Alicia, una niña que cayó por una madriguera

, , Leave a comment

alice-in-wonderland-mv03

Alicia es un personaje bien conocido por todos. La historia de una niña que siguiendo a un conejo llegó hasta su madriguera, solo para descubrir un mundo increíble donde la irrealidad y la locura se daban la mano en matrimonio.

¿Y de dónde vino todo esto? De un paseo en una barca y una niña llamada (por supuesto) Alice.

Alicia y las hermanas Liddell.

La primera vez que Alicia se cruzó en nuestras vidas, o en las de los que vivían por aquel entonces, fue en 1865 con la primera edición de “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas” que realmente vino a ser una revisión de “Las aventuras subterráneas de Alicia” que eran un compendio de las historias que Lewis Carroll (como sería conocido en la posteridad el reverendo Charles Dodgson) contó a las jóvenes hermanas Liddell mientras daban un paseo en barca por el Támesis.

Primera parte de la historia.

La historia de Alicia comienza con ella cayendo por la madriguera del conocido Conejo Blanco (confundido en más de una ocasión con la Liebre de Marzo) tras pasar una aburrida tarde con su hermana. Desde ese momento se verá envuelta en una increíble cantidad de aventuras en las que conocerá a un gran número de personajes a cada cual más disparatado y enloquecido, entre todos destacando (por una cuestión de gusto personal) el Gato de Cheshire que hace de guía y en parte protector de la pequeña Alicia. Al final de toda la obra la jovencita tendrá que enfrentarse a la temible Reina de corazones (no la Reina roja de la segunda parte, como suele confundirse) en un partido de cricket, algo que quizá nos parezca tonto pero con un gran sentido en la locura general del libro, que debemos recordar es inglés y lo popular de este incomprensible (al menos para mí) juego entre ellos.

Segunda parte de la historia.

La segunda y menos conocida parte lleva el título de A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. En esta ocasión, y como el título nos indica, la niña pasará por un espejo que la llevará de nuevo a un mundo mágico e imposible el cual suponemos es el mismo de la otra vez ya que se hacen referencias como la aparición del Sombrero de la primera parte.
Si en El país de las maravillas era la Reina de corazones en esta ocasión se cruza con la Reina Roja quien le dice que ella misma se convertirá en reina si logra llegar a la octava casilla en lo que descubrimos como una enorme partida de ajedrez en la que la niña es solamente un peón. Es curioso como Carroll vuelve a jugar con las palabras y con la propia historia ya que los movimientos que Alicia va realizando corresponden realmente a los de una partida de ajedrez a excepción de algunos que van en contra del reglamento, como si realmente un niño estuviera jugando a ello.

936-002alicia-en-el-pais-de-las-maravillas-posteresEsta continuación es menos conocida en el ámbito popular a pesar que algunos personajes y situaciones si lo sean. Esto es debido en gran parte (al menos en el mundo audiovisual en el que vivimos) a las adaptaciones posteriores que ha sufrido la obra original en otros medios en los que se ha hecho una mezcla de ambos. El primer ejemplo que me viene a la cabeza, ya que seguramente todos lo habremos visto, es la película de Walt Disney en que sucede lo que acabamos de citar.

Personajes populares de canciones infantiles.

Hay que reconocer que Carroll creó un mundo maravilloso y que todavía hoy tiene una gran influencia, como se ha podido ver en los Mundos de Coraline, pero también hay que decir que varios de los personajes que aparecen no son realmente creaciones suyas aunque hoy en día casi se entiendan como tal. Tenemos por ejemplo el sombrero loco (curiosamente nunca llamado así en la obra) que vendría de la expresión inglesa mad as a hatter o loco como un sombrerero; Igualmente otros como Gato de Cheshire que viene por que en Cheshire se vendía queso con forma de gato sonriente aunque otras ideas dicen que se basó en los gatos que vivían en el puerto de Chester donde comían los ratones que llegaban en los cargamentos de queso y “eran los gatos más felices del reino”; Tweedledum y Tweedledee (Tralarí y Tralará), al igual que Humpy Dumpty (Zanco Panco) son personajes que existían en textos anteriores y que el autor recogió, quizá por su popularidad o simplemente por gusto, para enriquecer la obra que estaba creando.

Traspasando el espejo y a veces rompiéndolo.

Alejándonos un poco de lo que es la propia obra existen numerosas “adaptaciones” que recogen la idea original pero la trastocan un poco como el videojuego American McGee’s Alice, Alicia en el país de las pesadillas, Alicia en el país de las porno maravillas o por ejemplo la idea que da Alan Moore en su (muy recomendable) La liga de los caballeros extraordinarios en la que plantea que tras su paso por ese mundo maravilloso moriría ya que sus órganos internos estaban del revés (como si hubiera pasado por un espejo) y que te hace pensar en otras posibilidades al respecto de este personaje y las aventuras que sufrió.

La sombra de Lewis Carroll es alargada.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico