Ellos / Cardiopatía severa

, , 4 Comments


Si eras de los que pensaban que las canciones de Ellos hablaban de amor, puedes ir desengañándote, porque en realidad ‘Cardiopatía severa’, su nuevo álbum, es el primero en el que abordan el tema. O al menos eso es lo que Guille Mostaza y Santi Capote han venido repitiendo estos últimos meses, y de ahí vendrían tanto el corazón abierto de la portada como la presencia de la Orquesta Sinfónica de Bulgaria en la mayor parte de las canciones de este nuevo trabajo, lo que sin duda les da un toque más romántico. Como ellos dicen, «qué mejor envoltorio para unas canciones de amor que violines«.

Y qué mejor single para un álbum de estas características que ‘Cerca’, una canción de puente interminable y estribillo imposible, pero que resume como ninguna la esencia del álbum. Es por ello que no resulta extraño que se hayan arriesgado con este tema como primer sencillo -que, de hecho, al principio ni siquiera estaba entre sus candidatos-, aún cuando el disco se abre con tres píldoras pop mucho más directas como son ‘Lo nuestro’, ‘Hasta el final’ y ‘Justicia cósmica’.

Jota, vocalista de Los Planetas, hace su aparición estelar en ‘Mientes’, mientras que dos componentes de Lori Meyeres hacen los coros en el tema que cierra el álbum, ‘Aún no lo sé’. A pesar de tanta colaboración, sus canciones siguen sonando como siempre, a excepción tal vez de ‘Te echo tanto de menos’, que parece más bien un tema de Los Piratas. Por otro lado y, como es habitual, Santi Capote canta uno de los temas del álbum. Lo que no es tan habitual es que el tema cantado por él -aunque en el estribillo Guille Mostaza le releva- sea el mejor del disco, como lo es ‘Por qué no volvemos’, donde frases del tipo «y nada de hacernos sufrir como te gusta a ti» recuerdan a los mejores cortes de su brillante álbum debut, ‘Lo tuyo no tiene nombre’.

Es por ello que la impresión que queda tras haber escuchado el álbum es la de que Ellos, con cada disco nuevo que sacan, van perdiendo la frescura de sus inicios, a medida que van puliendo cada vez más su sonido -y sus letras, dicho sea de paso-. Pierden una cosa y ganan otra, pero mantienen el nivel y las canciones siguen teniendo su sello inconfundible. Al fin y al cabo, hoy por hoy no hay ningún otro grupo que se les parezca y, si tenemos en cuenta que lo que hacen es pura y simplemente pop -y ahora, además, hablando de amor-, no se puede llegar a otra conclusión: éste es un grupo totalmente necesario. 7,4/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico