Crónica del concierto de Arctic Monkeys y Miles Kane en el Palacio de Los Deportes (Madrid). Enero 2012.

, , Leave a comment

El pasado viernes Miles Kane y los Arctic Monkeys irrumpieron en nuestro país , de manos de Miles Away, para provocar colas interminables en los aledaños del madrileño Palacio De Los Deportes. Los ingleses son , no hay lugar a dudas, fenómeno de masas que abarcan un amplio abanico de edades entre sus seguidores y  que sigue una marcha imparable, tras llenar la Riviera y el Palacio de Vistalegre, su último logro ha sido rozar el sold-out en su nueva visita a Madrid.

Pero empecemos por Miles Kane, guitarrista, compositor y cantante, sí ese chavalín que formara antaño ‘The Rascals’ y que firmara junto a Alex Turner el ya convertido en clásico ‘The Age Of  The Understatement’ como  ‘The Last Shadow Puppets’. Sus raíces mod obligaron al señor Kane a emprender carrera en solitario y publicar el pasado año su álbum de debut ‘Colour Of The Trap’, para algunos medios uno de los discos británicos del año, álbum que presentaría en exclusiva el pasado viernes noche. Durante algo más de media hora, Miles y su banda se pulieron el disco, aunque tardarían en calentar al público, primeros temas que no acababan de sonar en sintonía con lo esperado, como ‘My Fantasy‘, o ‘Counting Down The Days’ , dieron paso a la algarabía con uno de los temazos de los británicos ‘Rearrange‘ (ese guitarreo mod!) o la luminosidad y los toques power-flower de ‘Quicksand’ , con el que animarían a los más rezagados (que les había).’Come Closer ‘ e ‘Inhaler‘ confirmaron que Miles (nominado por cierto a mejor solista por la revista NME)  y su banda convencen en tempos más acelerados pero que aún no poseen la potencia y la magia en directo que habíamos previsto.

Lo de Alex Turner, Jamie Cook ,Matt Helders y Nick O’Malley es un crecimiento en toda regla, explotación del myspace en su buena época, fenómeno fan, consolidación en la exploración de  nuevos sonidos , firmar  un discazo como es ‘Suck It And See’, explotarlo alternándolo con hits que sigan sonando a rebelión teenager y llenar un recinto de 15.000 personas , algo que no hace cualquier banda ‘indie’. Los jovenzuelos ya han recogido el testigo de bandas como Oasis, Blur y compañía.  Ya pudimos disfrutar del enérgico directo de los de Sheffield en la pasada edición del FIB , podemos decir que en esa ocasión jugaban en casa, pero podíamos hacernos una idea de cómo vendrían a presentar un directo más pulido y rodado medio año después.

¡Vaya con Alex Turner! Su look rockabilly , chupa de cuero y tupé que ya quisiera Danny Zuko, tuvo que hacer renovar el vestuario y cabellera de más de un jovenzuelo .  ‘Don´t Sit Down Cause I’ve Moved Your Chair’ desplegó de su asiento a las gradas y llevó a moverse en avanzadilla a los ocupantes de la pista , al galope de su guitarreo fronterizo , sonido impecable e iluminación acertada , el cuarteto dejaba su soleada cabalgada inicial para derretir el hielo a golpe de un bailongo himno de la banda, ‘Teddy Picker‘ , celebrada sobremanera por los presentes y pogueada por momentos. ‘Crying Lightning‘ quizás es uno de los temás más redondos de ‘Humburg’ , perfectamente ejecutado , aunque con alguna que otra discrepancia en el orden en que debieran de haberla seleccionado (las montañas rusas  rítmicas fueron uno de los handicaps del directo).   El rock más glam llegaba de mano de temas como la coreable (¿influencias de The Last Shadow Puppets inherentes? ) ‘The Hellcat Spangled Shalalala’ y el sabor a clásico de Black Treacle‘. Sin embargo las eufóricas melodías de sus dos primeros trabajos siguen siendo el pilar principal donde se sustenta su espectáculo , así lo manifestaban en temas como ‘Brianstorm’, ‘I Bet You Look Good On The Dancefloor’ o ‘Still Take You Home’ , manteniendo esa esencia punk-rock de sus inicios adolescentes.

No faltaron ‘She´s Thunderstorms’ o ‘Brick By Brick’ dos de los cortes más carismáticos de ‘Suck It And See’ aunque no destacaron sobremanera en el directo, no se puede decir lo mismo del tema pre-bises ,’When The Sun Goes Down’  , el cuál espetó una bofetada energética al recinto para corear al son de Alex . Para los bises dejarían  ‘Fluorescent Adolescent‘  así cómo la vuelta de Miles Kane al escenario. Momento que todos los amantes del ‘The Age Of  The Understatement’ estaban esperando…mala suerte salió de monigote, la encargada de poner el cierre fue ‘505‘, y es que al fin y al cabo los protagonistas eran los Arctic. Atmósfera de cierre al son del acompañamiento guitarrero de Kane, que se sobreponía a la voz de Turner, y baño de masas de los ingleses . El ártico esperaba, pero fuera del recinto.

Os recomendamos visitar la página de los amigos de Musicazul para disfrutar de sus fotos del directo.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico