The xx / Coexist

, , Leave a comment

The xx es el grupo de moda. No es de extrañar: su primer álbum fue el debut más emocionante que escuchamos desde el de Vampire Weekend, sus videoclips molan -no nos olvidamos del supercool ‘Islands‘- y sus tres miembros, tan pálidos y siempre tan de negro, tienen pinta de superestrellas -Romy fue nombrada quinta mujer más cool del planeta por el NME, Oliver hipnotiza en directo con su estudiadísmo flequillo, que parece que no se va a mover pero al final sí, y Jamie se está convirtiendo en uno de los productores más solicitados del momento-. Ya los conoce –¡y los versiona!– hasta Shakira, quizá la cantante más inculta musicalmente sobre la faz de la Tierra -ya podría aprender de su amigo Miguel Bosé, que ha escuchado hasta al último grupo indie del planeta aunque el 80% no le guste-.

Ya os comentamos este verano, un tanto preocupados, la mala impresión que nos había causado el público del Arenal Sound, que parecía haber acudido al festival más para tuitearlo y lucir pulserita a la vuelta de las vacaciones que para disfrutar de los grupos que tocaron en Burriana. Algo nos dice que ese mismo público es el que está detrás del fugaz sold out del trío londinense en Madrid. Queda muy in la foto de la entrada del concierto colgada en Instagram, ¿verdad?

Pero entonces, ¿ninguno de los asistentes acudirá seducido por la calidad de su segundo trabajo, ‘Coexist’? Puede que sí: un 1% del público, por poner porcentajes, como Bosé. Porque el segundo álbum de los xx es un trabajo ultra-elitista con el que ni en sueños un grupo que no estuviera tan en boga como lo están ellos en este momento podría agotar las entradas. Son increíbles las contemplaciones que los oyentes están teniendo con este álbum, ¡incluso hay gente que escribe comentando lo mal que se siente porque no es capaz de hacer que ‘Coexist’ le guste! ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿No debería ser el grupo el que tenga miedo de que sus canciones no gusten al público, y no al revés? ¿De verdad dar un concierto lleno de gente que va para hacerse la foto es algo que beneficia a un artista?

Contrariamente a ‘XX’, ‘Coexist’ es un disco cero accesible, autocomplaciente, repetitivo y, sobre todo, aburrido. Aburrido hasta tal punto que el primer sencillo, ‘Angels’ -que bien podría haber sido la cara b de un hipotético quinto single de su debut-, resulta ser, escuchado el resto, lo mejor del álbum. ‘XX’ se llevó muchas alabanzas del tipo «menos es más» y «en la sencillez está el gusto» y, en este sentido, ‘Coexist’ supone una huida hacia delante que no les ha podido salir peor. El álbum es tan minimalista que, por no tener, no tiene ni melodías -a menos que consideremos como tales esas notas que suenan cada diez segundos- ni tiene letras -a menos que consideremos como tales esas frases que susurran cada treinta segundos-. Que tampoco es que las letras de su debut fueran espectaculares, pero no se puede negar que tuvieran momentos emocionantes: el “I think we’re superstars, you say you think we are the best thing” de la preciosa ‘VCR’, ‘Heart Skipped A Beat’ en su integridad, etc.

Seguro que, con las escuchas suficientes, ‘Coexist’ es un álbum que acaba gustando. Seguro que habrá quien se enganche a la horrenda ‘Missing’ y su espantoso dúo Romy-Oliver a las voces -un recurso del que abusan-, al cansino “never not ever again” de ‘Reunion’, al “we used to be closer than this” de ‘Chained’… quién sabe, puede que hasta haya alguien a quien le termine por gustar ‘Unfold’. No seré yo, que hasta que descubrí que ‘The Smell of Our Own‘ era uno de mis álbumes favoritos de todos los tiempos me lo tuve que poner cincuenta veces, el que condene que haya quien se ponga otras cincuenta veces un disco que no le acaba de gustar pero en el que le parece haber encontrado una melodía o una letra que le apetece volver a oír. El problema es que eso es imposible con este álbum y ponérselo más de dos veces es, simple y llanamente, masoquismo. ¿Para ser indie hay que sufrir? 3/10.

 

Leave a Reply

(*) Requerido, tu email no se har pblico