Crónica del Festival Fly Me To The Moon 2011 en Barcelona

, , Leave a comment

Esta ha sido la primera edición del festival Fly Me To The Moon celebrado en el Poble Espanyol de Barcelona los días 27 y 28 de julio. Que los organizadores sean los mismos que se encargan del Primavera Sound ya es suficiente para que prestemos toda nuestra atención, pero si a eso le añadimos que se trata de un festival en el que lo que realmente prima es la calidad de su cartel y no el ganar grandes cantidades de dinero en detrimento de la comodidad de los asistentes (nuestra comodidad), está claro que por lo menos para un servidor se va a convertir en una cita habitual de todos los veranos.

Esta vez los artistas eran solo dos cada día, perfecto para que no se convierta en una noche de fiesta y lo importante siga siendo la música. Vamos a ver que tal se portaron.

MIÉRCOLES 27

The Suicide Of Western Culture

Este grupete de chavales se está convirtiendo en la sensación del momento en la escena electrónica española con su disco homónimo. Dieron el gran salto en la pasada edición del Primavera Sound, y están que no paran girando por todo el país. Tengo que reconocer que no les había escuchado antes, lo hizo más grande la sorpresa que me llevé. Siendo los Fuck Buttons muy habituales en mi lista de reproducción, como puede no gustarme su propuesta, aunque sean un poco menos bestias que estos últimos. Electrizante, demoledor, hipnótico, muy grande. Y además aderezado por unas proyecciones realmente curradas. Un espectáculo un poco corto pero sobrado de intensidad. Etiqueta de recomendado merecida.

Animal Collective

Y aquí llegaba lo bueno. Era la primera vez que veía a Animal Collective, así que imaginad las ganas que les tenía. Además quería comprobar si son merecidas las malas críticas que se llevaron en el Primavera Sound: aburridos, lentos, demasiado experimentales, hacen lo que les da la gana sin pensar en que la gente lo pase bien. Pues no, no son merecidas, por lo menos en lo que a ese concierto se refiere.

En mi opinión, que un grupo no tire de lo fácil, que es exprimir su disco más exitoso, no es lo mejor que se puede hacer. En un concierto se va a ver al grupo, no al single que has escuchado mil veces. Es cierto que es lo más divertido, pero no lo que más me llena. Y los de Baltimore me dejaron muy satisfecho. Conocidas solo sonaron Summertime Clothes, Brother Sport y poco más, pero el resto del concierto estuvo sobrado de su personal psicodelia, gritos descontrolados e idas de olla, pero que siempre da la impresión de seguir un perfecto orden. Cierto que algún momento el ritmo y eso enfrió un poco los ánimos, pero si se quiere bailar y saltar continuamente hay que buscar otro grupo. Mención especial a las pricodélicas proyecciones, muy acordes con el sonido que generan. Un gran espectáculo, para que lo disfruten los que realmente idolatran a Animal Collective, no a los que solo les gusta Merriweather Post Pavillion.

JUEVES 28

Joanna Newsom

Para abrir la noche del jueves la encargada era Joanna Newsom, o como la llama mucha gente, la que toca el arpa. A esa gente les vendría muy bien un sitio en el Poble Espanyol para que comprobasen que el arte tocando el arpa es solo una de sus virtudes. Una voz como muy pocas se escuchan, con una personalidad muy muy poco habitual. Este concierto también se hizo muy corto, pero el cuerpo que te deja la californiana es para vivirlo, como flotar con la melodía de su voz. Ya fuese con el arpa en sus manos o sentada enfrente del piano, Joanna llega a unas cotas artísticas excelentes. Pero lo mejor de todo es la capacidad que demostró para transmitir toda la ternura que desprende su voz. El final con Peach Pum Pear fue un momento que solo se puede describir como mágico.

Beach House

Y llegó el gran final. Después de reventar gran parte de las listas de ‘lo mejor de’ con su último trabajo Teen Dream les quedaba demostrarme su valía en directo. Y que demostración.

El setlist se compuso en gran parte por dicho último álbum. Silver Soul, Use To Be, Walk In The Park, Zebra. Todos los temas sonaros hipnóticos y atmosféricos, la misma sensación que se siente al escucharlos en el reproductor pero amplificada varios niveles. Tal vez le faltó un poco de voz a Victoria Legrand en Norway, tal vez el tema insignia que suena habitualmente, pero no deslució para nada el espectáculo. Si hay que pensar en un detalle negativo solo podría ser ese porque el resto del concierto fue totalmente sublime. Nos despidieron con Take Care y nos dejaron los dientes largos y aumentaron mi expectación en cuanto a sus futuros trabajos.

Un gran futuro le espera a este festival si mantienen la misma filosofía en sus próximas ediciones. A mí ya me han ganado solo con la primera.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico