Entrevistamos a VETUSTA MORLA tras su nuevo trabajo ‘Mismo sitio, distinto lugar’: Cuando ir más allá del más de lo mismo se convirtió en una necesidad

, , Leave a comment

“Necesitábamos salir de Vetusta Morla para poder entender a Vetusta Morla”

Tarde del martes 8 de noviembre en el Café La Palma. Un servidor espera junto con otros compañeros de otros medios el turno para la entrevista. Comentamos entre risas que parece la sala de espera de la consulta del médico ya que como ocurre en la realidad, la cita iba con bastante retraso. En esta ocasión, a un servidor no le importaba esperar debido a que el diagnóstico de la consulta iba a ser treméndamente satisfactorio: Entrevistar a Vetusta Morla, el grupo nacional con más relevancia de los últimos tiempos. El motivo: El lanzamiento de su nuevo disco: Mismo sitio distinto lugar (Pequeño salto mortal /Sony Music). Disco con 10 nuevas canciones que sale hoy mismo a la venta y que ha sido producido por Campi Campón y Vetusta Morla. Mezclado por Dave Firedmann y masterizado por Greg Calvi en un triángulo de destinos entre Madrid, Berlín Y New York.

Mismo sitio distinto Lugar - Vetusta Morla

Los doctores de Tres Cantos estaban divididos en parejas para atendernos. Por un lado Álvaro y Juanma, por otro Jorge y David ‘el Indio’ y por otro, Pucho y Guille Galván. Finalmente, Pucho (cantante) y Guille (compositor y guitarra) fueron los que atendieron nuestras preguntas. Había muchas ganas de hablar con ellos ya que tras las primeras escuchas del nuevo disco al completo, queríamos que nos contaran ese proceso de cambio y transformación, esa relación entre pasado y futuro y esa mirada introspectiva que han trabajado para editar este nuevo álbum llamado Mismo sitio, distinto lugar.

 

(Pregunta) Mismo sitio, distinto lugar. Vuestro cuarto lanzamiento de estudio desde 2008. Para hablar de él, quiero que hagamos un poquito de memoria y llevaros a un recuerdo. Que nos situemos en este mismo mes pero hace 10 años, en 2007. Concretamente el 24 de noviembre de 2007 cuando estuvisteis aquí en el Café La Palma dando un concierto. Desde ese momento, han pasado muchos años, muchas giras, idas, venidas, etc. Al volver a este local diez años después (que imagino que no es casual) se puede decir que… ¿Es una metáfora de lo que significa el título del disco: Mismo sitio, distinto lugar?

(Respuesta) Pucho – Pues sí. El disco es una especie de parón reflexivo. Después del último disco de la Deriva y de la intensidad de su gira necesitábamos generar esa ilusión y esa energía de hace 20 años cuando se formó la banda. El disco es una especie de sentarnos en el diván y analizar un poco de dónde veníamos y qué es lo que queríamos de cara al futuro. Al final, cuando proyectas esa visión hacia delante no dejan de aflorar cosas del pasado y fíjate que no nos acordábamos de esa fecha exacta, del 24 de noviembre aquí pero si, es una manera de mostrar que las cosas evolucionan, que cambian y que como decía Heráclito, ‘No te bañas dos veces en el mismo río’ ya que todos estamos en constante evolución.

 
– Este nuevo disco tiene por título Mismo sitio, distinto lugar. Para mí no ha pasado desapercibido el nombre en relación con vuestros títulos predecesores: Un día en el mundo, Mapas y La Deriva. Cuatro títulos de disco que en conjunto evocan lugares, destinos pero sobre todo, un trasfondo sobre el territorio. ¿Existe una relación deliberada entre ellos? ¿Existe continuidad en la nomeclatura de los diferentes álbumes?

Guille Galván – Al final, nuestra carrera, el proceso, el trabajo como músicos y como banda no deja de ser eso, un proceso que te va llevando de unos lugares a otros. Unos son físicos como cuando haces conciertos, otros son simbólicos y otros emocionales. Es curioso este hecho porque sí ha salido en conversaciones dentro de la banda el por qué cuando tenemos que definir nuestros trabajos al final siempre acabamos barajando propuestas que tienen que ver con los espacios o territorios. En este caso, cuando te juntas y empiezas a pensar por dónde vas a tirar, tuvo mucho que ver la referencia de un cómic que se titula AQUÍ de Richard McGuire (portadista de The New Yorker’). Es un cómic que cuenta lo que sucede en una misma habitación durante millones de años. La historia superpone lo que pasaba en un mismo sitio físico desde la época de los Neandertales, la edad media, etc. Hasta el futuro. El cómic es muy sugerente y nos parecía que tenía mucho que ver con lo que estaba pasando. Te das cuenta que un mismo espacio puede ser percibido de maneras distintas dependiendo de la experiencia de quien lo ocupa y dependiendo del observador. De alguna manera nos dábamos cuenta que nosotros estábamos en un sitio similar y sentíamos una necesidad de refundar los pilares de lo que era Vetusta Morla en 2017. Al mismo tiempo necesitábamos saber cuál era la dirección para el futuro como el hilo que conectaba con el pasado.
Nos dimos cuenta de una manera muy bonita que en toda esa proyección hacia el futuro hacía que reflotara nuestro pasado. Tanto en las composiciones como en lo que ha ido sucediendo en la manera de plantear los temas, las narrativas y los arreglos, hemos dejado salir muchas de las cosas que en otros discos no habían aparecido y que en este nuevo trabajo se han dado vida y han abierto muchas ventanas a nivel compositivo y de estilo.

“Necesitábamos saber cuál era la dirección para el futuro tanto como el hilo que conectaba con el pasado

 

– Vayamos al proceso de creación del que hablabais ahora mismo. Para ello cito textualmente (del dossier informativo sobre el disco que nos pasaron desde Promociones sin fronteras para prepararnos la entrevista): ‘La banda se transforma en un colectivo abierto de creación, desdibujando los roles y poniendo en cuestión lo que siempre había funcionado.’ Leyendo esto, me viene a la cabeza una frase del autor Franc Ponti sobre Innovación que para mí tiene mucha importancia en el día a día. ‘Para crear hay que ir más allá del más de lo mismo’. Para Vetusta Morla ¿Cuál es ese más allá del más de lo mismo al que os habéis enfrentado durante el proceso de creación de este nuevo trabajo para llegar al resultado final?

Pucho – Partiendo de nosotros mismos y centrándonos un poco más en el disco y las canciones, en los tres anteriores discos la manera de trabajar había sido la misma. Habíamos trabajado con el mismo productor que es Manuel Colmenero y aunque habíamos probado distintas formas de grabación y sitios, siempre habíamos grabado en Sonobox. A partir de ahí, quisimos romper con todo eso. En esta ocasión hemos coproducido por primera vez nuestro álbum con Carlos Campi Campón el cual nos ha ayudado mucho a ir más allá del más de lo mismo, salir de nuestra zona de confort y de lo conocido. Cuando entra una persona nueva y te empieza a sugerir cambios que durante los tres últimos discos eran un pilar para ti, te hace reflexionar y te enfrentas a la incertidumbre de lo que va a pasar. Durante todo el proceso del disco ha existido una máxima: Dejarnos soltar de toda esa inercia que traíamos de tantos años y dejarnos abrazar por las nuevas cosas, probarlas y ver qué pasa. Atendiendo a esto, todo el proceso desde la creación, la mezcla y la masterización ha estado empapado de esa incertidumbre.

Guille Galván – Necesitábamos salir de Vetusta Morla para entender a Vetusta Morla. Necesitábamos miradas externas que nos ayudaran a cambiar las cosas y que nos obligaran a hacer las cosas de otra manera. Ese espejo externo te ayuda a redefinirte y también a valorar lo bueno. Hay una frase en la canción ‘Deséame suerte’ que dice ‘Todos necesitamos a alguien que nos cubra. A veces un aplauso a veces un juez’ y en este disco en el que hemos trabajando siempre de tú a tú necesitábamos a esa tercera persona en la que intentas refugiarte y a la que la pides que esté ahí.

 

– En cuanto al disco en su conjunto, se puede apreciar una amalgama de colores en forma de canciones que no pierden esa esencia Vetusta Morla con respecto a los discos predecesores. Al escucharlo podemos darnos cuenta de que es un disco que necesita masticarse bien para que todos los matices vayan saliendo lentamente. Dentro de él podemos encontrar canciones más directas y enérgicas, en forma de impulso o descarga como son ‘Te lo digo a ti ‘o ‘La Vieja escuela’ a canciones más intimistas como son ‘Consejo de sabios’, ‘Punto sin retorno’ o ‘Mismo sitio, distinto lugar’. Pero hay algo que me llama la atención del disco y es que en casi en la totalidad de las canciones se puede apreciar una potencia, subida de ritmo y chute de energía en los segundos finales, como un puñetazo del rock encima de la mesa. A parte de esta apreciación, ¿Qué otros cambios podemos encontrar en la musicalidad de este nuevo trabajo? ¿Qué otros nuevos matices podemos encontrar en este nuevo disco?

Guille Galván – Es un disco rico en novedades ya desde su creación. Normalmente, antes siempre pensábamos en lo que iba a pasar sobre el escenario y organizábamos las canciones y hacíamos los arreglos para que pudieran ser tocadas. En este disco una de las premisas que nos decíamos era ‘vamos a pensar primero en el disco y luego ya veremos lo que pasa’. A partir de ahí tuvimos una libertad muy grande para utilizar un montón de cosas que normalmente no utilizábamos porque nos limitaban a la hora de ir al escenario. Ya sea una celesta o un piano de hace 200 años que en esta ocasión, sí que hemos podido utilizar porque estaban en el estudio. Y precisamente los estudios Hansa en Berlín nos ha permitido utilizar nuevos instrumentos y descubrir las sonoridades y la manera de arreglarlas a medida que íbamos trabajando.

 

Vamos con una pregunta un poco más introspectiva. Hablemos sobre las expectativas internas generadas para la creación de ‘Mismo Sitio, distinto lugar’. Comentáis que las nuevas canciones se han liberado tanto de las limitaciones de sus compositores como de sus virtudes, que también puede ser una cárcel. Ante un nuevo trabajo, a la hora de asumir el grado de exigencia personal impuesto por el bagaje de éxito del que venís, ¿Se siente el peso de la responsabilidad a la hora llevar a la espalda el nombre de Vetusta Morla dentro del proceso creativo y de formación de las nuevas canciones? ¿Influye lo que se escucha fuera sobre el grupo, dentro de él?

Pucho – En nuestro día a día cuando comenzamos un nuevo proceso, te abstraes tanto y estás pensando tanto tiempo en música, en el espacio de trabajo, etc. Que no estamos pensando en que somos Vetusta Morla y tenemos esta o esa responsabilidad. Obviamente, tenemos una responsabilidad con nosotros mismos por eso las ganas de romper con la inercia que traíamos. Esa es la responsabilidad que tenemos, siempre hacia nosotros mismos. Sentarte antes de empezar el proceso de composición y decir: ¿Por dónde vamos? ¿Qué nos apetece? No pensamos en lo que se piense desde fuera porque entraríamos en un juego en el que nos pondríamos las esposas. Pensamos en hacer algo que nos motive y que nos ilusione para seguir teniendo gasolina para continuar.

Vetusta-MorlacJerónimo-Álvarez_3

Con este disco, Vetusta Morla están en el mismo sitio pero ahora es un lugar distinto que ya se siente como un hogar y un refugio. Hogar y refugio pueden ser sinónimo de familia, de amigos, de equipo. Algo que es evidente en la banda y que no se escapa a ojos de los que os seguimos externamente. El hecho de que os conozcáis desde pequeños yendo al mismo instituto o el hecho de hayáis crecido juntos (Y de que incluso hayáis compartido piso como es el caso de Pucho y Álvaro) cimenta que la palabra ‘confianza’ sea uno de los pilares entre vosotros. Pero en vez de mirar hacia atrás y del cómo habéis evolucionado, me gustaría mirar hacia delante. Comienza una nueva aventura con Mismo sitio, distinto lugar. Muchas cosas positivas por disfrutar pero imagino que también esta nueva aventura encierre algún miedo. ¿Cuál es ese miedo o esa señal de precaución a la que siempre estáis atentos para no pisar en falso y que no se desestabilice este hogar o refugio creado?

Guille Galván – Esto es como irte casa. Sabes que habrá cosas que vas a ganar y otras que vas a perder pero necesitas desprenderte de comodidades y de cosas que das por hechas. Yo creo que el miedo es malo cuando te paraliza pero es bueno cuando te hace estar alerta.
La creación siempre debe tener un componente no de miedo pero si de vértigo y sensación de transitar terreno desconocido. Enfrentarte a un proceso como es la creación de un nuevo disco con la sensación de que vas a repetir algo es la muerte y preferimos ese miedo a lo desconocido y esa sensación de falta de control a una balsa previsible y controlada. Ojalá ese gusanillo que tenemos ahora mismo justo antes de publicar el disco nos dure durante toda nuestra carrera.

 

Echando la vista atrás desde ese 2008 y ese ‘Un día en el mundo’. Recordando el momentazo del Sonorama Rivera y el concierto de la Joy Eslava de ese año, el inicio de la gira nacional donde habéis pasado de llenar pequeñas salas a llenar los conciertos en los grandes festivales de este país y de parte del extranjero. Habéis tocado con una orquesta sinfónica, habéis creado la banda sonora de un videojuego, habéis publicado un libro, habéis llenado con 15.151 almas el Palacio de los deportes… Etc. Etc. Etc.
Sabéis que habéis puesto el listón muy alto ya pero… ¿Qué deseo le pedís a la gira de este nuevo álbum? ¿Qué sorpresa o acontecimiento tenemos que esperar de Vetusta Morla para que no nos deje de sorprender?

Pucho – Nosotros vivimos mucho cada fase del proceso. Si el proceso de explotación del disco dura casi dos años, nosotros empezamos un año antes y al final son 3 años en el que disfrutas las cosas de cada momento.
Ahora mismo estamos pensando en el disco, en su publicación y en el momento en que echa a volar todo esto. Este nuevo álbum para mí es algo sorprendente que generará polémica en el plano musical porque si ya con el adelanto de ‘Te lo digo a ti’ generó esa controversia con un solo efecto en la voz, con la cantidad de colores, matices y sónicas diferentes que hay a lo largo de todo el nuevo disco…
Siguiendo con esto, cuando te pones a escuchar el disco se te olvida hasta que hay alguien cantando. Te olvidas de las letras que es algo muy representativo nuestro y te empiezas a meter por los recovecos musicales empezando a darte cuenta de la cantidad de nuevas capas que hay. Para mí, eso es lo más sorpresivo. ¡Cuando entremos al modo gira ya pensaremos por donde vamos a ir!

Vetusta Morla - Mismo sitio Distinto Lugar

…Y así, después de 40 minutos y fundidos en un emotivo abrazo a tres bandas, terminó nuestro encuentro con ellos. Aunque no se pueda apreciar en las palabras escritas, la sensación con la que salí de la entrevista reafirmó lo que ya venía pensando desde hace muchos años: Siguen siendo tan naturales, cercanos y honestos como el primer día. Y eso para los tiempos que corren es de agradecer.

Confiemos que el destino nunca les tome la medidas. Que aunque sea el mismo sitio pero distinto lugar, la esencia que les ha traído hasta este territorio nunca deje de marcar su camino en los mapas, para que puedan seguir dando pequeños saltos mortales que a un servidor y a otros tantos, nos hacen vivir muy felices cualquier día en el mundo. Este del que todos formamos parte y del que todos, somos responsables.

Entrevista: Javier Cortecero  // Fotos: Jerónimo Álvarez

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico