Jack White / Lazaretto

, , Leave a comment

lazarettoDesde la publicación de su debut en solitario, aquel enorme ‘Blunderbuss‘, la vida de Jack White no ha sido precisamente un remanso de paz y tranquilidad. Su divorcio de la supermodelo Karen Elson, que en principio parecía amistoso -lo celebraron dando una fiesta-, pronto tomó derroteros bien distintos, orden de alojamiento mediante contra el otrora vocalista de los White Stripes, filtrándose a la prensa rápidamente los emails que fueron presentados como prueba del supuesto acoso sufrido por su ex-mujer. En ellos arremetía contra el líder de los Black Keys, tildándole de “basura” y acusándole de querer “copiarle y colarse en su mundo” -lo cual, por otro lado, es comprensible-. A estas declaraciones han seguido otras en las que también criticaba a artistas como Adele o Lana del Rey, llegando a ser tachado de misógino por la prensa.

El de Detroit ha tenido la ironía suficiente como para, con este panorama, titular a su disco ‘Lazaretto’ (“establecimiento para aislar a los infectados con enfermedades contagiosas”) y comenzarlo con una pista incendiaria llamada ‘Three Women’ cuyo primer verso reza “I’ve got three women: red, blonde and brunette” -¿serán estas tres mujeres sus ex-parejas Meg White, Rennée Zellweger y Karen Elson? ¿o sus tres guitarras, Rita Hayworth, Veronika Lake y Claudette Colbert? En ambos casos hay una rubia, una pelirroja y una morena-. El tema es, en realidad, una adaptación de una canción de Blind Wille McTell, artista a quien estaba dedicado ‘De Stijl‘. Más allá de este golpe de efecto, lo cierto es que el gran fallo de ‘Lazaretto’ es la manera en que está secuenciado: ni tiene mucho sentido que el disco empiece con una versión, ni tampoco lo tiene que las mejores canciones estén apiñadas en la segunda mitad. En la primera se han quedado, además de la flojita ‘Temporary Ground’, los dos adelantos del álbum: la sucia instrumental ‘High Ball Stepper’ -que hizo saltar las alarmas de algunos pero que, finalmente, tiene más bien poco que ver con el resto del disco- y la rabiosa ‘Lazaretto’ con su fraseo en españolyo trabajo duro/ como en madera y yeso” (?). Con este sencillo, por cierto, ha batido el récord Guiness de “single más rápido del mundo”, habiendo sido grabado y editado en menos de cuatro horas. Y no es el único récord que alcanza, pues este álbum acaba de convertirse, con 40.000 copias, en el vinilo más vendido en una semana en Estados Unidos.

Es a partir de la gamberra ‘Just One Drink’, en el ecuador del disco, cuando éste remonta el vuelo, con unas apropiadas ‘The Black Bat Licorice’ y ‘I Think I Found The Culprit’, una irresistible ‘Alone In My Home’, de afilados teclados, ya marca de la casa, y especialmente una ‘Want and Able’, al piano y a la guitarra acústica, que cierra el álbum en su momento más álgido. También destaca, por supuesto, ‘Entitlement’, en la que Jack White se queja de que todo el mundo parezca creerse con derecho a decirle lo que tiene que hacer, a lo Michael Jackson en ‘Leave me Alone‘. La referencia no es azarosa, pues Jack White, de hecho, va camino de convertirse en una superestrella. Puede que ‘Lazaretto’ sea un álbum algo menor que su predecesor, pero no por ello, en ese camino, deja de constituir un meritorio y firme paso adelante. 7,8/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico