17 mayo 2024

El emblemático festival Sound Isidro en Madrid será el broche final de la gira de presentación de “Aldatu Aurretik”, el último trabajo de Bulego. La banda nos deleitará con este introspectivo álbum el 17 de mayo en la sala Hangar 48 de La Latina.

Este último proyecto de los vascos es una reflexión sobre la constante transformación de la vida, que es precisamente lo que significa en castellano el título del álbum: ‘antes de cambiar’. ‘Aldatu Aurretik’, lanzado bajo el sello Panda Artist, busca ser un apoyo para ese cambio, explorando diversos territorios sonoros donde destacan letras crudas que traspasan barreras idiomáticas.

Hace unos meses hablamos con la banda a propósito de su último trabajo que veía la luz el pasado año y cuyo éxito va más allá de nuestras fronteras.

  • Apenas lleváis tres años pero Bulego sois una banda sólida, ¿Cómo nace la banda y cómo habeis ido evolucionando durante estos años?

Surge en 2020, eramos cinco en el equipo y esta banda nace de empezar a compartir música, escuchar nuevas referencias y de una sensación de estar atascados y de querer apostar por algo que no sólo fuera música. Esto es algo que se empieza a dar por todos los proyectos que surgen de la zona. Pero nosotros no queríamos quedarnos en la música, sino ser algo multidisciplinar, cinco músicos que trabajan con distintos artistas y creadores que trabajan con algo más que música. Audiovisuales, Estilismo, redes, maquillaje, … trabajar en un proyecto coherente con estos y más aspectos.Nuestra primera canción empezó a sonar fuerte y nuestro primer concierto con esa canción publicada fue un éxito, a las dos semanas de dar el primer bolo publicamos EP. Tras ello vino la pandemia y tuvimos que quedarnos en casa, un bajón importante tras ver que el recibimiento había sido tremendo. Sin embargo dimos la vuelta a esa sensación de bajona y jugamos las cartas lo mejor que pudimos. Sacamos lo positivo de la pandemia por ejemplo alguna acción fue conectar con los seguidores de manera activa vía redes, dar entrevistas, conciertos etc. Hicimos pildoritas a través de esas cinco canciones que teníamos y dar contenido vía pantallita, que al final en esos días estábamos todo el día pegados.

  • ¿Cómo fue ser pioneros en organizar un concierto al aire libre post pandemia?

Después nos calentamos y organizamos el primer concierto post-pandémico de Euskal Herria, sin tener ni idea de este tipo de eventos. En mitad de la pandemia empezamos a vender entradas y pensando que algún día se podrían dar conciertos y podríamos hacerlo. Mirando el BOE semanalmente conseguimos marcar un protocolo adecuado y ofrecimos el primer directo en EH post-pandémico al aire libre, un hito para nosotros.
En ese momento eramos los locos que sólo pensaban en cuándo se acabaría esto para poder tocar en directo. Le pusimos mucho cariño y a todo el mundo le decíamos no sabemos cómo lo vamos a hacer pero sabemos que lo vamos a hacer. Tuvimos muchos voluntarios para sacar adelante ese proyecto. Date cuenta que era nuestro segundo concierto como Bulego, el público salía de estar encerrado y pudo disfrutar de un halo de esperanza en forma de música, luces, etc…

  • ¿Y Tras ello qué hitos creéis que os han ido marcando?

Tras ello, en estos cuatro años se han hecho acciones que muchas bandas han tardado mucho en vivir. Por ejemplo hemos girado en Finlandia y Japón, semana grande de San Sebastián y Bilbo, Sonorama, BBK Live. Todo ha sido súper gratificante y tras muchos años metidos en la música ver este reconocimiento es una pasada. Algo que toda la vida soñábamos ha pasado en breve lapso de tiempo. Asimilarlo está siendo brutal, se venden discos, entradas, pero ostras que somos nosotros los que estamos en el escenario.

  • ¿Japón y Finlandia? toda una locura…contadme más!

Tocar en Japón y Finlandia fue algo que se ajustaba a la filosofía del grupo. Nosotros hablamos en Euskera y todo al final lo hacemos en Euskera, nuestra música es en este idiom. Lo que si que creemos es que al cantar en Euskera, el primer impulso o la primera reflexión de muchas bandas es, vamos a hacerlo bien aquí en nuestra zona, y va a ser difícil será. Con esa medio excusa, medio inseguridad, muchos grupos no apuestan por salir de la zona y triunfar más. Nosotros creemos en lo contrario ¿Quién no escuchó al principio a Nirvana o The Beatles y no entendía nada? ¿No hay gente que escucha música en francés sin entender el idioma y lo ha disfrutado?¿Quién no ha dado todo con Rammstein sin entender el alemán?

La música no entiende de idiomas para nosotros, es un lenguaje universal. Nuestra música puede llegar a mucha gente sin la necesidad de tener que entender cada palabra del mensaje. Es cierto que cuidamos mucho el tener subidas traducciones e interpretaciones de nuestra música. Dentro de esta filosofía hemos dado muchos conciertos por el país, pero también nos surgió la oportunidad de ir a Finlandia con otros grupos hermanos y el año pasado tiramos de nuestros ahorros para jugárnosla en Japón.

Dijimos, vamos a probar a ver cómo funciona nuestro idioma en zonas fuera del confort, la verdad que sorprendió muchísimo. Allí la gente es apasionada de la música, hemos conseguido tener fans que han venido a conciertos fuera de su casa, nos traían flores, nos hemos sentido queridos.También es evidente que al cantar en Euskera alguna puerta se cierra pero muchas otras se abren, así mismo en Japón nosotros explicábamos lo que hacíamos de dónde veníamos y nuestra cultura, y para ellos era un impacto muy grande este descubrimiento. Quizás si lo hubiéramos hecho en inglés seríamos un grupo más allí.

  • Evidentemente, no hace falta entender las letras para poder disfrutar de un disco de esta índole. En este disco además jugáis con las texturas electrónicas ¿ha sido premeditado?

Al principio si que fue algo que nos lo pedía el cuerpo. Al empezar a componer las nuevas letras tuve un momento de crisis, pensando que seguía haciendo lo mismo de manera continuada. Ya teníamos suficiente material sonando igual, me sentía insatisfecho con volver a hacer algo similar, tenía la sensación de que podíamos aburrir.

Este disco sale de forma orgánica, reflexionando sobre cómo modificar nuestra línea, al nacer este instinto nos hemos esforzado premeditadamente por salir de la zona de confort. Desde los inicios hemos jugado con letras alegres, positivas, poperos digamos, y aquí nos hemos ido a otra zona, aunque sigamos con esos mensajes alegres, hemos ido más a melodías alternativas, oscuras, y electrónicas.

Este es un álbum conceptual, el late motiv es el cambio y fue marcado por la paternidad, que me ha marcado de una manera preciosa. Ha sido un proceso bonito, pero en el camino hubo también claros y oscuros, miedos, inseguridades a la hora de ir marcando el contenido, pero finalmente ha sido muy terapéutico y nos ha llevado a terrenos inexplorados y nos ha dado pie a meternos en formas de escritura muy distintas. El resultado es un disco conceptual que trata del cambio en general, cualquier persona que haya experimentado un cambio en su vida puede usarlo como terapia, apoyo o como banda sonora para estas constantes en nuestra vida que son los cambios.

Pase lo que pase, siempre tendremos a la gente que nos quiere alrededor nuestro, que es lo que nos insufla la energía para seguir, tenemos que centrarnos en cuidar esas relaciones. El mundo cambia constantemente y nosotros con él.

  • ¿Cómo se compagina vuestra vida con el grupo?

En Bulego, desde 2020, hemos tenido de manera clara que vamos a poner todas las energías en este proyecto. Hemos pasado de 5 a 3, Xavi, Rubén y Yo. Yo llevo varios años sólo dedicándome a ello, dejando de trabajar de ingeniero en oficina. Xavi y Rubén están en ese proceso de dejar todo para dedicarnos todos de manera profesional a la música.

Durante muchos años la música ha estado estigmatizada, ambitos de fiesta, juerga, etc… Nosotros somos apasionados de la música, centrados y lo queremos vivir al cien por cien. Ahora estamos intentando dignificar este trabajo en una industria precaria, donde no hay unas bases establecidas, no hay tablas de sueldo, horarios… Vivimos en un regimen de artistas en el que el camino aún está por explorar y por el que hay que luchar. Creemos que este grupo nos va a dar la oportunidad de hacer un oficio de él y estamos en ello.

Respecto a la paternidad y la vida familiar, es un tema jodido. Entre semana tenemos ese trabajo de oficina, videoclip, papeleos, preparar temas. Pero los horarios a la hora de tocar podemos hablar de perder los fines de semana enteros, trabajar cuando el resto tiene su ocio, esto es complicado para disfrutar de la familia y del ocio.

Poco a poco estamos cuidando esos tiempos con nuestras familias. También al principio nos tocaba hacer todo a nosotros, ahora tenemos un equipo ampliado, Joseba es nuestro manager, uno más de la familia. Ane Lizarralde, otra componente top del grupo, en la oficina está con nosotros sin parar como community manager. Un gran esfuerzo para todos pero que está derivando en una experiencia mega bonita.

  • Esfuerzo, pero con una gran recompensa ¿no?

Sin duda, en el Antzokia hicimos dos llenazos por ejemplo, y con todo lo que hemos vivido allí, viendo a nuestras bandas favoritas, no podíamos creernos que fuéramos nosotros los que estuviéramos al otro lado.

También nos constó ser conscientes de que habíamos agotado todo en Donosti, a los 15 minutos de sacar las entradas teníamos unas 700 vendidas, y en algo más de dos semanas llegamos al todo vendido. Una sala como el Kursal, presentando el disco en casa, fue como ¡guau!, tocaba darlo todo para la ocasión.

  • ¿Cómo cuidáis la puesta en escena?

Contamos con Joel Crespo, técnico de luces y diseñador de Shinova, Mikel Izal o Morgan entre otros. El tío está con bandas muy top y está justo ayudándonos, es colega, vive aquí al lado, y nos ayudó con la técnica de luces y la ejecución en directo. Fue una inversión tocha en el proyecto, no es lo mismo tocar cinco personas que movernos doce en el equipo con siete técnicos cuidando de todos los aspectos.

Como os decíamos, para nosotros esto va más allá de la música, y queremos ofrecer una experiencia en la que nos esforzamos para que el espectador se vaya con una sensación de ir más allá de un simple directo.  Algo a lo que también ha ayudado Igor Iglesias como técnico de sonido por cierto.

 

Bulego estarán en Sound Isidro este viernes en Hangar 48. Consigue tus entradas aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *