Lo digital antes de lo digital : Crónica del directo de Kraftwerk 3D en Noches del Botánico. Madrid. Junio 2018

, , Leave a comment

Lo digital antes de lo digital : Crónica del directo de Kraftwerk 3D en Noches del Botánico. Madrid. Junio 2018

Estamos en un mundo en el que casi todo ha sido inventado, y si no lo ha sido, al menos se ha intentado dar un esbozo. Por eso no es extraño que quien a una edad más temprana (léase veinteañeros) descubran el espectáculo de Kraftwerk y su inmensa colección de canciones, caigan abrumados ante estos señores mayores que lejos de tomarse la pastilla de la tensión, nos hacen estar a nosotros en ella con cada nota que sale de su radiante propuesta. Los pioneros del uso del sintetizador, unos de los mayores deudores de la música electrónica de los setenta, de la experimentación antes de la experimentación, de la construcción digital a través de lo analógico.

 

kraftwerk en madrid noches del botánico

El pasado sábado, mientras las hogueras ardían alrededor del país, y la programación musical de Madrid era copada por unos Vetusta en estado de gracia, otros optamos por ir directos a parte de la historia musical y de la historia de la electrónica y el kraut, unos Kraftwerk reformados (que no rejuvenecidos), con un espectáculo tridimensional de los que aún muchos deberían aprender. Todo ello enmarcado en un recinto placentero como el que ha conseguido elaborar el Noches del Botánico, donde ver el directo desde cualquier ángulo y con calidad es posible, y en el que las áreas de recreo, descanso y restauración son una auténtica gozada.

También andamos dándolo todo en #kraftwerk

A post shared by notedetengas magazine (@notedetengas_magazine) on


El cuarteto se presentó con sus ya míticas mallas a juego, con sus mesas tuneadas, en las que no sabes si están lanzando programaciones a mansalva o jugando al Candy Crush mientras te quedas ensimismado con las proyecciones y sus robóticas voces. Los alemanes, que bien podrían ser los supervivientes de la Fragua de WestWorld, siguen facturando un espectáculo brillante, unas proyecciones sobresalientes, un juego con el público elegante y un repaso a sus temas míticos, que es lo que todos queremos tras tantas décadas en el candelero. Y ahí estábamos todos con nuestras gafas 3d esperando fluir números, ciclistas, platillos volantes, notas musicales o siluetas sobre nuestras cabezas.

kraftwerk noches del botanico

Desde ‘Numbers’ a ‘Computer Love’ pasando por ‘Computer World’ o ‘The Man Machine’, todos sus himnos son parte de la historia y ese reencuentro con unos mitos vivientes se hacía más efusivo cuando llegaba el turno de ‘Autobahn’ o de ‘Tour de France’, imposible no menearte a su ritmo mientras se te caía la cerveza recién pedida por el borde. Y es que el cuarteto lleva un paso más allá esa puesta en escena robótica, casi tan rígidos como Ariadna de Los Punsetes, apenas pestañeaban ni quitaban los ojos de sus pantallitas (bueno esto andando por la calle también pasa), si es que eran precursores hasta para eso. La mandanga final vino con ‘The Robots’ (sin robots), ‘Planets of Vision’ y un mixto en el que se iban despidiendo elegantemente hasta quedar sólo uno, rollo inmortales, y es que para nosotros eso es lo que son, inmortalidad y eternidad.

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico