Crónica del concierto: Belle and Sebastian en el Festival de Porta Ferrada (Gerona) – julio 2014

, , 1 Comment

banda

 

El valor de este grupo es incalculable. Supongo que el paso del tiempo los encumbrará como una de las mejores bandas de nuestro tiempo. La insaciable creatividad de sus composiciones, su particular universo estético, el barroquismo poético, el aprovechamiento de la instrumentación clásica, el uso acertado y comedido de los sintetizadores, la nostálgica mirada hacia el pop añejo, y en definitiva el modo en que han profundizado en las posibilidades de un género a veces menostenido como es el pop les sitúan muy por encima del resto. Además, por si nos parece poco, hay que añadir un formidable directo, compacto, entretenido, fácil de digerir para fans y laicos de los escoceses, y la perfección la tenemos a rozar.

Un pequeño muestrario de lo anterior lo pudimos gozar en el veraniego Festival de Porta Ferrada el pasado día 26 de Julio en Sant Feliu de Guixols, rodeados de pequeñas embarcaciones, brisa marina y un cartel que combina las artes escénicas con propuestas musicales que van desde Crystal Fighters a la Locomotora Negra pasando por la música clásica. ¡Ah! Y no nos olvidemos de los míticos Blues Brothers (actuarán el próximo día 19 de Agosto).

Con un escenario que mostraba las icónicas portadas de sus discos, Stuart  Murdock y los suyos aparecieron como si fueran nuestra pandilla de toda la vida para abordar la instrumental «Judy Is a Dick Slap». La marcha estaba servida.

público

Con Sarah Martin y su inseparable bolso, Stuart con chaqueta de cuero y gafas hipster (luego se los quitaría), el carismático Stevie Jackson sin saber combinar colores de su vestimenta, les acompañaba el resto de la banda y los instrumentistas de apoyo para un total de 12 músicos encima del escenario (violines y trompeta inclusive).

Para el repertorio combinaron temas antiguos como la ensoñadora «Like Dylan In The Movies», la incomprendida «Dirty Dream Number Two», la naif «She’ s Losing It» o la bailonga «The Boy With The Arab Strab»; con temas mas modernos como «I’ m A Cuckoo», «I Want The World To Stop» o la folkie «Piazza New York Catcher». Con todos los instrumentos sincronizados, y por la fuerza del material que nos ofrecían, en algunos momentos llegaron a estar sublimes.

Otros momentos para recordar fueron cuando ondearon una bandera con un zorro como símbolo para presentar la «República de Belle & Sebastian» – ¿un guiño a las paralelas situaciones políticas de Catalunya y su Escocia natal? – , el baño de masas hacia las primeras filas de Stuart, la simpática presentación trilingüe del concierto, los bailoteos histriónicos del frontman, los gestos y bromas freaks de Stevie o cuando invitaron a una veintena de espectadores a bailar encima de las tablas. Simpatía y dinamismo a raudales.

bandera

Mención aparte merece el gran  y polifacético Stuart, al margen de ser un brillante hacedor de canciones, cantar, tocar distintos instrumentos, escribir libros  y recientemente dirigir una peli (en breve se estrenará «God Help The Girl»), es un perfecto maestro de ceremonias que supo improvisar cuando se requería (viendo que no le funcionaba la guitarra pidió un doctor en la sala), movilizar al gentío (dijo que los del lado derecho bailaban mejor), crear coreografías, bailar enérgicamente, presentar a sus compañeros o saber apreciar la belleza de tocar ante ese bucólico paraje.

Para poner un pero a tal soberbio show  fue quizás la recta final que no hizo justicia al nivel de lo anterior, con un tema menor para el bis como «Me And The Major»  y una marcha algo descafeinada.

Y como no, tras el concierto el vacío en nuestras retinas y oídos que se juntaba con la sensación de haber desaprovechado la ocasión para haber gozado de algunas de las muchas buenas piezas que se dejó en el tintero esta agrupación que empequeñece a las adalides pop, llámense Coldplay o U2. Aquellos nunca serán tan monumentales.

 

20140727_000637

Fotos: Alejandro Guimerà

 

Una Respuesta

  1. Water Balloon

    11 agosto 2014 13:19

    Qué envidia lo de Dirty Dream #2, tenía esperanzas de que la tocaran en el Low Cost del año pasado, pero no hubo suerte.
    ¡Me and the Major es amor! 🙂

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico