4 marzo 2024

 

 

Lleno y éxito total de Fito y sus Fitipaldis

Fito Cabrales lo volvió a hacer. El de Bilbo abarrotó el polideportivo Pisuerga de Valladolid y se metió en el bolsillo a grandes y pequeños, ya que si por algo se caracteriza el rockero bilbaíno, es por su conexión con todos los públicos de todas las edades. Chavalería acompañados de sus padres, votaban al igual que sus progenitores en todas y cada una de las balas que Fito y sus secuaces disparaban.

Desde los aledaños ya se respiraba ese tufillo de las grandes citas, colas interminables para acceder al pabellón y la mirada del cónclave desprendía ganas de pasarlo bien, esa ilusión que sólo los grandes transmite y el personal sabe que se lo va a pasar bien.

Comenzó el espectáculo con los valencianos Los Zigarros, ejerciendo de teloneros en un ambiente todavía no muy caldeado; la masa espera a última hora para tomar posiciones y ver a su cantante favorito… prefieren calentar motores por los bares aledaños, que disfrutar de una de las bandas de rock&roll del momento (incomprensible). Y es que Los Zigarros, son un auténtico pelotazo, gozan y hacen gozar con sus pildorazos llenos de energía y adrenalina. La pena fue el sonido nada bueno, que hizo que no pudiéramos disfrutar, como merecen, del cuarteto valenciano.  Pero su valía y buen hacer está más que contrastado, como ya demostraron no hace mucho en la capital del Pisuerga.

Con puntualidad sobre el horario previsto Fito apareció en un ya abarrotado pabellón y los espectadores comenzaron a vibrar con el tema que abrió el bolo. “Viene y va” fue el tema de apertura, seguido por el popular “Por la boca vive el pez”, que hizo que la conexión con el personal fuera total ya en estos inicios. Esta gira de presentación de su último disco “Huyendo conmigo de mi” se está convirtiendo en otro éxito más en la trayectoria de Fito & Fitipaldis, disco producido de nuevo por el gran Carlos Raya y que al frente de la banda nos deleitó con su estupendo hacer guitarra en mano.

El tema que abre el nuevo disco “Entre la espada y la pared” resonó como un trallazo en un entregado recinto, que cantó con su ídolo e hizo las delicias de todos, donde ya se vio que la plebe estaba entregada al capitán de la nave Fitipaldina.

la foto 2

 

Dos horas y media de concierto donde intercaló temas de su último álbum como “Garabatos”, el ya clásico “Quiero beber hasta perder el control” o temas de su magnífica etapa en Platero y tu como “Alucinante”. 

Con el público enfervorecido lanzó su último trallazo “Antes de que cuente diez” tema inicial de su anterior disco de estudio y comenzó una larga sucesión de bises donde destacaron “Acabo de llegar” de su disco Por la boca vive el pez, donde el personal ya estaba más que entregado y que bailó y cantó al son del cantante. El momento de otro pildorazo más que conocido del repertorio de el de Bilbao había llegado, “La casa por el tejado” del elepé Lo más lejos a tu lado, puso un broche de oro para todos y cada uno de los fieles seguidores que gozaban con Fito y su banda, que adornó con un “Nos ocupamos del mar” que sirvió de letanía para cerrar el ritual.

la foto 1

Magnífico espectáculo de luz y sonido, donde todo está diseñado al milímetro para que el producto funcione y es que Fito ha dado con la tecla del éxito y aunque no quiera, de momento, arriesgar a tocar otras teclas diferentes, la máquina no dejará de facturar y cosechar éxitos, por lo menos hasta que el respetable decida. Y el respetable está volcado con el artista y sus canciones, por lo que le espera seguir haciendo pleno en sus conciertos y con sus discos.

Gracias a Fran Cea por la cesión de sus magníficas fotos.