Crónica del Concierto Lector Acróbata + La Habitación Roja en el Centro Cultural Miguel Delibes, Valladolid – Octubre 2011

, , Leave a comment

Dentro de los actos culturales programados en Valladolid  para un fin de semana tan cinematográfico,  la música tuvo su pequeña aportación y el  Centro Cultural Miguel Delibes fue el escenario protagonista de un momento de reencuentros con alguno de los estilos precursores musicales de nuestro país.  Los encargados de materializarlo fueron dos grupos que aunque no coincidan en el tiempo ni en la forma, fueron elegidos con mucho tacto para  que por un momento, se recordara aquel pop rock de los noventa con el que algunos nos iniciábamos en esto de la compra y escucha de cassettes y vinilos.

Para la ocasión, Roberto Terne (RT Producciones) se encargó de traer a Valladolid a un grupo que en los últimos tiempos se encuentra en un estado de forma espléndido dentro del panorama alternativo, La Habitación Roja, a quiene dotó de unos teloneros de altura, el grupo vallisoletano Lector Acróbata que les venían como anillo al dedo para el cierre de la gira de su segundo álbum de versiones Para Ti vol.2

Lector Acróbata, el cuarteto vallisoletano liderado por la guitarra y la voz de David Rayo, dejó sobre el escenario buenas dosis de su rock-pop industrial bucólico (según lo definen la propia banda) con una magnífica sincronía entre la guitarra de David, el bajo de Rafa Chail, la batería de Rafa Martín «Pirulo» y el acompañamiento de viento de Álvaro G. Arribas con su saxofón fruto de la extensa relación musical que guardan algunos de sus componentes desde   los noventa a través del grupo vallisoletano El Correo (Rafa Chail, Alvaro G.Arribas y Rafa Martín «Pirulo» donde posteriormente estos dos últimos formarían parte del grupo más conocido de nuestra tierra, Celtas Cortos).

Bajo la atenta mirada de ilustres en el público como Jesús Cifuentes (Cantante de Celtas Cortos) este experimentado grupo fue desgranando temas como ‘Dibuja’, ‘Hora tras hora’, ‘Mel’ y ‘Por si se olvidan’ de un alto contenido melódico, buenas descargas de guitarreo y alguna que otra dedicatoria especial.  Tras recibir el calor de la gente y  tras un breve parón, regresaron al escenario para tocar el tema con el que se despidieron, ‘Clone Animal’, dejando entre los asistentes un muy buen sabor de boca.

Ante las 130 personas que allí se daban cita aparecieron sobre el escenario los cinco componentes de La Habitación roja. Enérgicos y alegres  anunciaron que estaban encantados de regresar a Valladolid (tras su actuación este mismo año en la Dolce Vita de la localidad vallisoletana de la Flecha en el mes de junio) y que este sería el último concierto antes de retirarse para grabar su próximo largo cuya fecha de lanzamiento está prevista para primeros de año y que según sus propias palabras, será “muy cañero”.

El setlist establecido con premeditación dejó entrever dos partes bien diferenciadas en su actuación. Inicialmente eligieron  obsequiarnos con las canciones que forman su último disco de versiones, Para Ti Vol.2 (2011) y su predecesor, donde recuerdan aquellos grupos españoles que han sido especiales para ellos y que el grupo ha sabido adaptar al estilo y sonido de la banda a la perfección. Comenzaron su intervención con ‘Disneylandia’ de los Burros, pasando por ‘Cita en Hawaii’ y ‘Amenazas’ del primer disco de versiones, donde tuvieron un emotivo gesto recordando el homenaje a Pedro San Martín bajista de La Buena Vida que se estaba llevando a cabo durante el PSM  Festival de Barcelona. ‘Que Tinguem sort’ de Lluis Llach, ‘El arrozal’ de El percho de Andy, ‘Imágenes’ de Glamour y ‘Quiromántico’ del Sr. Chinarro fueron asomándose en la actuación dejando ‘Para Ti’ de Paraiso como canción que cerraba este ciclo más entrañable de versiones y que sirvió para que la banda cogiera un ritmo ascendente en la intensidad del concierto no soltándolo hasta la finalización del mismo.

Con ‘Scandinavia’, La Habitación Roja se adentraba en un amplio recorrido sobre su dilatada carrera musical que nos mostraba la cara más rockera de la banda. Temas como ‘Febrero’, ‘Posidonia’, ‘Nunca ganaremos el mundial’ o ‘Cajas tristes’ sirvieron para que el público coreara cada uno de sus estrofas interpretando la emoción que encierran sus trabajadas letras. Este momento fue aprovechado para que la formación se retirase  y escuchara entre bambalinas, como los presentes les pedían que no cesara la hemorragia emocional de sus canciones ya que todavía quedaban muchos éxitos por salir.  ‘Largometraje’, ‘Van a por Nosotros’, ‘Mi Habitación’ y ‘Eje del mal’ dieron muestras del gran momento por el que pasa el grupo alcanzando el intervalo  cumbre de la noche cuando sonaron los acordes del hit  ‘Voy a hacerte recordar’ de su último disco.  Dos canciones de las preferidas de la banda sirvieron para cerrar la noche en auditorio. ‘There Is a Light That Never Goes Out’ de Smiths una de las canciones señaladas de Jorge y ‘Los últimos románticos’ a petición Víctor su técnico de escenario, pusieron el cierre a una velada musical excelente que sirvió para recordar porqué es tan bonito esto de la música.

La estupenda acústica de la Sala Experimental del auditorio y las divertidas intervenciones dialécticas entre Jorge, Pau  y el público hicieron que todavía se remarcara más la excelente actuación que nos dejó la inconbustible banda valenciana durante más de  hora y media de concierto que tuvo en todo momento a la multitud congregada totalmente entregada.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico