Vampire Weekend / Contra

, , 2 Comments

vampire-weekend-contra-314x314Invierno. ¿que es invierno? es verdad! estábamos tan ensimismados con el nuevo lanzamiento de los Vampire Weekend, pensando en bañadores y camisetas a los ritmos calurosos de los más africanos al este de New York que no nos dimos cuenta. ¿Africanos? bueno, estos ‘niños bien’ de los que todo el mundo esta hablando ahora ni son de allí ni fueron los primeros en incorporar percusiones y estructuras de aquel continente a una formula que lo unía con pop/indie guitarrero, pero sin duda fueron los más reconocidos por el gran publico como el estandarte de esta tendencia.
‘Contra’ es su segundo disco y se perfila desde la abridora «Horchata» como una continuación reposada de aquel deslumbrante debut, más enfocado esta ocasión en el pop ‘bonito’ con sus arreglos de cuerda, pianos y coros sutiles que en el (A-)punk, la inquietud guitarrera y los growers energéticos como aquellos ‘Walcott’ o ‘Mansard Roof’ con que se presentaron.
Es verdad que ahí está ese gran single ‘Cousins’, con su sobrecarga de ritmo frenético y lo más aprovechable de un genero tan poco atractivo como el ska, que nos tendrá saltando una buena temporada, pero en este ‘Contra’ no nos quedamos de primeras con ninguna otra canción destacada, ningún single que sobresalga del disco.
Esto, que a primera vista puede hacernos pensar que no estamos ante un gran disco de los neoyokinos si no uno más bien continuista, no nos tiene que influir para nada pues estamos ante un disco que crecerá en escuchas y en detalles.

Esto es principalmente porque la línea que han seguido no es la inmediatez y el ritmo machacante (en el buen sentido, claro) que te hacía mover inconscientemente los pies hasta terminar de pie marcando el ritmo, sino que nos encontramos unos Vampire Weekend totalmente enfocados a fabricar un pop donde la melodía es la protagonista absoluta que se perfila entre baterías, violines, pianos, unos grandes coros, campanas (y campanillas) voces más perfiladas y un nuevo elemento en las canciones: un toque electrónico tanto de sintes (la magnifica ‘Giving Up The Gun’) como de 8-bits (‘Diplomat’s Son’), influenciado ciertamente por el proyecto paralelo de Rostam Batmanglij (guitarras, teclados) Discovery, un grupo de R&B a base de sintetizadores y quién sabe si algo también del grupo estrella en esto del africanismo de la temporada pasada: Animal Collective.
Escuchado globalmente les ha salido un álbum que recicla muchos de los recursos mostrados en su debut: esos pianos crecientes de ‘White Sky’, el mencionado ska de ‘Coursins’, las islas reposadas y cambios de ritmo entre canciones como en ‘Holiday’, pero dando la impresión de haber facturado un disco con una terminación muy cuidada, inspirado y, ¿podemos decir un poco más maduro? 6.75

 

2 Respuestas

  1. José Manuel

    19 enero 2010 14:32

    Con respeto total hacia la reseña, debo dar mi humilde opinion:

    Pues he de decir y digo que NO, no me gustan Vampire Weekend por mucho que el mundo se ponga en mi «Contra» (ahi he estado fino, eh?) jeje.

    Me parecen de lo mas sobrevalorado del panorama actual, con unas melodias facilongas de cancion infantil por encima de unos ritmos machacantes que suenan a pianillo CASIO.

    No nos dejemos engañar por todas las moderneces que nos vendan envueltas en pantalones pitillo y gafas de pasta.

  2. maria

    22 enero 2010 13:38

    ME ENCANTAN. y me da igual q haya gente q piense q son faciles e infantiles (si enumeramos la cantidad de grupos dentro del indie-pop que son infantiloides… y aun así nos gustan, no?). Para mí todo un descubrimiento, son muy pijos pero molan 🙂

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico