25 febrero 2024

El pasado 30 de octubre vio el primer trabajo en solitario del vocalista de Real Estate, Martin Courtney. No es el único miembro de la banda estadounidense que ha decidido sacar disco en este año 2015 más allá de su proyecto insigne; Matt Mondanile, guitarrista de Real Estate ha hecho lo propio con su grupo Ducktails y Alex Bleeker, bajista de la formación, presentó el LP Country Agenda el pasado mes con su banda Alex Bleeker and The Freaks.

 

Martin_Courtney_by_Shawn_Brackbill

 

Pero centrémonos en el tema que ahora nos ocupa y veamos que nos ofrece Martin Courtney con su primer álbum en solitario. Many Moons tiene la marca inconfundible de su autor, de ahí que sea imposible desligarlo de los trabajos previos de Real Estate, aunque, bajo mi punto de vista, Atlas, el último disco de los de New Jersey, está por encima de este álbum. Pero no nos confundamos con esta afirmación, Martin Courtney tiene mucho que ofrecer en solitario y así lo ha dejado patente en Many Moons.

Si bien con “Awake” nos cuesta un poco desperezarnos, en el segundo corte del disco; “Foto“, empezamos a sentir la esencia de Many Moons, esa que pudimos apreciar con los singles de adelanto; “Vestiges“, “Northern Highway” y “Airport Bar“. Estas cuatro canciones están bañadas por el esplendor y la belleza que Martin Courtney es capaz de otorgar a todo aquello que trasmite a través de su voz, cubierta por ese ya inherente reverb.

artworks-000125460596-p7yra9-original

La instrumentación de las canciones que componen Many Moons es meticulosa y bella, como era de esperar a juzgar por las personas en las cuales recae tal cometido: Matt Kallman, teclista de Real Estate, Julian Lynch y Jarvis Taveniere, componente de Woods. Tiene algo de ensoñación, un toque hipnótico que te hace bagar por parajes idílicos, previamente transitados. Al escuchar “Focus“, nos parece ver merodear alrededor al cuarteto más ilustre de Liverpool. Todo el disco esta recubierto por ese ambiente onírico del cual presumen algunas de las mejores canciones de The Beatles.

Martin Courtney logra trasmitir a través de las melodías de sus canciones una cierta nostalgia. También las letras de Many Moons están impregnadas por esa añoranza del pasado (The past is just a dream). Pero, en conjunto, los diez temas que componen el álbum debut del vocalista de Real Estate, son una píldora cargada de sosiego y placidez.

Os recomiendo que os dejéis seducir por el buen hacer de Martin Courtney, pero tened en cuenta que prácticamente todo lo que escuchéis en Many Moons os sonará tremendamente familiar (si habéis tenido el placer oir previamente algo de Real Estate).