Crónica del concierto : José González . Sala La Riviera. Madrid. Febrero 2015.

, , Leave a comment

jg

Foto:Malin Johansson

José González – Abrazando la simpleza de la perfección.

 

José González volvía el pasado martes a nuestro país, para presentar su esperado y recién horneado ‘Vestiges & Claws’ (Imperial Recordings 2015) de manos de Miles Away , en su cita en la madrileña sala La Riviera (siempre sinónimo de ‘a ver cómo suena hoy la sala de la Palmerita’ , que por cierto un poco hizo de las suyas) el sueco partía con un sold out alcanzado semanas antes de tan privilegiada cita.

Público heterogéneo y de todas las edades se daban cita en una fiesta musical donde la delicadeza, el buen gusto y la perfección se combinaban en forma de banda para dejarnos durante algo más de una hora con el corazón palpitando y con la sonrisa perenne.

Se hizo de rogar , pero el cantante y su banda – quinteto para la ocasión – arrebataron el calor del público con su sola presencia en escena ; cariño que de una y otra manera era devuelto por José en forma de maniobras melódicas o frases en castellano con inocente sonrisa .

Afterglaw rompía el silencio e iniciaba el ritual , silencio, expectación, milimétrica perfección en la ejecución, detalles calculados y ritmos que oscilaban entre lo tribal y la americana. Así empezaban, sin aspavientos, hilando sin inmutarse con ‘Stories We Build, Stories We Tell’ , dos temas bastaron para que el de origen argentino se dirigiera al público madrileño y darnos la bienvenida y las gracias por acompañar la presentación de su nuevo trabajo.

Quizás esa fue una de las pegas del directo, muchos no habían catado ese nuevo trabajo lleno de piezas de folk lleno de matices, de detallismos que rompen como olas silenciosas contra los acantilados, pero el desmenuzarlo en directo sin apenas haberlo saboreado hizo que se postrara aún más bello en su ejecución. ‘Let It Carry You’.

‘In Our Nature’ y ‘Killing For Love’ nos transportaban a la anterior época de José, al igual que lo hizo cuando valientemente se plantó con su acústica y frente a una atentísima sala alternó unos cuantos temas de ‘Veneer’ , destacando ‘Hints‘ y la increible versión que tomó de sus compatriotas The Knife, sí  ; hablamos de ‘Heartbeats‘ , maravilla donde las haya. Interludio que no hizo sino potenciar esa imagen de orfebre compositor que de él tenemos.

No falto tampoco la cover de Massive Attack , ‘Teardrop’ ni la incursión en esta nueva etapa – como decíamos – que se notó en temas como ‘Every Age’ o‘Leaf Off /The Cave’ ;y hablamos de ese nuevo trasfondo que va tomando la música de la banda, porque el tiempo dedicado a Junip, o su incursión en las bandas sonoras, ha ido también derivando su visión musical , llegando a una perspectiva de amplias miras en las que confluye la electrónica sutil con la ingeniería de cuerdas. Muestra de ello fue además la inclusión en el concierto del proyecto de su compañero James Mathé ( Barbarossa) , de nuevo más hermanado con Junip que con su solo-project.

De Junip también fueron recuperados unos cuantos temas ‘Always‘ y la tornada a épica ‘Walking Lightly’ para cerrar un directo impoluto teñido de preciosismo y adornado de virtuosismo, una noche en la que dejarnos abrigar por las composiciones del señor González y abrazar la simpleza de la perfección.

 

 

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico