Los 50 mejores discos nacionales de 2020 (II): Del 29 al 15, de Mala Rodríguez a Junco y Mimbre

, , Leave a comment

Seguimos con nuestra tanda de los mejores discos de 2020 para esta redacción. Tras la primera tanda vamos a por la parte intermedia de la lista. Ya que vamos con retraso, nos lo seguimos tomando con calma.

2020-discos-nacionales-best (1)

29. Mala Rodríguez – Mala (Universal Music. 2020)

La Mala vuelve a hacer gala de sus múltiples influencias y amistades para gestar ‘Mala‘, disco en el que tienen cabida el EDM, el dancehall y el pop traperizado. Un conglomerado que funciona mejor como piezas sueltas que como un todo, pero que siguen confirmando la capacidad camaleónica de la jerezana. Versos sinceros y una filosofía de hacer lo que te dé la gana porque lo vas a hacer bien que queda patente.

 

28. Marcos y Molduras – Te Espero En Casa (Discos De Kirlian. 2020)

Marcos y Marta han firmado uno de los discos nacionales más sinceros del año. El día a día toma vida en cada tema de la pareja que lleva el punk y el garage a su peculiar tono poperizado bien cargado de noise. Sonidos que nos trasladan al sonido de bandas de la talla de Nosotrash, Mujeres, La Costa Brava o Los Planetas. En ‘Te Espero En Casa’  hay lugar para el costumbrismo y para el

27. Trepàt – Canción Divina ( Miel De Moscas. 2020)

El nuevo largo de los Trepàt llegaba en una fase temprana del año y hay que desempolvarlo para apreciar su calidad y poder.  Noise, electrónica y shoegaze conviven en este ‘Canción Divina’, el nuevo trabajo de los granadinos en el que encontramos alta dosis de química, amor y sentimientos ensalzados por la oscuridad.

26. Marwan – El Viejo Boxeador (Sony Music. 2020)

Marwan nos ha dejado noqueados desde el primer asalto con su nueva colección de temas en los que el artista se llena de luz en una época en la que todos necesitamos ser iluminados. Combativo y siempre optimista a la vez que reivindicativo. En este álbum además honra a su padre, Salmán y acentúa ese espíritu de lucha tocando registros musicales a los que Marwan no nos tenía acostumbrados, y en los que se declara vencedor absoluto en el particular ring del panorama musical nacional.

25. Belako – Plastic Drama (BMG. 2020)

 

 

El trabajo más completo de los Belako, surcando sonidos progresivos, ochenteros, punk, o rock épico. Poca broma con los de Mungía. Crítica social y afianzamiento del sonido Belako, con nombre propio.

24. La M.O.D.A. – Ninguna Ola (PRMVR .2020)

Es increible el proceso de crecimiento de La M.O.D.A, aún sentimos a estos chavales como esos pipiolos que veíamos llenar pequeñas salas de conciertos con su camiseta blanca y su buen hacer. Ahora, tras llenar estadios y anunciar sold-outs consecutivos como churros, vienen con un disco producido Raül Refree y grabado entre Lisboa, Madrid, Barcelona y Andoain. Un disco que mira a los cambios, para bien y para mal, influenciado por esta época convulsa y por el cambio de mentalidad, el crecimiento personal, el cruce de caminos y las elecciones y selecciones. Un Tsunami que nos arrastra más que una Ola.

23. Nueva Vulcano – Ensayo (La Castanya . 2020)

Cada álbum de Nueva Vulcano lleva su correspondiente reposo para poder gestar algo gigante. La banda sigue fiel a su pegada rock y post-hardcore, la huella es evidente, y esa banda underground de Barcelona sigue dando lecciones apoteósicas a los que les miran a ambos lados de la balanza.

22. Dani – Veinte (El Volcán Música.2020)

Menudo debut para la gallega Dani, en ‘Veinte‘ despliega todo el arsenal pesado con influencias que van desde Vanessa Paradis a Mura Masa, desde el R&B clásico al funk afrancesado. Un nuevo referente a marcar en negrita para los cazadores de las nuevas generaciones musicales del país.

