Crónica del Concierto Ainara LeGardon + Mobydick en Madrid. Marzo 2011.

El pasado 22 de abril, pudimos disfrutar del concierto de Ainara LeGardon y MobyDick en la madrileña sala Moby Dick (valga la redundancia).

Para comenzar, haciendo los honores, MobyDick, o lo que es lo mismo ,Eneko Burzako, cantautor de Getxo que se presentaba armado con guitarra acústica . Lo suyo se basa en crear un ambiente íntimo de manos de su voz rota y sus cuerdas polvorientas, que nos recuerdan a Eddie Vedder, solista de Pearl Jam, inevitablemente. Blandiendo sus temas ante una sala casi repleta, consiguió meterse en el bolsillo a los asistentes con la eficacia en la ejecución de sus canciones, con temas como ‘Laid Back Man’ o ‘Find The Blue Key, Meet The Wizard’.

Ainara Legardon lleva dando guerra en solitario desde principios de la pasada década, tras la excisión de los salmantinos Onion, Ainara comenzó a dar forma a sus composiciones personales, hasta que en 2003 grabara su primer trabajo ‘In The Mirror‘. En 2005 ve la luz su segundo LP ‘Each Day A Lie‘, y en 2009 publica ‘Forgive Me If I Don´t Come Home To Sleep Tonight‘.

Este año, de manos de Aloud Music, la intérprete bilbaina se ha sacado un trallazo llamado ‘We Once Wished(Aloud Music.2001), una sucesión de diez cortes labrados con precisión y que arrastran al oyente al rock más visceral que Ainara perfila en el disco y que ejecuta con fiereza en el escenario ayudada por una banda de artilleros que fortalecen la consecución de cada uno de los temas en el directo.

Así se presentó a la batalla acompañada por un pelotón que fusiló el silencio de la sala de manos de Héctor Bardisa a la batería (The Grave Yacht Club), Rubén Martínez al bajo (Tokyo Sex Destruction) y Hannot Mintegia a la guitarra y voces (Audience).

Haciendo un repaso considerable a su último disco Ainara hizo temblar los cimientos de la sala con una fuerza vocal que bebe del folk y del grunge noventero, del girl-rock blandiendo guitarra con fiereza y del song-writer de canciones crudas y desnudas,todo ello disparando directamente al nervio auditivo. Abriendo con fuerza, pronto nos inquietó con ‘You Gave Me‘ una tormenta sobre nuestras cabezas que hacía caer todo un chaparrón de sentimientos sobre la sala, continuando con el tema que da título a su último trabajo, ‘We Once Wished‘ y ‘Hugs That Won´t Last‘, pero también hay cabida para el lado más intimista de la banda, y recuperó las magníficas ‘This Feeling True‘ incluido en su primer trabajo (In The Mirror.2003) , ‘I Won´t Forget‘ y ‘Third’ (Each Day a Lie.2005) que sobrecogieron a los allí presentes , y re-demostraron que el bagage musical que tienen en sus manos no es cosa de un sólo álbum y es que lo mismo te trasladan con sus temas anteriores a atmósferas desérticas y fronterizas que te golpean de nuevo con los aullidos de la bilbaina en ‘I Left’, y nos hipnotiza con sus ‘Evil Eyes‘  a la par que nos atraviesa la coraza con esa granada de mano a punto de explosionar que es ‘Before Waking Up‘.

No se quedaron cortos en los bises, y salieron con un set compuesto por ‘Reason’, una buena carga de dinamita con ‘Thirsty’ y una arrebatadora e inolvidable ‘ Forget Just Anything‘ , una nueva batalla ganada para Ainara y los suyos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.