…) y acabando con Joe Lovano, maestro del saxo , como productor. Fundador de su propia compañía (RKM Music), su último disco “Spirit fiction” data del año pasado.
Con estos precedentes Coltrane se presentó puntual a su cita con Bilbao y durante 110 minutos sopló con tino, se imbricó con sus acompañantes y permitió su lucimiento durante muchas partes del concierto. Compuesto por temas largos, su show principió clásico en una suite de veinte minutos cercanos al free-jazz, con la trompeta campando a sus anchas al principio, el saxo entrando pletórico, breves retazos de piano y un batería sutil a las escobillas. A veces pelín indigesto y de sonoridad caústica, el saxo de Coltrane sonó sincopado en gradaciones poco sutiles de hard bop para reptar después por notas cada vez más minimalistas. Y el respetable le brindó una ovación de aupa que él agradeció comedido.
Y es que habíamos acudido a presenciar jazz y eso fue lo que ofreció el quinteto a manos llenas, con improvisaciones cool y temas de largo desarrollo por los que podían surcar fluídos todos los instrumentos, pero que en ningún momento resultaron tediosos, manteniendo la tensión.
Así, tras ese primer tema volvieron gradaciones swing al piano, con el contrabajo enganchado al ritmo, el trompetista ensimismado (cursó gran parte del concierto con los ojos cerrados cuando no era su turno) y la estrella entrando y saliendo del tema para dar paso, muchas veces a sus secuaces. Su estilo se entronca con la tradición jazz aun dando paso a baladas cool en “Word order”, a temas de atmósfera tensionada y a intros minimalista con el saxo destilando notas con tino, pero sin dar ni una de más. Ofreciendo jazz de perfil comercial bajo, Ravi Coltrane se ganó al público bilbaíno, por calidad, propuesta y perfecta ejecución. Todo ello remarcable en una pletórica adaptación de un tema de Thelonious Monk que sonó vertiginoso y en la que el batería se lució en un solo demasiado largo para el que esto teclea (todavía me resultan indigestos, aunque cada vez soy más receptivo a los solos de batería jazzys; será la edad). ravi_coltrane_photo_larrypas_02
Un concierto granítico que, al final, en el bis encumbró a la banda cuando se acercó más a los cánones más clásicos del jazz, con swing espasmódico, ritmos frenéticos y todos los instrumentos dando lo mejor de si mismos.

Disfrutamos de un buen concierto y esperamos ya con ansia el siguiente, Tom Harrell. Seis eurillos tienen la culpa

.