21. Hinds – The prettiest Curse (Lucky Number Music Limited.2020)

Hinds no necesitan tapar bocas, porque llevan mucho tiempo demostrando su valor a base de firmar temas de incalculables quilates allá por donde paren. En su tercer álbum el cuarteto además sigue radiando clase, madurez y radar a la hora de detectar la fórmula perfecta para enamorar a melómanos de toda índole. Entre medias les sobra tiempo para versionar a The Clash o para hacértelo gozar en un Teatro Real en un formato sinfónico. Ojalá todas las maldiciones se pasaran con bandas sonoras como éstas.

20. Mausoleo – Absolución ( Desorden Sonoro/Flexidiscos .2020)

Mausoleo ya llamaron nuestra atención desde aquel EP, ‘Extraño’, que facturaran en 2019. Pero adentrarnos en su ‘Absolución’ ha sido la revelación necesaria para caer rendidos ante su post-punk emocional y lleno de puro nervio. Ritmos que se mueven entre Joy Division y Décima Víctima, entre Protomartyr y Futuro Terro,  entre los 80 más oscuros y la reinvención del post-punk. Los valencianos han llegado para reventarlo.

 

19. Biznaga – Gran Pantalla (Slovenly Recordings. 2020)

Los Biznaga reinventan el mito de Narciso en un disco conceptual en el que la adoración a ese nuevo ser superior nos hacer caer rendidos ante la nueva religión a la que rendir plegarias en cada momento mediante notificaciones y exposición continuada. El punk de los Biznaga se refina, su producción es impoluta y las ganas de poder abrazar su directo se antojan más necesarias que nunca.

18. Elphomega – Truly Yours (Ruanda Records.2020)

En diciembre veía la luz este ‘Truly Yours’, nueva masterpiece de Elphomega que factura junto a Ciclo y transita por paisajes sonoros futuristsa en los que el hip-hop clásico confluye con el soul y la lírica tan característica del sevillano.Pasajes oníricos y colaboraciones de auténtico lujo para un artista que no tiene miedo a tocar el palo que le venga dotándole de las texturas más finas del rap en castellano.

17. Melenas – Días Raros (Snap! Clap! Club. 2020)

El cuarteto se ha sacado de la manga un LP de esos de quitarse el sombrero y mover la cabeza hacia la pista. Influencias que bien pueden traernos a la cabeza a las Dum Dum Girls de jam con The Doors, fantasía pura. Del pop árido al rock bailongo, del garage oscuro a la psicodelia emocional, los días raros continúan su punto álgido, en todos los sentidos.

16. Diploide – Embrutecidos Por La Pereza (Galleta Records. 2020)

Tener un disco de los Diploide para rayar hasta la extenuación se puede ver como la mejor vacuna contra el tedio y el empoderamiento de las clases altas, una colección de temas en los que Niño y Garbanzo arremeten con todo el flow contra todo lo que pueden.Tras ir soltando perlas en pequeñas dosis, un largo de la formación se antojaba necesario. Si Prince y Frank Ocean hubieran parado más por Pucela seguro sonarían como esta pareja hijo.

15. Junco Y Mimbre – Junco Y Mimbre ( Hidden Track Records)

María Espinosa decidió hace un año colgarse la guitarra al hombro y formar un grupo que con base en Vic impregnara de magia sus composiciones. Ahora se presentan nueve canciones producidas por Jordi Casadesús y Núria Graham en el estudio Fontderoles de Centelles y donde incluso, sopla la trompeta Raynald Colom. Todos estos nombres forman el entorno familiar donde la idea inicial ha ido fluyendo con naturalidad, Espinosa se ha impregnado de todo un ambiente para asentar su opinión. A grandes rasgos lo que hacen es pop, temas de no más de 4 minutos, sin demasiadas complicaciones, directas y con estribillos que se te clavan allá donde son recordados. Desde la sencillez encuentran una fórmula que transita por instantes espectrales de voz y guitarras cristalinas y desemboca en distorsiones desatadas con agresividad y control.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico