Shakira / Sale el sol

, , 2 Comments

Desde que Shakira comenzó a cantar en inglés, parece haberse desdoblado en dos artistas diferentes que se dirigen a dos públicos estancos sin nada en común. Por un lado están los hispanohablantes, a los que dedica discos de pop donde se alternan baladas y medios tiempos, normalmente con una canción latina como primer single para atraer la atención a golpe de cadera y que nada tiene que ver con el resto de canciones del álbum (‘Fijación oral vol. 1’) y, por otro lado, los angloparlantes, para los que hace discos de rock (‘Oral Fixation vol. 2’) o de electropop (‘She Wolf’), siendo está división aún más cruenta para ellos, pues los singles que lanza son distintos dependiendo de si viven en Estados Unidos (‘Give It Up To Me‘) o en Europa (‘She Wolf‘). La mayor parte de las veces, no obstante, saca el mismo single para todo el mundo, previa traducción del español al inglés o del inglés al español, según lo que proceda y con el esfuerzo que implica que las letras en ambos idiomas vengan a decir más o menos lo mismo y cuadren en ambos casos con la melodía, lo que nos ha dejado frases como “»y va liviano/mi corazón gitano» o «“contigo, mi vida, quiero vivir la vida/y lo que me queda de vida/quiero vivir contigo”». Esto, aparte de ser un esfuerzo estúpido, es una paletada como una catedral y, si le sumamos la costumbre de sacar sencillos de no se sabe dónde (‘Hips Don’t Lie’, ‘Pure Intuition’, ‘Gitana’, ‘Waka Waka’), el resultado es que la carrera de Shakira se basa en una caótica sucesión de singles en dos idiomas que no están incluidos en ningún sitio y que no tienen nada que ver unos con otros.

Tras la publicación el año pasado del sorprendentemente bueno ‘She Wolf’ -o ‘Loba’-, Shaki este año nos trae ‘Sale el sol’, un disco -de horripilante portada- en español, no se nos vayan a enfadar los fans colombianos a los que, por supuesto, no se les puede pedir que escuchen un disco en inglés. Y como buen disco en español, Shakira vuelve a tocar todos los palos que ya había tocado anteriormente en sus canciones en esta lengua, dejando de lado los estilos reservados a los temas en inglés. La novedad es que, esta vez, no sólo el single es un latinazo: el sonido de ‘Loca’ tiene su continuación en ‘Addicted to you’, en ‘Rabiosa’ -cantada con el irritante Pitbull en inglés y con El Cata en castellano- y en ‘Gordita’, a dúo con Calle 13 -lo de “»gordita”, por cierto, es una alusión a sí misma cuando aún era morena y gordita, “»así, medio rockerita»”-. Los tres temas están repletos de esas frases marca de la casa que, o bien no te puedes creer que haya tenido la poca vergüenza de meter en una canción (“»me dicen que tu novia anda con un rifle/porque te vio bailando mambo pa’ mi/que no lo permite”») o bien son incorrectas gramaticalmente (“»esto a ti te va a calentarte»”) o bien directamente no tienen sentido («“tengo a palomo metío en lío/y yo te quiero atracao ahí/ratatᔻ). Pero ¿qué sería de un disco de Shakira sin frases como éstas? Por otro lado, los cuatro temas son un acercamiento más que digno a la música latina en la que, aunque parezca mentira, nunca antes se había adentrado más allá de algún primer single.

Luego encontramos unas cuantas baladas muy parecidas a lo que hacía en sus inicios -más a ‘Pies descalzos’ que a ‘¿Dónde están los ladrones?’, todo hay que decirlo-: ‘Sale el sol’, ‘Antes de las seis’ y ‘Lo que más’. De hecho, seguramente sean las mejores baladas que ha firmado dese ‘Que me quedes tú’. No sólo no chirrían en ningún momento sino que, conservan el encanto de las inimitables y personalísimas letras de Shakira, que no serán las más ortodoxas del mundo, pero honestas lo son un rato. ‘Mariposas’, ‘Devoción’ y ‘Tu boca’ conforman un tercer bloque de canciones, siendo las tres más parecidas a su etapa de ‘Fijación oral’. ‘Mariposas’ parece un descarte de un disco de Ana Torroja, mientras que ‘Tu boca’ debe de tratarse de un homenaje a sus compañeros del coro de la iglesia del que formaba parte de pequeña y que le decían que cantaba como una oveja: de ahí que en el estribillo bale. Vaya manera de estropear una canción. ‘Devoción’, que viene a ser el ‘Las de la intuición’ de este álbum, es por letra, música y estribillo la mejor de las tres y una de las mejores del disco.

Como curiosidad, cabe señalar que ‘Sale el sol’ es el primer álbum de Shakira que incluye una versión -si no consideramos versiones ni a ‘Hips don’t lie‘, ni a ‘Loca‘ ni a ‘Waka Waka‘, claro-. Shakira, la misma que se presentó en ‘7 vidas‘ en chándal y con tacones, versiona al grupo de la quinta mujer más cool del planeta, The xx. La canción elegida es ‘Islands’ y ya la había interpretado en la pasada edición del Glastonbury, con lo que Shakira demuestra de nuevo su gran versatilidad: tan pronto compone un himno para el mundial de fútbol que se hace más famoso que el oficial, como se pone a decir guarradas en una canción de reggaeton o como se marca una versión de la sensación indie del momento. Y son estas cosas las que la engrandecen: a ella en general y a este ‘Sale el sol’ en particular. 7/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico