Archivo de la etiqueta: Vive la Fête

Canciones para Pomelo #4: Hit the Road, Po

#4
Como es bien sabido por los numerosos seguidores de esta sección, Pomelo escucha los discos que le grabo mientras conduce -¿verdad que sí?- de su casa a su trabajo y viceversa. Así que un Canciones para Pomelo dedicado al universo de la conducción era algo obligatorio.

1. Stereo Total – Tu peux conduire ma bagnole
Stereo Total es uno de los grupos más políglotas que existe. En esta ocasión, hacen una versión en francés del éxito de los Beatles, rebautizado por ellos como ‘Tu peux conduire ma bagnole’.

2. Christina y Los Subterráneos – Voy en un coche
Una canción pop perfecta de la que Christina Rosenvinge no se ha olvidado y que a día de hoy parece que sigue recuperando en directo.

3. She & Him – Ridin’ in my Car
Ya he comentado en anteriores entregas que Pomelo es fan de She & him, algo muy comprensible teniendo en cuenta las canciones tan bonitas que hacen, como es el caso de esta ‘Ridin’ in my Car’, de grandiosa melodía.

4. Benjamin Biolay – Dans la Merco Benz
En Notedetengas deberíamos entonar el mea culpa por hablar tan poco de Benjamin Biolay, uno de los mejores cantautores franceses de la actualidad. ‘Dans la Merco Benz’ viene muy a cuento por su referencia a esa marca de automóviles y sirve también como muestra de las buenas canciones que compone.

5. Vive la fête – BM Double V
De los flamencos Vive la fête hemos hablado más que de Benjamin Biolay, menos mal. Como éste, también tienen una canción en francés dedicada a una marca de coches.

6. The Magnetic Fields – Drive on, Driver
Los Magnetic Fields son mi grupo favorito del mundo. Uno de los temas más recurrentes en sus letras son los trenes, pero también tienen alguna canción dedicada a los coches, como esta ‘Drive on, Driver’, de su estupendo disco homenaje a The Jesus and Mary Chain, ‘Distortion‘.

7. The Magnetic Fields – In my Car
En realidad pretendo que poco a poco los Magnetic Fields vayan ganando terreno en los discos para Pomelo hasta que llegue un momento en que solamente haya canciones suyas. ‘In My Car’ es una de mis canciones preferidas de ‘Holiday’, el disco con la mejor portada de la historia de la música. Bueno, en realidad es una portada alternativa –la oficial es ésta-, pero ¿no os quedaríais a vivir en ella?

8. The Magnetic Fields – The Luckiest Guy on the Lower East Side
Cierro esta triada de los Magnetic Fields con su mejor canción sobre el mundo de la automoción, ‘The Luckiest Guy on the Lower East Side’, de ese espectacular triple álbum que es ‘69 Love Songs‘. “Pero yo soy el tipo más guay del Lower East Side, porque tengo coche y tú quieres que vayamos por ahí (pronunciado coloquialmente “poráy” para respetar la rima)” es la traducción del estribillo que hizo la Editoral Contra en su libro dedicado a los Magnetic Fields, imprescindible para fans de Stephin Merritt.

9. Ray Charles – Hit the Road Jack
Esta archiconocida canción de Ray Charles es la que da título a este disco.

10. Los Planetas – De viaje
Una de las letras más bonitas de los Planetas. La canción, además, fue versionada por dos de mis grupos españoles favoritos: Fangoria y Astrud.

11. Jens Lekman – Black Cab
Jens Lekman es el artista favorito del cantante de los Rusos Blancos -Pomelo y yo somos muy fans de su blog, por cierto- y hay que alabarle el gusto por ello. ‘Black Cab’ es una canción preciosa sobre estropearles la noche de fiesta a tus amigos, perder el último tren, montarte en un taxi y pedirle al conductor que se calle y suba el volumen de la música.

12. AC/DC – Highway to Hell
Una elección muy obvia.

13. The Primitives – Crash
Esta canción tan redonda de los Primitives sobre un accidente ha sido versionada por grupos tan dispares como El canto del loco -cuya adaptación al castellano nos dejó versos del tipo “ahora vas a ser lo más/ podrás contar a tós la piña que nos diste”- o Belle and Sebastian.

14. Los Punsetes – Accidentes
Los Punsetes son uno de los grupos más especiales y más guays que tenemos en España. ‘Accidentes’ no es su mejor canción pero sí la que viene al caso.

15. Saint Etienne – Burnt out Car 
Me hacía ilusión hacer una trilogía con ‘Crash’, ‘Accidentes’ y ‘Burnt out Car’, al estilo de la trilogía de Astrud formada porEl miedo que tengo‘, ‘Paliza‘ y ‘Minusvalía. ‘Burnt out Car’ es una de las mejores canciones de Saint Etienne y ya os contamos lo bien que suena en directo, como se puede comprobar en este vídeo.

16. Chico y chica – La Rotonde
Cualquier excusa es buena para recordar a Chico y chica, incluido este interludio titulado ‘La Rotonde’. Una pena que no la tocaran la vez que Pomelo y yo les vimos en el Ocho y medio.

17. Steve Waring – Ma vieille bagnole
Una canción infantil con ruiditos que sabía que iba a gustar a Pomelo.

18. The Killers – Joy Ride
Pese a su puntito horteraese saxofón!- ‘Joy Ride’ está muy bien. Además, pensándolo bien, todas las canciones de los Killers son un poco horteras. A todo esto, ¿al final somos humanos o bailarín?

19. Rihanna – Shut Up and Drive
En los últimos años, Rihanna ha protagonizado una sucesión de números uno -en Estados Unidos ya ha superado a Madonna, está empatada con Michael Jackson y sólo la ganan Mariah Carey y los Beatles- bastante brutal. ‘Shut Up and Drive’ no llegó a alcanzar esta posición en América, aunque en España sí sonó bastante en su momento, algo después de la fea ‘Umbrella’.

20. Klaus & Kinski – Autovía de Albacete
‘Autovía de Albacete’ tiene una letra impresionante, con una estrofa final (“y es bien cierto que a tu lado yo me querría estrellar/ pon la cinta otra vez, impacto de felicidad”) que pone los pelos de punta.

21. Loquillo y los Trogloditas – Quiero un camión
Para no gustarme Loquillo ya es la segunda vez que pongo una canción suya. ‘Quiero un camión’ viene al pelo para seguir hablando de camiones y porque aparece Alaska, lo que me permite cumplir mi promesa de que la iba a meter en todos los CDs.

22. Desireless – Voyage voyage
Otra canción en francés. Mucho mejor la original que la espantosa versión de la infumable Kate Ryan.

23. Roxette – Sleeping in my Car
Roxette, como buenos suecos, molan mucho. Tienen una canción titulada ‘Joy Ride‘, como la de los Killers, pero es mucho mejor esta ‘Sleeping in my Car’, uno de sus temas más conocidos.

24.The Beatles – Drive My Car
Los viajes de Pomelo al volante son de ida y vuelta, lo que quiere decir que empiezan y acaban en el mismo sitio, como este disco, que termina con la misma canción con la que empezó. En este caso, con la versión original de los Beatles.

Lo que piensa Pomelo: Le entraron ganas de no parar al llegar a su destino y seguir conduciendo como una puta loca.

Si tú también quieres ser como Pomelo, puedes escuchar la playlist entera en Spotify.

Haz clic aquí para leer la anterior entrega de Canciones para Pomelo.

Crónica del Youfest en Matadero Madrid (I) Viernes 28. Septiembre 2012. Madrid.


El Youfest, el festival de la generación Youtube, el festival más alocado de la temporada diríamos por aquí, un oasis en una marabunta de explosión festivalera que arriesgó y no sabemos si ganó , pero sí que convenció a muchos de los asistentes en multitud de aspectos.

Partiendo de la base de poder observar en vivo y en directo a muchos de esos creadores de himnos youtuberos, aquellos que pueblan entradas de blogs, vlogs, muros de facebook y similares, esos elementos que se reenvían en infinitos hilos en correos de trabajo y que hacen más amenos los descansos entre pantallas, o simplemente esos individuos que han creado himnos para muchos y se han ganado legiones de fans entre otros.

El mal tiempo fue el principal inconveniente del primer día, lluvia constante que provocó perezas e incomodidades , paraguas, chubasqueros y demás enseres poblaban el recinto, los escenarios principales se alternaban con un refugio en las naves para resguardarnos del diluvio. Y hablando de escenarios, hemos de hacer hincapie en la majestuosidad del ‘Main Stage’ un despliegue que ya quisieran muchos otros hizo que el pedazo de escenario rodeado de pantallas de leds estuviera en boca de todos. Otro factor organizativo a tener en cuenta fue el tema comida-bebida, el catering ofrecido por una empresa gallega fue de primera, bollería gigante, bollos preñados, pizzas elegantes, etc…y precios medianamente asequibles para lo que suelen ser los festivales de esta índole.

Pero hablemos de lo importante, las actuaciones, un buen número de artistas poblaron el Matadero , en sus diversas manifestaciones, desde el Youfest Talent con jumentos de todo tipo, hasta el glorioso cierre de Underworld con un himno como Born Slippy como broche final.

El viernes el protagonismo lo tuvo el mal tiempo, el verano había acabado y los cabellos mojados eran el máximo común denominador de una primera velada no muy halagadora en cuanto a presencia de público, eso sí, los asistentes no podrán negar haberlo pasado mal. El Youfest Talent fue una plataforma de futuras y actuales estrellas del youtube (algunos en su casa y poco más) , pero también podíamos hacer nuestras paradas en Film&Talks o pasarte a ver el escenario de ‘Mashups del Mundo’, ver deportes extremos en el patio del Matadero (cuan fans somos de este hermoso recinto), o meterte en el meollo de los amantes de otros grupos más pro.

Buraka Som Sistema intentó arropar al público más temprano, su chaparrón al ritmo de komba fue esencial para insuflar un poco de energía a la tarde grisacea. Africanismo electrónico que nos hizo mover el esqueleto y hacer saltar a base de bien con su Wegue Wegue entre otras, si bien la mayor parte se intentaba resguardar de la lluvia, los portugueses intentaron anclar . En paralelo el gran (en todos los sentidos) Reggie Watts hacía de las suyas con sus rimas, su flow y su humor en directo, todo un personaje que enamoró a los asistentes.

Pero lo que todos estábamos esperando a fuego era esa primera gala Youfestera, donde poder ver a la Wendy, al Delfin, a los Locomía, al Chimo, a la Tigresa de Oriente…y así fue, tras una graciosa proyección donde podíamos ver a la mayoría de los participantes sobrevolar la capital cómo La Tigresa de Oriente hizo aparición entre las masas, coreada y recibida entre vítores. No fue para menos lo del Animador de Wendy Sulca , casi acumula tantos fans como la propia Wendy, que nos gritó aquello de Cerveza a base de bien, también anduvo por allá el bueno de Meneo haciendo de las suyas, y Delfín Hasta El Fin, sobrevolando las 4 torres madrileñas con sus alitas angelicales. Pero uno de los mejores momentos fue la coreada Israel,Israel en tus tierras bailaré donde el trío formado por la tigresa, Wendy y Delfin dieron todo para sus fans (rabinos incluídos por el terreno) !!!!

Después de este combo era imposible tomarse en serio a Playing For A Change, a pesar de su calidad , menos mal que salieron los Locomía a menear el abanico como sólo ellos sabían, un tema, sabió a poco, o a mucho depende cómo se mire, con su Rumba, Samba,Mambo…vamos que esto bien podía haberlo salido a bailar Bobby Gillespie, como un Screamadelica ibérico.

Tras Locomía , el más esperado de la noche, el grandérrimo Chimo Bayo, un mito hecho de nuevo realidad con un público que le adoraba al son de Extasi Extano, proyecciones que acentuaban su discurso para masas y un subidón colectivo que sólo podía culminar ni más ni menos que El Fary. Sí, El Fary, su discurso de La Mandanga llegó a las proyecciones y Javi Cantero protagonizó una enérgica versión de La Mandanga que reunió a toda la gala sobre el escenario , con sobreactuadas ovaciones desde el foso.

Aún quedaba núcleo duro , y elegante para los que huyeran de éste, llamemosle, adorado frikismo. El Guincho salió acompañado con guitarra y bajo para ofrecernos una ración de Pop Negro aderezado con Alegranza,  ‘Antillas’ , ‘Kalise’, ‘Ghetto Fácil’, ‘Soca Del Eclipse’ entre otras fueron algunas de las perlas que dejó en su tormenta electropical, un directo al que un pequeño reducto acompañaba, todo un lujo ver a un artistazo como Pablo Díaz-Reixa en un nuevo festival, todo un sinónimo de calidad.

Vive La Fête se colaban en carpa superponiéndose con El Guincho, repartiéndose el público casi a partes iguales, los belgas pusieron a todos a botar de lo lindo con su electro-clash y su hedonismo punk-pop, con bombazos que reventaban la pista de baile, como ‘Tokyo’ o ‘La Verite’, o atreviéndose con Jesucristo Superstar...

El punto y final lo tenían unos de los más esperados de la noche, de nuevo los Primal Scream hacían parada por nuestro país, para dar otro de sus shows redondos, para el cuál la mayor parte de los asistentes hacían espera . Los de Glasgow ya cumplieron su vigésimo aniversario del Screamadelica, pero cualquiera de sus temas sigue sonando actual y acojonantemente impecable cuando Bobby y los suyos le ponen ganas. Realmente había que ponerlas e intentar arrastrar hasta el final a ese reducto de fans que aguantaba bajo el gran chaparrón (el día siguiente sería chacarrón) a la banda.  Pero si de golpe y porrazo te sueltan un revés como el deSwastika Eyesya tienes no sólo a los seguidores más acerrimos encima tuyo, sino a todos los que se agolpan en últimas filas meneándose y contoneándose siguiendo el ritmo que las horas prestaban. Sus himnos fueron cayendo uno tras otro, Movin’ On Up, ‘Slip Inside This House‘ o ‘Loaded y es que su disco más emblemático sigue de celebración. De buena gana hizo aparición el rock más potente con temas de su XTRMNTR‘ como ‘Accelerator’ o una versionaza directa a la yugular de ‘Rocks‘, y es que los años no pasan por estos monstruos que siguen comiéndose el escenario y merendándose estrellitas de youtube con cada actuación.


Vive la fête – Ce soir: c.e.c. #55


Vive la fête se diferencian de todos los demás grupos de los que os hablamos a diario desde notedetengas en una cosa: ellos son, de lejos, los más cutres. Tal honrosa distinción se la han ganado poco a poco, a fuerza de hacer durante mucho tiempo y con una dedicación inquebrantable unas canciones cada vez más facilonas, en el mal sentido, unos vídeos que son una puta mierda maldita porquería y unas portadas a cada cual más espantosa. Pero el culmen de la cutrez lo alcanzan a la hora de poner títulos: o tienen faltas de ortografía (!), o dan ganas de bostezar -¿’Disco de oro‘? ¿En serio?- o directamente los repiten -hacer dos canciones con el mismo nombre es terrorismo pop-. En resumen, y por poner un símil muy gráfico, si Vive la fête fueran un supermercado, serían un Lidl y, de hecho, sus discos no desentonarían nada allí expuestos, al ladito de los de Gisela.

Sin embargo, algo harán bien para que hablemos de ellos. Pues sí: aparte de que sus conciertos son totalmente incendiarios, una sucesión de hits sin tregua, de vez en cuando siguen haciendo alguna canción escandalosamente pegadiza. Tal es el caso de ‘Ce soir’ -el ‘Ce soir’ de su álbum ‘Produit de Belgique‘, no el de ‘Republique populaire‘-, una canción tan absurda, excesiva y facilona, esta vez en el buen sentido, que es imposible escucharla sólo una vez. Si lo que os acabo de contar no os ha asustado, la podéis oír aquí abajo.

Vive la fête / Produit de Belgique

Hay artistas que pueden pasarse años y años sin publicar material nuevo por considerar que no tienen nada que decir y también los hay que, al más puro estilo Woody Allen, sacan disco religiosamente cada cierto tiempo sin temer no tener nada que aportar al mundo e incluso, muchas veces, reincidiendo una y otra vez sin avergonzarse en conceptos, melodías, letras y rimas. Si bien no tiene por qué ser mejor lo primero que lo segundo -jamás nos atreveríamos a decir algo así los que disfrutamos con la carrera tan parca en innovaciones de los Ramones-, es evidente que sí lo es cuando lo que va lanzando el artista en cuestión tiene cada vez menos calidad. En los últimos años ése parece ser, lamentablemente, el caso del dúo belga Vive la fête.

Y es que es una pena observar cómo la carrera de los de Gante ha pasado en tan poco tiempo de encontrarse en un momento totalmente crepuscular, con un discazo como fue ‘Nuit Blanche’ -que, además, contenía esa canción-himno de mismo título que el álbum- inspirando a directores de cine y a diseñadores a, aparentemente, ni inspirar ni tan siquiera interesar a nadie -¿cuántos medios han reseñado este disco?-, así que nos quedaremos con las ganas de que alguien les entreviste y les pregunte el porqué del arrebato patriótico en el título del LP que acaban de publicar, ‘Produit de Belgique’.

La culpa de que se encuentren en la situación en la que están es, por supuesto, suya, pero no por ello este álbum deja de tener momentos buenos: ‘Je m’en fou’, falta de ortografía incluida, podría haber estado perfectamente en ese hit-over-hit que fue ‘Jour de Chance’; ‘Pas Controlée’, con sus referencias a pirarse a Saint-Tropez pase lo que pase, tiene cierta gracia; ‘Ce Soir’ -ya tenían una canción con ese nombre, ¡qué horrible es cuando los cantantes repiten títulos!-, con su derroche de vocoder, se antoja hasta necesaria y ‘Titi’ podría también salvarse de la quema. El resto del disco se mueve entre lo bochornoso (‘Décadanse’, primer single de título desgraciadamente acertado) y lo mediocre (‘Cinémathèque’, ‘Photogénique’), con algunos momentos directamente exasperantes (en ‘Mi amore’, una de las peores canciones que he oído en mucho tiempo, se atreven con el italiano para dejar claro, tras previas e igualmente fallidas incursiones en el inglés y el neerlandés, que Els Pynoo no debería apartarse de aquello que cantaba en ‘Jaloux’: “Je chante comme je chante et c’est tout en français”).

También es cierto que las primeras escuchas de sus dos anteriores álbumes, ‘Jour de Chance‘ y ‘Disque D’or‘, nos dejaron casi igual de fríos como ahora nos encontramos con este ‘Produit de Belgique’ antes de que nuestra opinión sobre ellos cambiara por completo -más en el caso de ‘Jour de Chance’ que en el de ‘Disque D’or’, todo sea dicho-, pero no tiene mucha pinta de que eso vaya a ocurrir con este disco por mucho tiempo que pase. Por suerte, Els y Danny parecen tomarse su carrera como la fiesta que el nombre de su grupo promete y en sus conciertos, como pudimos comprobar hace dos veranos, no hacen muchas concesiones a sus nuevos temas sino que, por el contrario, prefieren centrarse en apuestas seguras: ‘Tokyo’, ‘Schwarzkopf’, ‘Touche Pas’ siguen inamovibles del setlist. Aunque es un motivo más que suficiente para seguir pendientes del grupo, nunca está de más que las nuevas canciones nos ayuden a renovar nuestro interés en ellos. Las de este álbum no lo hacen ni por asomo, lo que inevitablemente convierte a ‘Produit de Belgique’ en un disco apto sólo para los fans más acérrimos. 3,5/10.

Festival Santander Amstel Music:– Viernes 22 de julio


 

El cartel del viernes del Santander Amstel Music era uno de los más suculentos de todos los que los distintos festivales de verano ofrecen a los amantes de la buena música. Por los dos escenarios del recinto, el Santander Amstel Music, el principal, y el Santander 2016, de dimensiones bastante más reducidas, pasaron grupos internacionales de amplísima trayectoria como son Belle and Sebastian, Vive la fête y The Wave Pictures. Delorean, Delafé y las flores azules y Plastic Adict Djs completaron el cartel demostrando que los grupos de dentro de nuestras fronteras también tienen mucho que decir. A las 8 de la tarde estaban programados Plastic Adict, djs de la escena santanderina. Curiosamente los organizadores del festival optaron, los tres días que se prolongó el festival, por colocar a djs para abrir la noche en lugar de para cerrarla como es más habitual. Además se trató siempre de djs de la escena cántabra, lo cual me parece una práctica muy inteligente para promocionar a los grupos locales. No obstante, al menos en el caso del viernes, hubo un cambio de última hora y Plastic Adict finalmente fueron los últimos en salir al escenario.

A las 9 aparecieron en el escenario principal Delafé y las flores azules, ahora sin Facto. Ni que decir tiene que la hora a la que actuaron no es precisamente la mejor para salir al escenario, todavía era de día y además la mayor parte del público estaba llegando al recinto precisamente durante su actuación. A pesar de esto, Delafé y las flores azules lo dieron todo y animaron al público con sus coreografías como buenamente pudieron. Sonaron El indio y Mar el poder del mar, dos de sus mejores temas, dejando muy claro que son un grupo con personalidad propia y que el directo les sienta como anillo al dedo.

Los ingleses The Wave Pictures fueron los siguientes en actuar. Su música se suele calificar de rock lo-fi, y lo cierto es que en este estilo tienen un filón que explotar, porque talento no les falta. Sonaron especialmente bien Sweetheart y, cómo no, I love you like a madman, que fue probablemente la más coreada y ovacionada.

Tras The Wave Pictures llegó el turno de Belle and Sebastian, de nuevo en nuestro país tras cuatro años. Huelga decir que Belle and Sebastian es uno de los mejores grupos del mundo -“han hecho el mejor pop desde los Beatles” decía un fan antes de que comenzara el concierto- y que siempre es un lujo poder verlos en directo. La mayor parte de los asistentes habían venido a verles a ellos, al menos a juzgar por el número de camisetas de la banda que se veían por allí, y se notó porque el público estuvo especialmente entregado. Antes de saltar al escenario proyectaron en las pantallas situadas en los laterales del escenario el video de The blues are still blue que grabaron los alumnos de un colegio andaluz -en lo que me imagino que sería un guiño a nuestro país, igual que las cortinas con los colores de la bandera española que colocaron tras ellos en el escenario-. Stuart Murdoch se atrevió a hablar algo de español y tras ello dio comienzo el concierto, con un tema nuevo, I Didn’t See It Coming, que supongo formará parte de su nuevo álbum -que, por cierto, parece que va a sonar más a Tigermilk que a The Life Pursuit-. Tras éste, sonaron las divertidas I’m A Cuckoo y Step Into My Office, Baby. De If You’re Feeling Sinister, el que es en mi opinión su mejor álbum, sonaron Like Dylan In The Movies, The Stars Of Track And Field y Get Me Away From Here, I’m Dying, uno de sus mejores y más conocidos temas que supuso uno de los momentos álgidos del concierto; aunque curiosamente no sonó la canción que le da título al álbum y que últimamente sí están tocando en directo.
Tras tocar otro tema nuevo, parece que titulado I’m Not Living In The Real World, sonó uno de sus temas más emblemáticos, The State I Am In, de su primer álbum -de cuya publicación hace ya ni más ni menos que catorce años- del que también recuperaron la preciosa Expectations. Sukie In The Graveyard y Funny Little Frog fueron los únicos temas que sonaron de The Life Pursuit, su controvertido último disco. Otro de los momentos álgidos del concierto fue The Boy With The Arab Strap, cuando parte del público subió al escenario a bailar con ellos. Muy mal tendrían que hacerlo para estropear una canción tan bonita como ésta. También sonaron If You Find Yourself Caught In Love y, por si ya hubieran sonado pocos temazos, tocaron Sleep The Clock Around antes de abandonar el escenario para volver a tocar Legal Man, con la que se despidieron definitivamente.

El setlist, como se puede comprobar, fue muy equilibrado y casi todos sus discos tuvieron más o menos la misma presencia, exceptuando Fold Your Hands Child, You Walk Like A Peasant y Storytelling, discos que optaron por obviar por completo. Supongo que esta es la ventaja de ver a un grupo en un concierto que no es de presentación de ningún disco y que, por tanto, no están obligados a que el setlist sea monopolizado por éste. Por supuesto que se echaron de menos algunas canciones, pero sería imposible no hacerlo a menos que el concierto se prolongara durante horas y horas.

Delorean, mientras llenan salas en Estados Unidos, quedaron aquí relegados al escenario pequeño, lo que me parece que simbolizó muy bien lo mal que tratamos a muchos grupos españoles que triunfan más en el extranjero que en casa. Su setlist se centró muy acertadamente en Subiza, su último disco, y en el aún mejor EP Ayrton Senna, con ese temazo que es Deli y que fue sin duda lo mejor del concierto. En el escenario se puede comprobar lo cool que son Delorean con sus greñas y sus guitarras y cantando esas canciones tan buenas. Sólo se me ocurren cosas buenas que decir de este grupo tan fantástico que encima es español.

De nuevo en el escenario principal, llegó el turno de Vive la Fête, aunque en este caso el espectáculo, que siendo indulgente lo calificaré de bochornoso, lo dio el público. La gente empezó a colarse en el foso para los fotógrafos, primero disimuladamente, después directamente saltando la valla, con la aquiescencia de la seguridad del festival que no movió ni un dedo ni cuando un energúmeno intentó repetidas veces agredir a un chico, que estaba además en las primeras filas, con lo cual es imperdonable que no se dieran cuenta. El público, que tanto interés había mostrado en colarse en llegar hasta la primera fila, se dedicó a hablar por los codos durante todo el concierto, lo que unido a que el micrófono de la cantante no funcionaba bien, arruinó el concierto a los improbables fans del grupo, aunque sinceramente creo que no había ninguno. Más fans tenían las tetas de Els, la cantante, que fueron la principal atracción de dos chicos que estaban a mi lado y que no se cansaron de vitorearlas durante todo el concierto. En cuanto a la actuación de Vive la Fête, sus conciertos tienen fama de ser siempre muy divertidos, que no es de extrañar teniendo en cuenta el tipo de canciones que hacen. Se echó en falta alguna canción de sus últimos dos discos, de los que sólo tocaron Quastch, que es encima la única canción de su discografía que está en flamenco. Abrieron con el clásico Nuit Blanche, y sonaron las fantásticas Touche Pas, La Verité, Tokyo, Schwarzkopf, Assez, Maquillage y Noir Désir.

Por lo que se refiere a la organización, excepto el desfase que permitieron durante el concierto de Vive la Fète -que ya es bastante-, no se le pueden poner más pegas, los conciertos empezaron con gran puntualidad, no había excesivas colas y los precios de las bebidas eran más que asequibles.

Fotos de Paula Solar Ruigomez

Festival SANTANDER MUSIC: 22-23-24/7/2010

Dentro de la amplísima oferta festivalera de la Península, encontramos este verano, y por tercer año consecutivo, el Santander Music, que se desarrollará en la capital cántabra los días 22, 23 y 24 de julio de 2010, coincidiendo con el inicio de la Semana Grande santanderina.

Dicho festival, avalado por la promotora Mouro Producciones, tendrá lugar en la explanada de la Campa de la Magdalena, situada entre dos playas y junto al parque de la Magdalena, sin duda un emplazamiento privilegiado y muy poco habitual en eventos de este tipo. Será en esta explanada donde se ubiquen los dos escenarios del festival, el Santander Amstel Music y el Santander 2016.

Con la vocación de “completar la oferta cultural para todas las edades y públicos” y “con una firme intención de convocar visitantes a la ciudad de todo el territorio nacional así como de países vecinos europeos”, por este festival ya han pasado en ediciones anteriores grupos como Cycle, Vetusta Morla o Rinöçeröse.

El festival dará comienzo el jueves 22 de julio con la celebración de la fiesta de presentación en la sala BNS, en la playa del Sardinero, con la actuación de Sparkpet y We Are Standard. El viernes 23, ya en el recinto del festival, tendrán lugar las actuaciones de las bandas Plastic Adict, Delafé y las Flores Azules, The Wave Pictures, Belle and Sebastian -única fecha en nuestro país-, Delorean presentando Subiza -uno de los discos nacionales del año- y los belgas Vive la fête. El sábado 24, el cartel cuenta con tres de los grupos indies más importantes de nuestro país: Sidonie, La habitación roja y Dorian, a los que se suman los británicos White Lies y los aclamados The Dandy Warhols.

Se trata, por tanto, de un cartel que aúna destacadas bandas de la escena nacional e internacional, todo ello tan sólo por 45 euros el abono y 35 la entrada de día. Para más información, podéis consultar la página oficial del festival.

Low Cost Festival, 23 y 24 de Julio @ Benidorm


image2Sorpresa del verano: la segunda edición del Low Cost en Benidorm (Alicante) está acaparando muchas miradas y simpatías. Mejorando el cartel del año pasado, que no obstante fue un éxito rotundo aún con los inconvenientes de ser un festival pequeño, primerizo, tuvo un seguimiento exitoso por parte de un público ansioso de ofertas musicales.

El LC se perfila como un claro contrincante a su vecino SOS festival. Ello se desprende del aumento cuantitativo y cualitativo que poblará el festival en tan poco tiempo. Quizás sería conveniente añadir un día más si el festival de este año agota entradas para los días citados.

Una apuesta con un enfoque claramente independiente y arriesgada, con el objetivo de congregar a las masas en un fin de semana veraniego, en un tiempo en el que la escasez de festivales y ofertas musicales están haciendo peligrar el ocio nacional.

La baza comercial es sugerente y combina platos nacionales con extranjeros (aunque destacan los provenientes del Reino Unido), en un fin de semana en el que podremos disfrutar, entre otros, de Placebo (que desde sus inicios han sido muy solicitados por los festivales de todo el mundo), Los Planetas, Lori Meyers, la electrónica francesa de Vive La Fête, el rock directo de These New Puritans, Dioyy, el funk patrio de The Right Ons, Layabouts, Memory Tapes, Jesse Evans & Toby Dammit , los áridos Arizona Baby, el alter ego de Eli Reed: Jesse Dee, el toque psycho y punk de Vinila Von Bismarck and The Lucky Dados, el pop rock de alta calidad con los Niños Mutantes, los divertidos e hiperactivos Love of Lesbian, y los barceloneses Tokyo Sex Destruction.

En definitiva un repaso musical variado y alterno que es lo que se le pide a cualquier buen festival y un complemento levantino ideal para el FIB de este año.

+ info en la web del low cost festival

Carlos Gimenez (Alc)

Sonorama 2009


banner-sonorama-2009

Un año más ésta cita obligada con lo más selecto de la música independiente se fija en Aranda de Duero, Burgos, los notancalurosos -menos mal- días 13, 14 y 15 de agosto.
Si, estoy hablando del Sonorama 2009, punto de encuentro que este año viene bien cargado de novedades y con una buena ración de clásicos, en veraniego cocktail de festival de música para todo aquel inquieto que disfrute de la música en directo y quiera estar a la última en las propuestas nacionales más destacadas.

Los chicos de Art de Troya han organizado este año un apetecible festival de los llamados ‘pequeños’ por no entrar en la desorbitada guerra de cifras que infla los caches de grandes figuras hasta cifras vergonzantes. Pero ésto más bien es un sello de calidad frente a los masificados macrofestivales donde, además del imposible número de gente aglutinada en los principales conciertos o las carencias en la cantidad de instalaciones, se une el abusivo precio tanto de la entrada como de las consumiciones una vez dentro, que te hacen sentir como un borrego del que simplemente les interesa tu cartera.

Hay que destacar las actividades paralelas, no solo centradas en la música, del festival. Una de ellas es la realización del X festival nacional de cortometrajes, donde participan tanto cortos de ficción como animación o documentales, siempre producidos en España o de autor español, que cuentan con 5 suculentos premios, el reconocimiento otorgado por la academia de cine y la proyección entre un publico selecto e inquieto culturalmente.

Todo comienza el jueves 13, y además de gratis, así por las buenas. Será una fiesta de bienvenida en toda regla entre el escenario principal y el ribera de duero en la que actuarán algunas de las figuras más destacadas del cartel, sin recatos. Sr. Chinarro, Rosenvinge, Le Punk y los grandes Nudozurdo nos darán la bienvenida el primer día de celebraciones, pero para saber realmente de que estamos hablando aquí hacemos un repaso a lo más interesante del cartel:

Seguir leyendo Sonorama 2009