La comunión de la rima: Crónica del directo de Kase.O en Madrid. Fin de gira “El Círculo”. Wizink Center. Diciembre 2017.

, , Leave a comment

El pasado sábado el otrora Palacio de los Deportes de Madrid se transformó en un altar a la figura del gran Javier Ibarra, Kase.O para los amigos, un hito que el de Zaragoza ha logrado con años de trabajo y con una trayectoria sólida y una propuesta impoluta. El legado de Kase.O en la música de nuestro país es inmenso, hace un par de años hablábamos sobre su directo en Vistalegre, y de cuán importante había sido en nuestro barrio la figura de MC’s como Javier, de cómo nuestra introducción en el mundo del Hip-Hop no se entiende sin devorar sus rimas y cada una de sus maquetas en solitario o junto a los Violadores del Verso. Esas noches en las que estudiábamos escuchando el Rimadero, esas estrofas interminables que cantabas en grupo mientras acababas unos litros en cualquier parque de Valladolid.

No sé vosotros pero servidor no se aprende ya las letras con tanta emoción, cuesta empatizar con muchas bandas de cartón piedra y siempre tienes un hueco en el corazón a esos que estuvieron allí desde el principio, así también empezaba el homenaje de Kase a sus 14.000 fans que se concentraban en el Wizink Center para vibrar con una fuerza inaudita ante Javier y sus colegas. Un concierto histórico sí, pero no nos olvidemos de algo, la historia la lleva haciendo Kase.O desde que alzara el micro en este país ‘co’.

Kase. O fin de gira en Madrid Crónica

R de Rumba fue el encargado de poner las bases con esa sensualidad y manejo que le caracteriza, fino el cabrón como pocos, pilar esencial en la noche desde los primeros versos introductorios de Javi : “Kase.O ha vuelto al ejercicio, la primera frase es para los que están desde el inicio. La segunda es para todos los que estabais esperando, ahora quiero veros celebrando“. Momo servía como apoyo al mañico para las rimas.

Nadie dudaba que con “Esto no Para” el palacio se pusiera del revés, nadie pensaba que Javier se sacara de la manga a un extraterrestre beodo, su particular amigo Félix para reflexionar del rap y de la arquitectura de la raza humana; y es que el que parece de otro planeta es el MC en cuestión, algo que lleva puliendo a la perfección y en lo que se ha especializado sobremanera.

Momo y Kase O crónica wizink center Madrid

Así lo reflexionaba casi terminado el concierto “Especializate en algo, pon todo tu empeño y destaca en ello”. Y es que Javier no sólo tiró de versos, de chulería y de desnudar sentimientos, sino de una clase de coaching en la que instaba a vivir para contarlo, dejarnos de ostias e instagramear cada mierda que nos pasa y disfrutar de ello, “todos estamos enganchados co!” pero pedía moderación. Al igual que animaba al respetable a cuidar de los demás, a apoyar a esos amigos y familias, joder en los tiempos en los que más conectados estamos más separados parecemos estar ¿no? gritar por la ventana ya no es la red social más usada.

El registro de Kase.O ha evolucionado como persona, compositor y como galvanizador de estilos, el rap más chulesco deja paso a la apertura de sentimientos y al flirtéo con otros estilos, al juego con compositores menos afines al rap, al mestizaje exótico con buenos ingredientes. El resultado es claro, el círculo cada vez se hace mayor y abarca a más adeptos.

El Círculo fue el claro protagonista de las más de dos horas de puro placer lírico. “Yemen”, “Guapo Tarde”, “Triste”, “Repartiendo Arte”,  se mezclaban con temas en los que los invitados llevaban a otro nivel la puesta en escena. Así fue el caso de las damas que acompañaron a Javi en escena, una impecable Najwa que dejaba una sensual interpretación de “Mitad y Mitad”, o la maravillosa versión de “Mazas y Catapultas” en la que la bonica Rozalén hizo de perfecto partener al señor Ibarra. Su crew también hizo de las suyas, así en “Pavos Reales” Hermano L y el Shabu dejaron su particular nota, así como el maestro Sho-Hai y Xhelazz harían lo propio en la inmensa “Viejos Ciegos”. 

 

No faltaron temas de Violadores ni del Jazz Magnetism, bueno a nosotros un par nos faltaron, pero cayeron temarracos de la talla de “Pura Droga sin Cortar”, “Como el Sol”, “Cantando” y “Ninguna Chavala Tiene Dueño”, además de la mitiquísima y siempre celebrada hasta la saciedad “Ballantines”. Cuanto más amor dás mejor estás, está claro, ya nos lo proclamaba el profeta y así lo recibía el público, a la par que pedían paz al unísono, más amor, más unión, más ojos para los demás y menos hacer caso a los estímulos para separarnos que nos intentan inyectar.

Sí Javier, tu estilo es como el sol; el brillo se trasladó desde las gradas del Wizink a los ojos de catorce mil almas encendidas, cálidas y que seguían unidas fuera de un recinto compartiendo palabras de amor alrededor de una birra en una barra cualquiera con un máximo común denominador, las letras con las que Kase.O nos han acompañado durante gran parte de nuestras vidas.

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico