19 mayo 2024

iswHabía ganas de ver a The Fiery Furnaces en sala pequeña, el aforo de la Moby Dick lo demostraba. Poco a poco la entrada fue perfilándose en el lleno que llegarían a congregar los de NY.

Para abrir boca, IsWhat?, desde Cincinnati, hacían entrada en el escenario. Acid-Jazz, Funk alicatado con Hip-Hop, cuatro músicos en escena y al frente un entregado y carismático cantante que a la par que nos invitaba a palmear y a contagiarnos de su rap rabioso, contaba anécdotas y agradecía la respuesta del todavía frío público con temas como Fanta o The life we chose aderezados con el beat vocal de Napoleon Maddox . Un corto repertorio de poco más de media hora que sirvió para la incipiente entrada de The Fiery Furnaces.

Afinamos guitarras, preparamos instrumental , nos colocamos estratégicamente y puntuales, tenemos a los hermanos fiery furnaces en la tarima. Eleanor y Matthew Friedberger formaron la banda hace 10 años en Brooklyn, y durante todo este tiempo han dado amplias muestras de la hiperactividad, eclecticismo y prolificidad absoluta, que hace que con cada disco y con cada directo, todo suene de una manera diferente. Son atípicos, son complejos, y todas estas características se plasman en sus esquizofrénicos directos. No entendamos mal la palabra esquizofrenia, sus cambios de ritmo, sus alternancias de registro, esos punteos cálidos que se ven interrumpidos por frenesí garagera es lo que motiva esta esquizofrenia sonora en directo.

tff

Durante algo más de una hora, los hermanos Friedberger tuvieron tiempo para repasar su último disco I´m Going Away, así como para tocar viejos temas de su extensa discografía. Re-versión de sus temas mezclando pop, blues, folk, garaje, rock desenfrenado pero con una virtuosidad extrema.

Comenzaron con Police Sweater Blood Vow , del complejo y no tan amargo Bitter Tea, pero enseguida empezaron a sonar sus nuevos temas, así Charmaine Champagne incluído en su último trabajo se fundía con su primer tema sin apenas darnos cuenta, a continuación una buena ración de su anterior LP Widow City con Duplexes of the Dead, Automatic Husband y el pelotazo rompecaderas ExGuru, donde ya se metieron a todo el público en su peculiar ambiente.

Durante el recital, en el que apenas hicieron pausa para comentarios o para presentar sus canciones, también tuvieron cabida temas de Blueberry Boat ( sonaron Chris Michaels, y en los bises Chief Inspector Blancheflower) y de Gallowsbird´s Bark (Up In The North, Crystal Clear) que intercalaron con temas de su nuevo trabajo (The End is Near, Drive to Dallas). Una retirada sutil, seguida de un hacerse poco de rogar, para salir y acabar con unos cuantos bises , guiño a los White Stripes incluido, con Eleanor como baterista mientras su hermano tomaba el papel de front-man. Durante los bises pudimos disfrutar entre otras de Worry Worry y Cut The Cake.

En definitiva un concierto ipredecible, donde no triunfó del todo la empatía con el público , pero donde pudimos comprobar como la psicodelia, el rock y la fusión de otros muchos estilos confluyen en esta banda de rock tan dispar como genuina.