Garbage / Not Your Kind Of People

, , Leave a comment

Es cosa bastante habitual entre los fans de cualquier grupo que no haya ningún tipo de acuerdo sobre cuál es el mejor álbum de la banda en cuestión, pero lo que ocurre con Garbage es otro nivel. Aquéllos que quedaron fascinados con su debut homónimo no tardaron mucho en ponerse a echar pestes de Shirley Manson y los suyos al descubrir en su segundo disco hits incontestables de la categoría de ‘When I Grow Up‘ -como si ‘Garbage’ no fuera carne de radiofórmula de la primera a la última canción-. Del mismo modo, cuando en 2001 vio la luz ‘beautifulgarbage’, los fans de ‘Version 2.0’ -conquistados con temazos como ‘Push It’ o ‘I Think I’m Paranoid’- decidieron, al ritmo del fantástico “Go, baby, go, go”, huir despavoridos para no volver, por mucho que el grupo lo intentara lanzando cuatro años más tarde esa macarrada de disco, maltratada en general por fans y crítica -aunque, por supuesto, también los hay que opinan que es su mejor trabajo- que fue ‘Bleed Like Me’.

Muy emparentado con el título de su último álbum hasta la fecha está el single con el que regresan tras siete años de silencio, ‘Blood For Poppies’, que surge a raíz de un sueño surrealista de la líder del grupo, bien reflejado en un vistoso videoclip con referencias a Buñuel. Esta continuidad en los títulos no se corresponde exactamente con una continuidad en el sonido, pues si bien es cierto que en ‘Not Your Kind Of People’ no hacen nada que no hubieran hecho antes, el álbum no resulta, ni de lejos, tan guitarrero como su predecesor, acercándose más a sus dos primeros trabajos. Así, ‘Automatic Systematic Habit’, de intenso estribillo, podría haber estado en ‘Version 2.0’, al igual que ‘Big Bright World’, que empieza tan bien que por momentos parece que va a ser otro ‘When I Grow Up’… para al final quedarse en una canción buena, pero sin más. Hacia el final del álbum encontramos otros dos temas altamente inflamables: ‘Battle In Me’ y ‘Man On A Wire’. Y ahí se acaba lo bueno, pues el resto del disco consiste en baladas fallidas (‘Beloved Freak’, ‘Not Your Kind Of People’, ‘Sugar’) -en realidad lo de las baladas, con alguna que otra excepción, nunca ha sido lo suyo- y temas que, sin molestar, tampoco aportan nada (‘Felt’, ‘Control’ y la flojita ‘I Hate Love’).

Escuchando el resultado final del álbum, resulta ahora bastante chocante que Shirley Manson se preguntara en una entrevista cómo Madonna podía seguir haciendo con 50 años la misma música que hacía cuando era adolescente. Ni en las canciones de este disco -cuyos títulos, como siempre, parecen sacados de la carta de suicidio de una adolescente de tendencias emo– ni en la estética del grupo parece que haya habido más cambio que el que inevitablemente impone el paso de los años, como pudieron comprobar los afortunados asistentes a esta pasada de concierto que ofrecieron recientemente en Nueva York -en el que, cosas de la vida, Shirley hace un pequeño homenaje a Madonna-. No pasa nada, aceptamos las contradicciones como algo indisociable de cualquier grupo mínimamente interesante y desde aquí animamos a Garbage a seguir dando titulares y desdiciéndose en el futuro. Centrándonos en lo estrictamente musical, ‘Not Your Kind Of People’ es, con bastante seguridad, lo peor que han editado nunca -aunque, conociendo a sus fans, alguno dirá que es lo mejor que han hecho en toda su carrera-. Con todo, si no eres capaz de disfrutar de los guitarrazos de ‘Battle In Me’, el ultra-noventero estribillo de ‘Blood For Poppies’ o la rabia incontenida de ‘Automatic Systematic Habit’, puede que la culpa no sea enteramente suya y todo se reduzca a que, como apuntan en el título del álbum, Shirley y compañía no son tu tipo de gente grupo. ¡Lo que te estás perdiendo! 6,9/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico