Gala inaugural

Divertida y, en algunos momentos, emocionante, pero excesivamente larga, con el añadido del considerable retraso en el comienzo. Flipy comedido en la presentación, afortunadamente. Antonio Banderas recogió emocionado y agradecido la Espiga de Honor del Festival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.