Archivo de la etiqueta: alex turner

Ginebras publican ‘Alex Turner’, adelanto de su nuevo disco


Arranca la nueva era de Ginebras. El cuarteto adelanta tema de su próximo disco, y bajo el título de ‘Alex Turner’ rinden homenaje al líder de los Arctic Monkeys. Se trata del primer single de su segundo disco, que editarán de nuevo de la mano de Vanana Records.

ginebras--alex-turner

Un himno pop rock para corear al unísono a pleno pulmón a través de su nuevo grito de guerra‘Yo sigo siendo la misma y tú sigues siendo un gilipollas’. El tema viene acompañado de un ingenioso videoclip dirigido por Martina Hache y protagonizado por su amiga Paula Verdera que muestra a muchos tipos de ‘Juanes’ con mil y una caras que siempre son la misma decepción. Las propias Ginebras, personificadas en la figura de Paula, terminan cantandosaltando y pogueando, empoderadas como mujeres que no necesitan a nadie para seguir adelante con sus vidas.

Próximas fechas en directo

4 de junio | Valencia | Festival de Les Arts
24-25 de junio | Barcelona | Pride Barcelona
30 de junio | Madrid | Río Babel
7 de julio | Bilbao | BBK Live
15 de julio | Benicàssim | FIB
29 de julio | Benidorm | Low Festival
10-14 de agosto | Aranda de Duero | Sonorama Ribera
15 de septiembre | Ibiza | Dorado Live
16-17 de septiembre | Granada | Granada Sound
8 octubre | Murcia | Sala REM

Mejores discos internacionales del 2016

Y para acabar el año, os dejamos la lista de los que para nosotros han sido los mejores discos internacionales del 2016.

A seat at the table – Solange

La hermana de Beyoncé se hha puesto las pilas, en su nuevo trabajo mantiene un discurso claro y lo adereza con unas colaboraciones que erizan el cabello cosa mala. Un magno ejercicio de r&b en el que el soul y el hip hop tienen cabida para construir un puzzle musical en el que cada pieza tiene un terminado único, un rara avis que nos habla de sufrimiento y lucha constante, una lucha de la que Solange Knowles sale vencedora.

Blonde – Frank Ocean

Tras Channel, Orange se reafirma como el carismático e indiscutible líder de la música negra con su ansiado nuevo trabajo; Blonde. Durante el camino, ha colaborado con Kanye West, Beyoncé o James Blake. Con cortes de la talla de ”Ivy” o ”Solo”, el estadounidense vuelve a declarar su posición en el emporio del r&b con toques minimalistas y dotes de storytelling. Habrá a quien le duela que este año todo el mundo se suba a su carro, algo estará cambiando.

Dolls of Highland – Kyle Craft

Una de las sorpresas de este 2016 ha sido el debut discográfico de este chico de 27 años oriundo de Missouri en el que encontramos las esencias de grandes como Bob Dylan y David Bowie, junto con formas del rock de los setenta, mezclados en unos grandes arreglos que hacen que suene actual y poderoso (su vozarrón ayuda). Un álbum en el que hay Glam rock, pero también rock sureño, guitarras acústicas y trallas eléctricas, melodías delicadas y mucho sentimiento, pero por encima de todo el mejor espíritu rockanrolero perdido en las últimas generaciones. Un imponente disco de un artista que esperemos que marque época.

Everything You’ve Come To Expect – The Last Shadow Puppets

Cumplen las expectativas sin que se les mueva la gomina del tupé. El segundo álbum de Alex Turner y Miles Kane se ha hecho de rogar ocho años. De los 22 con los que ambos contaban cuando publicaron The Age Of The Understatement a la treintena. Las arrogantes ”Bad Habits” y ”Used To Be My Girl” marcan un disco tan setentero como redondo. En el que incluso cantan por Leonard Cohen en ”Is This What You Wanted”.

Light Upon the Lake – Whitney

Whitney ha sido sin duda uno de los grandes descubrimientos de este 2016. Su primer single, “Woman” apareció en enero de 2016 y cuando por fin presentaron al completo Light Upon the Lake, las expectativas generadas con el primer adelanto del disco, fueron superadas con creces. La belleza impresa en todos y cada uno de sus temas conmueve de una manera adictiva. Melodías tremendamente cuidadas, una voz preciosa y esas guitarras que arrancan sonrisas de felicidad. Todo el disco está repleto de la bella luminosidad de las primeras horas del día. Esto se hace especialmente en temas como “Dave´s Song” (donde el ritmo in crescendo forma una espiral de sonido de la que dificilmente puedes escapar), “Tha Falls” o “Golden Days”

Love & Hate – Michael Kiwanuka

Este cantante y compositor inglés se ha superado en su segundo trabajo, evocando las raíces del rock en un disco que combina perfectamente soul, blues, rock e incluso ritmos africanos. Esto, añadido a su potente directo, ha hecho que para nosotros sea uno de los discos de los mejores discos internacionales del 2016.

Running out of love – The Radio Dept.

Qué duda cabe de que 2016 ha sido un año muy triste para el mundo de la música, con las desaparición de varias de las mayores estrellas del siglo XX y principios del XXI, desde Bowie a Leonard Cohen, pasando por Prince. Pero este año que se acaba también ha sido deprimente desde el punto de vista político. Es por ello que Running Out Of Love, con toda su intensa carga política -que es evidente en los hits ”Swedish Guns” y ”We Got Game”-, no puede resultar mejor compendio de los últimos doce meses. A los no familiarizados con la actualidad sueca se nos escaparán probablemente muchos detalles, pero lo que no se nos escapa es la belleza de temas como ”Commited To The Cause” o ”This Thing Was Bound To Happen”, ambos con preciosas melodías. Bajo los sintetizadores, la playa.

Super – Pet Shop Boys

Los incombustibles Pet Shop Boys han vuelto a contar con la producción de Stuart Price para su último trabajo, como ya hicieran en su anterior álbum, Electric, y los resultados son, de nuevo, brillantes, estando también las canciones de este Super orientadas a la pista de baile, pero siendo esta vez mucho más breves, directas al grano. Todo el álbum gira en torno a un lugar: la discoteca (fabulosas ”Burn” y ”The Pop Kids”) como templo donde rendir culto al propio ego (”Inner Sanctum”, ”Groovy”). Este desenfreno adopta distintas formas a lo largo del LP, ora haciendo un homenaje al italodisco (”Pazzo!”), ora recuperando los ritmos latinos que tanto les gustan (”Twenty-something”). ”Undertow”, ”Say It To Me” y la americanada ”Happiness” completan el combo de temas bailables del disco, que también cuenta con momentos de mayor contención en ”Into Thin Air” o en la adorable ”The Dictator Decides”, sobre un dictador con pánico escénico.

Where have you been all my life – Villagers

Conor J. O’Brien ha conseguido reunir en un solo disco toda la delicadeza, el buen gusto y la emoción de sus canciones y lo logró en un solo día en los Estudios RAK de Londres. Where have you been all my life es un disco conmovedor, en el que O’Brien decidió desnudar sus canciones para presentarnos la esencia de las mismas, despojadas de todo artificio. “Everything I am is yours“, “Courage” o “Darling Aritmethic” son algunas de las joyas contenidas en este disco, razones de peso para ser uno de los mejores discos internacionales del 2016.

Why are you ok – Band of Horses

Con su cuarto disco de estudio, los de Seattle han roto un parón de cuatro años para reafirmarse como una de las grandes bandas americanas del rock independiente del momento. Con temas emotivos a la vez que enérgicos logran convencernos de nuevo con su particular estilo que combina a las mil maravillas el indie mas guitarrero con las texturas Country de toda la vida, a lo que añaden una voz aguda de Ben Bridwell que no tiene precio. Aunque no hayan tenido gran reconocimiento, sin duda, Band of Horses han publicado uno de los mejores discos internacionales del 2016.

Reseñas: The Last Shadow Puppets/ Everything You’ ve Come To Expect:


shadow

Con un título que es toda una declaración de intenciones – “todo lo que has/habéis estado esperando” – la continuación del aclamado debut de los Last Shadow Puppets, “The Age Of Understatement” (2008), ha llegado ocho años después y la espera ha valido la pena. Entre medio,  Alex Turner ha encumbrado a sus Arctic Monkeys como una de las mejores bandas de rock del planeta con dos buenos álbumes ( “Suck It And See” de 2011 y “AM” de 2013), mientras su compañero Miles Kane ha consolidado su carrera en solitario lejos de The Rascals  y se ha postulado como uno de los abanderados del rock británico.

Con este estatus de estrellas de rock, el dueto ha dejado atrás su imberbe juventud al atacar la segunda entrega de su proyecto y eso se nota en el sonido. Si en el debut los aires vintage de clara influencia de Scott Walker eran patentes, con la instrumentación clásica, cierta melancolía e inocencia; en lo nuevo el descaro y la chulería adoptan formas de la música de los setenta, que pueden recordar a bandas sonoras de ciertas películas de espionaje. La sensualidad y los ambientes de lujo – en la actualidad la dupla reside en Los Angeles – fluyen en los surcos del vinilo, con un protagonismo del violinista Owen Pallet (presente en el anterior trabajo de TLSP) que para la ocasión adopta formas múltiples adaptándose a cada ocasión.

La parte mas cañera y gamberra lo dan el single de presentación “Bad Habits” con guitarras contundentes, lo mismo que la rítmica “Used To Be My Girl”. En cambio, en “Aviation”  encontramos el poso del anterior elepé, mientras que en “Dracula Teeth” muerden con un bajo funky, en “Everything You’ ve Come To Expect” con sus susurros y unos teclados repetitivos, en “The Element OF Surprise” y “Pattern” con trabajados arreglos, y en Miracle Alginer”,  “Sweet Dreams TN” y en “The Bourne Identity” con la parte mas melódica de sus compositores (¿la de “Suck It And See”?).

Un segundo disco de confirmación de este super-grupo que mantiene el estilo retro del debut pero que da un giro hacia terrenos sensuales y menos castos, mostrando la evolución de estos dos tipos maduros y curtidos que siguen estando a la altura con uno de los que será, sin dudas, uno de los mejores discos del ejercicio.

 

Mini Mansions / The Great Pretenders

Quizás alguien piense que Mini Mansions no es más que el proyecto paralelo del bajista de Queens of Stone Age; Michael Shuman. Nada más lejos de la realidad. Con su segundo disco, el trio de Los Ángeles (formado por el citado Shuman – que ha cambiado el bajo por la batería-, Tyler Parkford y Zachary Dawes) ha conseguido ser un ente por si mismo sin necesidad de ser relacionados con la banda californiana. Sin duda, The Great Pretenders se ha convertido en uno de los grandes discos del año 2015.

“Freakout!”, canción que inaugura el disco, es una corriente de aire fresco que alegra una sofocante tarde de verano. El ritmo se va acelerando poco a poco mientras Michael Shuman repite una y otra vez, “I’ve been down”. Justo lo contrario de lo que trasmiten las melodías de un trabajo que avanza para dar paso a  unos trepidantes ritmos electrónicos que anuncian un nuevo corte; “Death is a girl”, una de las mejores canciones del segundo trabajo del trío estadounidense. “Creeps” hubiese encajado perfectamente en el último disco de los Arctic Monkeys, del mismo modo que la voz de Alex Turner le sienta como un guante a “Vertigo”, aportándole un toque tremendamente sofisticado. Últimamente, todo lo que hace el británico aparece rodeado por un halo de cierto misterio aderezado con toques de elegancia y bañado por una irresistible sensualidad.

 

ven03_ja_05sep_intro-640x208

Turner no es el único que participa en el último disco de Mini Mansions, Brian Wilson, legendario miembro de los Beach Boys, aporta su granito de arena en “Any Emotions”. Pero volvamos a “Fantasy”, cuarto corte de un disco en el que sonoridades estimulantes se entremezclan con otras más apacibles, dando lugar a una mixtura fascinante. Las capas de teclados se van superponiendo a medida que la voz de Shuman penetra en el cerebro con la reiterante frase “Fools on the run, like I told ya”. Y si te has quedado con ganas de más melodías impactantes y contagiosas, da un pequeño salto hasta el octavo corte del disco, donde la psicodelia impregna sus cuatro minutos y medio. No nos olvidemos que el cantante del grupo es miembro de Queens of Stone Age y eso, se nota. Para muestra, un botón o más bien, “Honey, I’m Home”.

La velocidad decrece a medida que nos acercamos al final y de repente, aparece casi una balada “Heart of a Stone”. Antes de que el sonido se apague por completo, Mini Mansions se despiden con un tema plácido y sosegado que sirve para coger fuerzas antes de volver de nuevo al inicio.

Mini-Mansions-Band-Wallpaper-1024x500

Crónica del concierto de Arctic Monkeys y Miles Kane en el Palacio de Los Deportes (Madrid). Enero 2012.


El pasado viernes Miles Kane y los Arctic Monkeys irrumpieron en nuestro país , de manos de Miles Away, para provocar colas interminables en los aledaños del madrileño Palacio De Los Deportes. Los ingleses son , no hay lugar a dudas, fenómeno de masas que abarcan un amplio abanico de edades entre sus seguidores y  que sigue una marcha imparable, tras llenar la Riviera y el Palacio de Vistalegre, su último logro ha sido rozar el sold-out en su nueva visita a Madrid.

Pero empecemos por Miles Kane, guitarrista, compositor y cantante, sí ese chavalín que formara antaño ‘The Rascals’ y que firmara junto a Alex Turner el ya convertido en clásico ‘The Age Of  The Understatement’ como  ‘The Last Shadow Puppets’. Sus raíces mod obligaron al señor Kane a emprender carrera en solitario y publicar el pasado año su álbum de debut ‘Colour Of The Trap’, para algunos medios uno de los discos británicos del año, álbum que presentaría en exclusiva el pasado viernes noche. Durante algo más de media hora, Miles y su banda se pulieron el disco, aunque tardarían en calentar al público, primeros temas que no acababan de sonar en sintonía con lo esperado, como ‘My Fantasy‘, o ‘Counting Down The Days’ , dieron paso a la algarabía con uno de los temazos de los británicos ‘Rearrange‘ (ese guitarreo mod!) o la luminosidad y los toques power-flower de ‘Quicksand’ , con el que animarían a los más rezagados (que les había).’Come Closer ‘ e ‘Inhaler‘ confirmaron que Miles (nominado por cierto a mejor solista por la revista NME)  y su banda convencen en tempos más acelerados pero que aún no poseen la potencia y la magia en directo que habíamos previsto.

Lo de Alex Turner, Jamie Cook ,Matt Helders y Nick O’Malley es un crecimiento en toda regla, explotación del myspace en su buena época, fenómeno fan, consolidación en la exploración de  nuevos sonidos , firmar  un discazo como es ‘Suck It And See’, explotarlo alternándolo con hits que sigan sonando a rebelión teenager y llenar un recinto de 15.000 personas , algo que no hace cualquier banda ‘indie’. Los jovenzuelos ya han recogido el testigo de bandas como Oasis, Blur y compañía.  Ya pudimos disfrutar del enérgico directo de los de Sheffield en la pasada edición del FIB , podemos decir que en esa ocasión jugaban en casa, pero podíamos hacernos una idea de cómo vendrían a presentar un directo más pulido y rodado medio año después.

¡Vaya con Alex Turner! Su look rockabilly , chupa de cuero y tupé que ya quisiera Danny Zuko, tuvo que hacer renovar el vestuario y cabellera de más de un jovenzuelo .  ‘Don´t Sit Down Cause I’ve Moved Your Chair’ desplegó de su asiento a las gradas y llevó a moverse en avanzadilla a los ocupantes de la pista , al galope de su guitarreo fronterizo , sonido impecable e iluminación acertada , el cuarteto dejaba su soleada cabalgada inicial para derretir el hielo a golpe de un bailongo himno de la banda, ‘Teddy Picker‘ , celebrada sobremanera por los presentes y pogueada por momentos. ‘Crying Lightning‘ quizás es uno de los temás más redondos de ‘Humburg’ , perfectamente ejecutado , aunque con alguna que otra discrepancia en el orden en que debieran de haberla seleccionado (las montañas rusas  rítmicas fueron uno de los handicaps del directo).   El rock más glam llegaba de mano de temas como la coreable (¿influencias de The Last Shadow Puppets inherentes? ) ‘The Hellcat Spangled Shalalala’ y el sabor a clásico de Black Treacle‘. Sin embargo las eufóricas melodías de sus dos primeros trabajos siguen siendo el pilar principal donde se sustenta su espectáculo , así lo manifestaban en temas como ‘Brianstorm’, ‘I Bet You Look Good On The Dancefloor’ o ‘Still Take You Home’ , manteniendo esa esencia punk-rock de sus inicios adolescentes.

No faltaron ‘She´s Thunderstorms’ o ‘Brick By Brick’ dos de los cortes más carismáticos de ‘Suck It And See’ aunque no destacaron sobremanera en el directo, no se puede decir lo mismo del tema pre-bises ,’When The Sun Goes Down’  , el cuál espetó una bofetada energética al recinto para corear al son de Alex . Para los bises dejarían  ‘Fluorescent Adolescent‘  así cómo la vuelta de Miles Kane al escenario. Momento que todos los amantes del ‘The Age Of  The Understatement’ estaban esperando…mala suerte salió de monigote, la encargada de poner el cierre fue ‘505‘, y es que al fin y al cabo los protagonistas eran los Arctic. Atmósfera de cierre al son del acompañamiento guitarrero de Kane, que se sobreponía a la voz de Turner, y baño de masas de los ingleses . El ártico esperaba, pero fuera del recinto.

Os recomendamos visitar la página de los amigos de Musicazul para disfrutar de sus fotos del directo.

The Last Shadow Puppets prepara nuevo disco


Lo último que conocemos de Alex Turner, es el último disco de Arctic Monkeys ‘Suck It And See’, mientras que por parte de Miles Kane, es su debut en largo ‘Colour Of The Trap’, lo que explica la ausencia compositiva de este dúo que tan buenos resultados les dieron a ambos con su ‘The Age Of Understatement’ allá por el 2008 (Nº1 de ese mismo año en la lista de Albums en UK).

Pues bien, la espera ha terminado, ya que Miles ha desvelado que la formación vuelve a la carga este año con la grabación de un nuevo disco que verá la luz a finales del mismo o a comienzos del que viene.No existen más detalles al respecto, pero sabiendo que para el anterior, y sin tener muy claro que de ahí fuera a salir algo y mucho menos un disco, utilizaron dos semanas en Francia (y parieron una joya de 12 kilates), éste si se lo toman con más calma, miedo me dá de lo que pueda salir de esta combinación explosiva, donde el talento está más que demostrado.

Arctic Monkeys / Suck It And See


Tras esta portada tan simple y poco llamativa y de ese título tan provocativo (censurado con pegatina en carátula en Estados Unidos, por cierto) se esconde el cuarto trabajo de los monos de Sheffield, o mejor dicho, Arctic Monkeys. Tengo que admitir que para mí llega justo a tiempo, no mucho después del momento en que considero haber sacado todo el jugo posible a Humbug (2009). Y es que al contrario de lo que se dice por ahí, su tercer álbum no me pareció un trabajo menor, si no diferente, una demostración de madurez y de exploración de nuevos caminos que, como es habitual en todo lo que hacen estos chicos, es necesario mucho tiempo para apreciar cada detalle y sumergirse la sensación global del álbum completo. Siempre es más el disco que la suma de sus canciones.

Pues bien, todo lo dicho antes se cumple de nuevo en Suck It And See. En la primera escucha no mata, y piensas en lo buenos que eran los anteriores, se tiende inconscientemente a desmejorar lo nuevo comparándolo con lo viejo. Pero una semana escuchándolo es suficiente para que florezca y revele sus virtudes. Es muy grande, pero vuelve a ser distinto en su grandeza. Alex Turner y sus compañeros se hacen cada vez más maduros, las melodías vocales se hacen más suaves, pero guardando detalles como el tétrico y delicioso comienzo de ‘She’s Thunderstorms‘ o el maravilloso despunte de guitarra de ‘Black Treacle‘.

Tal vez lo menos llamativo del disco sea el adelanto que nos dieron con ‘Brick by Brick‘, muy coreable para los conciertos pero un poco descolocada dentro del álbum, parece sacada de Favourite Worst Nightmare (2007). Lo que resta son diamantes en bruto del tamaño de puños, tardamos en pulirlos pero deslumbran cuando acabamos. ‘The Hellcat Sprangled Shalala‘ y su sorprendente estribillo, ‘Piledriver Waltz‘ es la nueva ‘Cornerstone’ y ‘That’s where you’re wrong‘ está hecha para acabar un directo en todo lo alto como con ‘505‘.

¿Y qué nos falta? Pues claro, los temas en que se ponen duros. Porque es otra virtud de Suck It And See, la variedad que presenta. La demoledora ‘Don’t sit down ’cause I’ve moved your chair‘ o el adictivo y afilado riff de ‘All my own stunts‘. Pero tenemos una justa ganadora, y no luce por su potencia guitarrera como era de esperar. ‘Reckless serenade‘ se lleva la palma con todas las de la ley. Perfecta conjunción de la suave voz de Alex con la guitarra arpegiada y la percusión en su medido punto, yendo de menos a más y con un final que hace que te deshagas en el asiento. Uno de los mejores temas que les he escuchado.

Un grandioso disco, aunque no se pueda decir que sea más grande que el resto. Pero quién sabe, tal vez dentro de medio año, cuando estemos saciados de él, haya que actualizar este post y coronarlo.

httpvh://www.youtube.com/watch?v=wEjWSYWYaf8&feature=related

Arctic monkeys en España (Madrid y Barcelona): 5/02/10


arcticmadridEl año pasado fueron the Killers y Franz Ferdinand, este año Muse, Editors y The Horrors… ¡y el año que viene ya apunta maneras! pues el próximo mes de Febrero de 2010 tendremos de gira por nuestro país a los ARCTIC MONKEYS presentando su nuevo disco, ‘Humbug’, producido por Josh Homme en el desierto Mojave, que, a pesar de que a día de hoy sólo ha vendido 40.000 copias, este nuevo trabajo se presenta como el más maduro y evolucionado de todos, recibiendo por ello decenas de excelentes críticas en los medios especializados. Seguir leyendo Arctic monkeys en España (Madrid y Barcelona): 5/02/10

Mejores discos de 2008

listado-mejores-discos-del-2008

La lista de mejores canciones 2008 disparó el repaso a este año musical que ha venido cargadito. Una vez más ha habido grandes lanzamientos que han quedado en agua de borrajas (el Chinese Democracy de Guns N’ Roses), cambios de tercio con pocas luces (si, el de bloc party), buenas sorpresas en forma de debut o colaboraciones bajo alineación de supergrupo e inesperados regresos que ofrecen obras maestras.

Y otro año más ante la abrumadora oferta y, por que no decirlo, accesibilidad a lanzamientos y novedades, se hace más difícil seguir todo lo que va saliendo y oírlo, siendo casi un lujo dedicar su tiempo a un disco y haciendo mucho más complicado el hacer una criba entre todo lo que nos ha gustado para ordenarlo en un top.
Ahí van los que consideramos los discos mas destacados de este año:

Seguir leyendo Mejores discos de 2008

The last shadow puppets – Standing Next To Me (c.e.c. #19)

shadow_puppets.jpg

No os hemos hablado aquí de The last shadow puppets y eso que su disco lleva un mes y poco rondando por las tiendas y los reproductores mp3 de los más selectos. Aprovecho que acaban de sacar vídeo de su nuevo single para recomendarles.

Primero os les presento porque no son unos cualquiera los que forman esta banda: Alex Turner, cantante y líder de los Artic Monkeys, y Miles Kane tanto de lo mismo de The Rascals que se conocieron cuando uno de ellos teloneaba al otro (no hace falta que os diga quien telonenaba a quien) son last shadow puppets.
Además han contado a la batería con James Ford de Simian Mobile Disco y a las cuerdas con Owen Pallett de Final Fantasy. Cuidado.
Y les ha salido bien. Muy bien. ‘The Age Of The Understatement’ tiene muchas más influencias que por ejemplo un disco de los Artics y eso le hace mucho mas interesante. Desde las galopantes ‘Only The Truth’ y el primer single ‘The Age Of The Understatement’ que desprenden la tensión propia de un spaghetti western de Ennio Morricone, más influencias fílmicas que por momentos te hacen pensar que estas en medio de una peli de Bond, James Bond -las clásicas, claro-, hasta el estilo pop sesentas orquestado, con unas melodías vocales muy buenas que presiden el disco, mantienen un alto ritmo en el compacto.
Lo bueno es que con todas esas referencias oldies podíamos estar ante un pastiche de cuidado a lo tarantino, pero todo tiene un aire de modernidad, un brío y energía que en aquellos estilos raramente se encontraba.

La cancion que presentan es ‘Standing Next To Me’, el segundo single de este disco -que potencialmente tiene muchos- y un temazo inmediato. La cancion tiene fuerza, una base melódica muy buena y una elegancia única que le aportan los 22 miembros de la London Metropolitan Orchestra dirigidos por el Final Fantasy que colabora con estos shadow puppets.
Ademas el vídeo es mucho mejor que el del primer single y recurre directamente a la raíz de esta música: la estética sesentera con los estilismos de aquella época (chaquetas entalladas de tres botones, pelo casco, cuellos altos, wayfarer), las ingenuas gogos,… en fin los ‘videoclips’ de entonces, que básicamente eran grabaciones de los grupos tocando en platós de televisión (genial el detalle de ellos dos -me cuesta diferenciarlos- sobre sendos pedestales circulares, muy clásico), pero visto desde fuera todo ello en un plano secuencia, siempre evitando la estaticidad de aquellos a los que homenajean.

De regalo en su web hay varios vídeos tocando en directo y en formato semi acústico (solo ellos dos con una guitarra electrica y una acústica) de cinco canciones hasta ahora, los dos primeros singles por supuesto: The Age Of The Understatement y este Standing Next To Me.